Gantz World


 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Nos mudamos a: http://gantz-world.forumotion.com/forum Te invitamos a seguir roleando allá.

Comparte | 
 

 The Holders

Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
ReyDingo
Admin/Master
Admin/Master
avatar

Mensajes : 626
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 29/10/2010
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100

GP GP : 0

MensajeTema: The Holders   Lun Jul 25, 2011 1:45 am


Lista
001. The Holder of the End
002. The Holder of the Beginning
003. The Holder of Eternity
004. The Holder of Nothing
005. The Holder of Light
006. The Holder of Song
007. The Holder of the Path
008. The Holder of Wealth
009. The Holder of Wisdom
010. The Holder of Ambition
011. The Holder of Life
012. The Holder of Death
013. The Holder of Darkness
014. The Holder of the Adversary
015. The Holder of the Past
016. Holder of the Future
017. Holder of the Present
018. Holder of Passion
019. Holder of Innocence
020. Holder of Deception
021. Holder of Rage
022. Holder of Chaos
023. Holder of Hate
024. The Holder of Color
025. Holder of Creation
026. Holder of Time
027. Holder of Famine
028. Holder of Clarity
029. Holder of Frost
030. The Holder of the Flame
031. Holder of Silence
032. Holder of the Speed
033. Holder of Wind
034. Holder of Oblivion
035. Holder of Fear
036. Holder of Faith
037. Holder of Confusion
038. The Holder of Accuracy
039. Holder of Absence
040. Holder of the Abandoned
041. Holder of Solitude
042. Holder of the Star
043. Holder of Earth
044. Holder of War
045. Holder of Peace
046. Holder of the Mirror
047. The Holder of the Bloom
048. Holder of Sacrifice
049. Holder of the Grail
050. The Holder of the Afterlife
051. Holder of Illusion
052. Holder of Disgust
053. Holder of the Anvil
054. Holder of the File
055. The Holder of Cruelty
056. Holder of Reality
057. Holder of the Truth
058. Holder of Lies
059. Holder of Work
060. Holder of Twins
061. Holder of Madness
062. Holder of Salvation
063. Holder of Damnation
064. Holder of Nature
065. Holder of Agony
066. Holder of Greed
067. Holder of the Cosmos
068. Holder of the Negative
069. Holder of the Mind
070. Holder of the Map
071. Holder of the Sky
072. Holder of Sanity
073. The Holder of Triumph
074. Holder of the Mark
075. Holder of Chance
076. Holder of Fate
077. Holder of Divinity
078. Holder of the Rails
079. Holder of the Flesh
080. Holder of Extravagance
081. Holder of Simplicity
082. Holder of Purity
083. Holder of Corruption
084. Holder of Dreams
085. Holder of Sorrow
086. Holder of the Lens
087. Holder of Youth
088. Holder of Void
089. Holder of the Heart
090. Holder of the Seeker
091. Holder of Honor
092. Holder of Salmacis
093. Holder of Slaughter
094. Holder of the Self
095. Holder of the Purpose
096. Holder of Rest
097. Holder of Martyrdom
098. Holder of the Second Seed
099. Holder of the Remains
100. Holder of the Tower
101. Holder of Cognition
102. Holder of the Soul
103. Holder of the Pact
104. Holder of Destruction
105. Holder of the Voice
106. Holder of Intuition
107. Holder of the Blue
108. Holder of the Red
109. Holder of Rigor Mortis
110. Holder of Humility
111. The Holder of the Neverender
112. Holder of Victory
113. The Holder of Surrender
114. Holder of Reincarnation
115. Holder of Pestilence
116. Holder of Guilt
117. Holder of the Syzygy
118. Holder of Joy
119. Holder of Cowardice
120. Holder of Sweets
121. Holder of Midnight
122. Holder of Health
123. Holder of Obsession
124. Holder of Prestige
125. Holder of Forgiveness
126. Holder of Isolation
127. Holder of the Seven Masks
128. Holder of Memories
129. Holder of the Downtrodden
130. Holder of the Script
131. Holder of Loyalty
132. Holder of Fame
133. Holder of Compassion
134. The Holder of Skepticism
135. Holder of the Odds
136. Holder of the Fact
137. Holder of Submission
138. The Holder of Denial
139. Holder of Entertainment
140. The Holder of Forsaken Reality
141. Holder of the Wheel
142. Holder of Balance
143. Holder of the Seal
144. Holder of the Cost
145. Holder of the Harvest
146. Holder of the Sun
147. The Holder of the Ego
148. The Holder of History
149. Holder of Nightmares
150. The Holder of Numbness
151. The Holder of Tyranny
152. The Holder of Repose
153. Holder of Structure
154. Holder of The Boom
155. Holder of Muse
156. Holder of the Shield
157. The Holder of Mercy
158. Holder of Respite
159. The Holder of Treachery
160. The Holder of the Paranoid
161. The Holder Of Loss
162. The Holder of Sickness
163. The Holder of Decay
164. Holder of Devotion
165. Holder of Research
166. Holder of the Ethereal
167. The Holder of the Palette
168. Holder of Zeal
169. The Holder of Mortality
170. Holder of the Centuries
171. The Holder of Infinite Patience
172. Holder of Obedience
173. Holder of Shadows
174. Holder of Detachment
175. The Holder of Ashes
176. The Holder of Opening Doors
177. The Holder of the Shooting Star
178. Holder of Change
179. Holder of Trajectory
180. Holder of Seduction
181. Holder of the Five Rings
182. Holder of Shame
183. Holder of Belief
184. Holder of Brutality
185. Holder of The Game
186. Holder of Understanding
187. Holder of Ecstasy
188. The Holder of The Blank Canvas
189. Holder of Justice
190. Holder of Putridity
191. The Holder of Secrets
192. The Holder of Indulgence
193. The Holder of the Kiss
194. The Holder of the Destroyed
195. The Holder of Trade
196. Holder of Penance
197. The Holder of Laughter
198. Holder of Blazes
199. Holder of Thrill
200. The Holder of Fantasy
201. Holder of Identity
202. Holder of Clairvoyance
203. The Holder of Images
204. Holder of Imagination
205. The Holder of the Influence
206. Holder of the Northern Light
207. Holder of Hope
208. Holder of the Firstborn
209. Holder of the Eastern Seas
210. The Holder of Sound
211. The Holder of Finality
212. The Holder of Pain
213. Holder of Grace
214. Holder of Vanity
215. Holder of Chastisement
216. The Holder of Poverty
217. The Holder of Harmony
218. The Holder of Prophecy
219. The Holder of Warfare
220. The Holder of Ingenuity
221. The Holder of Prehistory
222. Holder of Science
223. The Holder of the Equation
224. Holder of Is
225. The Holder of Lore
226. Holder of Gore
227. The Holder of Music
228. The Holder of False Truth
229. The Holder of Friendship
230. The Holder of All Consuming Despair
231. Holder of Sympathy
232. The Holder of Deliverance
233. The Holder of Sincerity
234. Holder of Order
235. The Holder of Valor
236. Holder of Trust
237. Holder of Space
238. The Holder of Chastity
239. The Holder of Details
240. The Holder of the Finale
241. The Holder of Temptation
242. The Holder Of Insistence
243. The Holder of Degeneracy
244. The Holder of the Lionhearted
245. The Holder of Etiquette
246. The Holder Of Jealousy
247. Holder of Metaphor
248. The Holder of Selfishness
249. Holder of the Blaze
250. Holder of the Human Spirit
251. The Holder of Injustice
252. The Holder of Learning
253. The Holder of Fiction
254. Holder of Strength
255. The Holder Of Perversion
256. Holder of Hunger
257. Holder of Endurance
258. The Holder of Gemini
259. The Holder of Imprisonment
260. The Holder of Revenge
261. Holder of The Worm
262. Holder of Eden
263. The Holder of Sanguine
264. The Holder of Repentance
265. The Holder of Suffering
266. The Holder of Rapture
267. Holder of the First Shard
268. The Holder of Forever
269. The Holder of Nerve
270. The Holder of Thunder
271. Holder of Relaxation
272. Holder of Melodies
273. The Holder of Betrayal
274. Holder of Mourning
275. Holder of Heroism
276. Holder of Insanity
277. Holder of Longevity
278. Holder Of Lust
279. Holder of Foolishness
280. Holder of Freedom
281. The Holder of Vindication
282. The Holder of the Conscious
283. Holder of Labor
284. Holder of Candles
285. The Holder of Blasphemy
286. Holder of Dross
287. The Holder of Milgram
288. The Holder of Peregrination
289. The Holder of Literature
290. The Holder of Vibration
291. Holder of the Companions
292. The Holder of Visions
293. Holder of Deletion
294. The Holder of Decision
295. The Holder of Immolare
296. The Holder of the Noose
297. The Holder of the Firefly
298. The Holder of Community
299. The Holder of Bloodlust
300. The Holder of Woe
301. The Holder of Help
302. The Holder of Abnegation
303. The Holder of the Chthonic
304. Holder of The Holocaust
305. Holder Of Cataclysm
306. The Holder of The Angel
307. Holder of Winter
308. The Holder of Depression
309. Holder of Courage
310. The Holder Of Terror
311. The Holder of Deities
312. The Holder Of Alms
313. The Holder of Piety
314. The Holder of Phlogiston
315. The Holder of Hypocrisy
316. The Holder of Thought
317. The Holder of Legacy
318. Holder of Good and Evil
319. Holder of Altruism
320. The Holder of the Law
321. The Holder of Conscience
322. The Holder of Futility
323. The Holder Of Hopelessness
324. The Holder of Desperation
325. The Holder of Restraint
326. The Holder of Luck
327. Holder of the Western Seas
328. The Holder of Treasure
329. The Holder of Perdition
330. The Holder of the Story
331. The Holder of the Fragile
332. Holder of Absolution
333. The Holder Of Karma
334. The Holder of the Beholden
335. Holder of Collections
336. The Holder of Skin
337. Holder of Galaxies
338. The Holder of All That Ever Was But Is No Longer
339. The Holder of Choice
340. The Holder of Turmoil
341. The Holder of The Loop
342. The Holder of Instruction
343. Holder of Servitude
344. The Holder Of Fire
345. The Holder of Envy
346. Holder of Charms
347. The Holder of Exit
348. The Holder of The Rose
349. The Holder Of The Note
350. The Holder of Serenity
351. The Holder of Number
352. Holder of The Challenge
353. The Holder of Vibrance
354. The Holder of Relinquishment
355. The Holder of Realization
356. The Holder of Edges
357. Holder of Anguish
358. The Holder of Improvement
359. The Holder of Deviance
360. The Holder of Fury
361. The Holder of Logic
362. The Holder of Apathy
363. The Holder of Tragedy
364. Holder of the Glyph
365. The Holder of the Year
366. Holder of Sadism
367. The Holder of Continuation
368. The Holder of Paradise
369. Holder of Gluttony
370. The Holder Of Beauty
371. The Holder of Boredom
372. The Holder of Adaptation
373. The Holder of Blessed
374. The Holder of Nod
375. The Holder of the Gods
376. The Holder of Safety
377. The Holder of Twilight
378. The Holder of Thirst
379. The Holder of the Five Phases
380. The Holder of The Knowledge of Good and Evil
381. The Holder of the Unknown
382. The Holder Of The White Moon
383. The Holder of Misery
384. The Holder of What Never Was
385. The Holder of the Plague
386. The Holder of the Living End
387. The Holder of Disbelief
388. Holder of Bliss
389. The Holder of Magnetism
390. The Holder of the Eight Directions
391. The Holder of Sentience
392. The Holder Of The Mist
393. The Holder of The Beast
394. The Holder of The Returned Hope
395. The Holder of Satisfaction
396. The Holder of Respiration
397. The Holder of Crushed Aspirations
398. The Holder of Chirography
399. The Holder of the Unseen Colour
400. Holder of Attachment
401. The Holder of the Found
402. The Holder of Lost Hope
403. Holder of The Many
404. Holder of the Missing
405. The Holder of Sloth
406. The Holder of Data
407. The Holder of Fortune
408. The Holder of Tomorrow
409. The Holder of Moisture
410. The Holder of Progress
411. The Holder of Catharsis
412. The Holder of Meaning
413. The Holder of Measure
414. The Holder of Commitment
415. Holder of Malice
416. The Holder of Authority
417. The Holder of Crafts
418. The Holder of Restlessness
419. The Holder of the Parable
420. The Holder of Belonging
421. The Holder of Immortality
422. Holder of Panic
423. Holder of Delirium
424. The Holder of Paradox
425. The Holder Of Contrapasso
426. The Holder of Idiocy
427. The Holder Of The Living Unborn
428. The Holder of Holes
429. The Holder of Development
430. The Holder Of The Dirge
431. The Holder of Agility
432. Holder of the Celestial Spheres
433. The Holder of Filth
434. The Holder of the House
435. The Holder of Awe
436. The Holder of Miscarriage
437. The Holder of Innocent Laughter
438. The Holder of Babel
439. Holder of Concealment
440. The Holder of Reverie
441. The Holder of Tranquility
442. The Holder of Holders
443. The Holder of Ambivalence
444. The Holder Of Serpents
445. The Holder of Summons
446. The Holder of The Absolute
447. The Holder of Momentum
448. Holder of The First Seed
449. The Holder of Virility
450. The Holder of Wolves
451. The Holder of Transformation
452. The Holder of Technology
453. The Holder of Uniqueness
454. The Holder of The Cipher
455. The Holder of the Second Shard
456. The Holder of Discernment
457. Holder of Vengeance
458. The Holder of the Dragon
459. The Holder of the One
460. Holder of Excuses
461. The Holder of Essance
462. The Holder of Solipsism
463. The Holder of the Sparrow
464. The Holder of You
465. Holder of Obscurity
466. The Holder of the Transition
467. Holder of Doubt
468. The Holder of Synchronicity
469. The Holder of Revelry
470. The Holder of Carelessness
471. Holder of the Schism
472. The Holder of the Last Dream
473. The Holder of the Bardo
474. Holder of the Cleansed
475. Holder of Coincidence
476. The Holder of Comfort
477. Holder of Forgotten Truths
478. The Holder of Academia
479. The Holder of Eisoptrophobia
480. The Holder of Paranoia
481. Holder of The Universe
482. The Holder of Enlightenment
483. The Holder of the Code
484. The Holder of the Eight
485. The Holder of the Nibelung
486. The Holder of Self-Loathing
487. The Holder of Acceptance
488. The Holder of Grief
489. The Holder of the Blazon
490. Holder of Love
491. The Holder of Exodus
492. The Holder of Observation
493. The Holders of the Psyche
494. The Holders of Brotherhood
495. The Holder Of Pleasure
496. The Holder of the Sought
497. The Holder of the Internet
498. The Holder of the Seen
499. The Holder of the Motive
500. The Holder Of Birth
501. The Holder of Floccinaucinihilipilification
502. The Holder of Uncertainty
503. Holder of Humanity
504. The Holder of Radiation
505. The Holder of Disease
506. The Holder of Redemption
507. The Holder of the Unending Storm
508. The Holders of The Dark Lighthouse
509. The Holder of Waste
510. The Holder of Alliances
511. The Holder of Farewell
512. The Holder of Comparisons
513. The Holder of the Watchers
514. The Holder of Pride
515. The Holder of Heaven
516. The Holder of Disaster
517. Holder of Pandemonium
518. The Holder of Religion
519. The Holder of Remorse
520. The Holder Of Conformity
521. The Holder of the Debt
522. The Holder Incognito
523. Holder of Quintessence
524. The Holder of Power
525. The Holder Of Burning Winds
526. The Holder of the Fetters
527. The Holder of Transgression
528. Holder of Wrath
529. The Holder of Age
530. The Holder of Motion
531. The Holder of Being
532. The Holder of Eyes
533. The Holder of Mockery
534. The Holder of the Cycle
535. Holder of Banishment
536. The Holder of Self-Control
537. The Holder of the Horizon
538. Holder of the Journey
2538. Holder of Legion



[font=Times New Roman]En cualquier ciudad, en cualquier pueblo, hay una institución mental o una casa a medio del camino donde puedes intentar ir por un objeto. Había 2538 de esos objetos, pero 2000 se perdieron.

Los restantes 538 nunca deben estar juntos. Jamás

Estas historias han sido recogidas de varias fuentes, muchas de las cuales son mas bien cuestionables, pero todos tienen una trama similar; ellas cuentan la historia de un numero de objetos, los cuales, cuando se ponen juntos, traerán horribles consecuencias, detalles de como la gente se vuelve loca

La veracidad de estas historias esta siempre en cuestión; así es como estaba pensado ser. Nadie sabe si esos objetos son reales, o si de hecho hay un número fijo de objetos que existen en el mundo que anhelan una reunión con los suyos. La especulación corre desenfrenada; parte de lo que hace a las historias de The Holders tan incitante es la posibilidad de cualquier persona de ir a una institución mental, preguntar por visitar a un Holder, y estar forzado a someterse a una prueba de fuerza para conseguir un objeto.

Algunos de los Holders han posteado sus propias historias, añadiéndole misterio a una asustadiza y enerveradora serie. Este sitio es meramente un archivo; Los Holders por si mismos han saltado a los campos del reino y sabiduría de tiempos inmemorables, y los objetos están inquietos por su reunión.

Los objetos, poderosos y temibles, tienen la habilidad de libremente obtener su propia volición, y llamar por ciertos individuos. Estos individuos se convierten en Seekers (buscadores), sus historias son retorcidas y detestables, al igual que las de los objetos. Esos buscadores han salido por 3 razones principales: Buscar Poder, Buscar reunión o Buscar separación (N del T: to Seek for Power, to Seek for Reunion, or to Seek for Separation, tiene mas sentido en ingles). Sus metas son conocidas por cambiar y mutarlos en villanos y monstruos pero solo podemos esperar que sean solo una corazonada para alejarnos de estos enemigos.

Quizás haya una buena razón para que hayas llegado a este sitio, querido lector. Los objetos han de estar llamando

Responderás la llamada?


The Holder of the End (El Holder del Fin)

En cualquier ciudad, en cualquier pueblo, ve a cualquier institución mental o una casa al medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of the End”. Si ves un rostro de niño asustado venir desde los trabajadores, entonces serás llevado a una celda en el edificio. Va a estar en una sección profundamente escondida del lugar. Todo lo que oirás es el sonido de alguien hablando consigo mismo en el eco de las paredes. Es un lenguaje que no comprendes, pero toda tu alma sentirá un terror indescriptible.

Si se detiene de hablar en cualquier momento, DETENTE y RAPIDAMENTE di fuertemente “Solo pasaba por aquí, Deseo hablar.” i el silencio continua, huye. Vete, no te detengas por nada, no vayas a casa, no te quedes en una posada, solo sigue corriendo, duerme cuando tu cuerpo caiga. Ya sabrás en la mañana si tu escape fue efectivo.

Si la voz en el pasillo regresa después de que tú dijiste esas palabras continua. En la celda lo único que veras es un cuarto sin ventanas con una persona en la esquina, hablando un extraño lenguaje y acuñando algo. La persona solo responderá a una sola pregunta “ Que pasa cuando todos están juntos. La persona te mirara fijamente a los ojos y te responderá la pregunta con horripilantes detalles. Muchos se vuelven locos en esa celda, algunos desaparecen después del encuentro, unos cuantos acaban con sus vidas. Pero la mayoría hace la peor cosa, y miran el objeto en las manos de la persona. Tú también querrás hacerlo. Estas advertido de que si lo haces, tu muerte será cruel, tenaz y horrible.

Tu muerte estará en ese cuarto, en las manos de esa persona.

Ese objeto es 1 de 538. Nunca deben estar juntos.



The Holder of The Beginning (El Holder del Comienzo)


En cualquier ciudad, en cualquier pueblo, ve a cualquier institución mental o una casa al medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of The Beggining” Una sonrisa vendrá de la persona, casi diciendo, “vaya estúpido.”

Serás llevado pasillo abajo por un corredor, aparentemente saliendo a un lugar que no debería. Físicamente, ese lugar no debería existir en ninguna parte de la institución, pero ahí esta. El corredor estará en un silencio eterno, incluso si intentar hacer ruido. Los gritos morirán antes de salir de tu boca, y tus pasos serán amortiguados. El guía solo te llevara a un punto en una puerta.

Si entras, veras un cómodo cuarto lleno de un placentero olor a un perfume inidentificable. En el centro del cuarto, veras a una hermosa mujer manteniendo sus brazos como si cargara algo; Viendo un poco mas allá, te darás cuenta que, de hecho, no esta cargando nada en absoluto. Este cuarto se mantendrá en silencio al igual que el corredor que dejaste, no importa cuanto lo intentes. La única excepción es que hagas una pregunta “Porque están separados?” La mujer entonces te explicara, con insoportable detalle, cada horrible evento en la historia, cada lucha, cada guerra y cada violación. Ningún hecho en la historia del universo escapara de tus oídos. Cuando ella acabe, todo caerá en el silencio. Eres libre de hacer lo que quieras con esta información.

Esa mujer es el Objeto 2 de 538. Esta en ti si son juntados o no.



The Holder of The Eternity (El Holder de la Eternidad)


En cualquier cuidad, en cualquier pueblo, ve a cualquier institución mental o una casa al medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of The Eternity” Un suspiro podría salir del sujeto y te mirara con suma piedad. Te llevaran abajo en un vuelo de escaleras en donde debería estar la base del edificio, pero no lo esta.

Mientras mas y mas abajo estés en la parte de abajo del edificio, comenzaras a oír un coro de gritos. Al principio será apenas audible, como si se originara en un lugar muy lejano, pero mas cerca del fin del corredor, los ruidos se convertirán en zumbidos tan ruidosos que pareciera que consumiese a los demás ruidos. Pronto, el estruendo se volverá tan doloroso que sentirás la necesidad de clavarte tus propios oídos para escapar de el; se avisa de resistir este impulso, o cualquier otra cosa que haga imposible tu misión. Un trabajador te mostrara una puerta, cubriéndose ambos oídos. Tan rápido como pueda, abrirá la puerta y huira, dejándote solo en este entumecedor y oscuro pasillo.

Esta es tu última oportunidad de correr. Si decides continuar, abre la puerta; El perforador lamento acabara abruptamente, dejándote los oídos zumbantes. El cuarto al que entraras estará cubierto en una casi tangible y consumidora oscuridad pero muy por lejos el fin de la habitación. Ahí, apegado a la pared, estará una figura famélica, cubierta en carne cruda. Te mirara fijamente con una expresión maniaca en su cara a pesar de estar lleno de heridas y con un escarpelo medio enterrado en el pecho. Ahora será tu única oportunidad para salvarte, y la única manera es preguntar “Quien los creó?”

El cacareara de la forma en la que un animal lo hace antes de morir antes de responder. Te contara la historia más terrorífica que hayas escuchado, mas aya de los primitivos conceptos de dolor y muerte. Entrara en la pura esencia de la maldad; Aquellos de mente débil se vuelven locos al oír la historia del sujeto, así que mantente fuerte, no importa cuán débil se pueda sentir tu mente.

Cuando acabe, podrás acabar con su vida, liberándolo de su terrible carga. Remueve el escarpelo y temblara de agonía antes de caer en silencio… por siempre.

Ese escarpelo es el Objeto 3 de 538. Esta en tus hombros si los demás deben ser protegidos o destruidos.



The Holder of Nothing (El Holder de la Nada)


En cualquier cuidad, en cualquier pueblo, ve a cualquier institución mental o una casa al medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Nothing” Si ves una mirada transparente y primala venir de la expresión de los trabajadores, serás llevado a un edificio separado, uno que aparenta ser una vieja casa de madera. Dentro habrá un corredor que parecerá no tener fin, y más grande que la casa.

El corredor estará completamente en silencio. Intentar hacer un ruido en el momento equivocado es un grave y lamentable error. Te darás cuenta de que las luces en el corredor se irán haciendo más y más brillantes mientras más avanzas. Si en algún momento las luces se apagan, rápidamente grita “No! Alto! Lo que estás haciendo está mal!”, mientras retrocedes. Si las luces no vuelven, huye por la puerta por la que entraste. Debería seguir abierta; Ojala que no estés muy lejos de la entrada como para que la puerta se cierre. Si se cierra, una eternidad en el infierno seria por lejos preferible a lo que sufrirás.

Si las luces regresan, continua caminando por el corredor. Al final del pasillo habrá una única celda; el trabajador la abrirá para ti mientras te mira con disgusto. Dentro de la celda habrá un loco pasquín de colores, colocado en varias formaciones como arlequines. No debes ser distraído por ellas, en el centro del cuarto esta una joven desnuda, cubierta en sangre y tiras de nervios humanos. Si quitas tus ojos de ella aunque sea por un momento, te destruirá total y completamente. Solo responderá a una pregunta: “Que eran ellos cuando eran uno?” Ella te mirara directo a los ojos y dirá la respuesta en increíble detalle. Sera lo más desagradable que hayas oído; estarás en el borde del éxtasis y agonía en sus meras palabras. No es raro para un Seeker perderse en la euforia. Como sea, la peor cosa que puedes hacer es ver el tatuaje en su pecho. Tu mente estará tentada a mirarlo, pero debes resistir. Si no lo haces y, estúpidamente colocas tus ojos en el, caerás victima de sus horripilantes poderes. Te desollara (arrancara la piel) vivo y añadirá tu carne a su colección, y te quedaras atrapado con ella, totalmente consciente, por el resto del tiempo.

El tatuaje es el objeto 4 de 538. Ellos desean ser uno otra vez, pero no deben serlo.


The Holder of The Light (El Holder de la Luz)

En cualquier ciudad, en cualquier pueblo, ve a cualquier institución mental o una casa al medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal, cierra tus ojos y pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of The Light” Serás guiado a una puerta aislada que lleva a un largo y ventoso corredor. Te dirán cuando abrir tus ojos. El pasillo será de un tono negro, suficientemente angosto para que solo tú sientas las paredes y te muevas hacia adelante.

Si, en cualquier momento del camino, el pasillo de pronto esta bañado en luz, cierra tus ojos inmediatamente y rápidamente devuélvete a la puerta por donde entraste. Si tus ojos se mantienen abiertos por más de un segundo, lo que veras te forzara instintivamente a arrancártelos.

Si las luces se mantienen apagadas lo suficiente para que atravieses todo el corredor, llegaras a otra puerta. Si puedes ver alguna luz escapando por el espacio bajo la puerta, huye inmediatamente, lo que buscas no está ahí. Si no hay luz visible bajo la puerta, cuidadosamente gira la manilla y entra.

El cuarto delante estará completamente oscuro excepto por una solitaria y poco luminosa vela. La pequeña vela mostrara un contorno de una figura cubierta por una capa. El hombre bajo la capa parecerá estar completamente inmóvil. Solo hay una pregunta a la que el hombre responderá: “Que puede protegernos de Ellos?” Di algo más y el hombre te arrancara los ojos y te devorara tu alma; estarás forzado a tomar su lugar bajo la capa por el resto de la eternidad.

Si preguntas la pregunta de arriba, un grito perforador vendrá de la vela y una serie de luces iluminara el cuarto, revelando imágenes de los pensamientos mas horripilantes, fantasías y memorias de todas las conciencias a través de la historia. La mayoría no puede manejar este evento; ellos se vuelven locos o mueren instantáneamente. Como sea, si pudieras de alguna manera manejarte para sobrevivir la prueba, el hombre con la capa se alzara lentamente y pondrá sus manos en tu cabeza. Estarás forzado a mirar hacia su cara. Se verá como un hombre joven , pero sus ojos son meras cuencas vacías. Desde este punto no debes dejar de mirarlo, o serás dejado en este cuarto, olvidado por siempre en el tiempo. El abrirá tu mano y colocara un pequeño y redondo objeto, en tu mano derecha. Desde este punto no sentirás dolor (a menos de que estés en proceso de obtener otro Objeto, entonces el dolor que sientes no está en ningún lugar cerca del normal), pero las horribles imágenes que has atestiguado en ese cuarto serán grabadas a fuego en tu memoria por toda la eternidad.

El ojo que sostienes en tu mano es el Objeto 5 de 538. El despertar ha comenzado; ellos no deben ser puestos juntos.

The Holder of Song (El Holder de la Canción)



En cualquier ciudad, en cualquier pueblo, ve a cualquier institución mental o una casa al medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta por visitar a aquella que se hace llamar “The Holder of Song” Serás guiado a una puerta solitaria que lleva a una larga y ventosa escalera. La escalera de caracol será más grande que los cimientos del edificio; al final hay una puerta que lleva a un pasillo.

Una repentina ola de calor te bañara cuando abras la puerta. Procede bajando por el corredor; eventualmente te sentirás mucho más frio. Debes pararte perfectamente y no hacer ningún sonido. Si oyes un grito de bebe, gírate y regresa. No te hará ningún daño, pero del grito del bebe te seguirá dondequiera que vayas. Si lo oyes por el resto de tu vida, considérate afortunado; y cuando se detiene, tu primogénito morirá.

Si no hay ningún grito y el calor regresa, procede a la puerta al final del corredor y ábrela. El cuarto delante estará bañado en luz verde. En el centro estará una vieja girando una caja de musica que no produce ningún sonido. Sus piernas han sido cercenadas por las rodillas. Cuando le hables, debes mirarla a los ojos. Ella esconde una lanza formada por los huesos de sus piernas; rompe el contacto ocular, y ella te empalara con ella y te dejara, en aparentemente interminable agonía, sangrando hasta morir. Ella solo responderá a una pregunta “Que era la canción que ellos tocaban?”

La vieja comenzara a cantar. La canción estará en un lenguaje diferente, pero la melodía será la más hermosa que jamás hayas oído; paz y serenidad te bañaran la mente. De pronto, sin aviso, podrás ver, en vivido detalle, la imagen de unos niños descuidados jugando y cantando, lo más inocentes que pueden. La escena se ve pacifica y jubilosa, pero eventualmente tomara un horriblemente siniestro giro. Los niños comenzaran a luchar entre sí. Pronto, ellos empezaran a matarse entre sí de las maneras más brutales imaginables. Ellos se empalaran unos a otros con rocas afiladas, e incluso carne rasgada del hueso con sus manos desnudas. La imagen mostrara a esos niños, ahora andrajosos dopplegangers (copias fantasmas) de sí mismos, extendiendo la muerte y destrucción más horrible que hayas imaginado. Veras a un niño desnudo, mojado con sangre, cantando con deleite como el corre a través de una tierra infernal devastada, perseguido por monstruos impronunciables. Ellos lo atraparan y lo destruirán completamente, la canción seguirá emitiéndose desde sus labios hechos tiras todo el tiempo. A pesar de estas escenas de horror y brutalidad, seguirás calmo y pacifico en todo momento, aunque no sabes porque.

Cuando esas horribles visiones terminen, un intenso dolor apuñalara tu pecho. Tu corazón se sentirá como si estuviera a punto de explotar. Continua, no debes romper el contacto visual con la vieja, el hacerlo invitaría a que horrores vinieran a ti que harían que un corazón explotando fuera comparable al paraíso. Si aun te mantienes firme en tu mirada, el dolor eventualmente cesara. La mujer se pondrá de pie (aunque no sabrás como) y dejara la caja de música en tus manos.

La caja de música es el Objeto 6 de 538. Cuando la canción toque de nuevo, todos ellos volverán juntos.


The Holder of the Path (El Holder del Paso)


En cualquier ciudad, en cualquier pueblo, ve a cualquier institución mental o una casa al medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of the Path” El trabajador intentara ocultar su mirada de indiferencia de su cara mientras te entrega una llave la cual, el explicara, pertenece a un cuarto de suministros sin usar en el edificio (si solo fuera así de simple). Cuando localices y abras la puerta correcta, encontraras un estrecho y ventoso camino suspendido en un vacio sin fin, solo ocasionalmente roto por los masivos contornos de cosas que es mejor no describirlas.

Caer del paso es ser lanzado fuera de la realidad. Una eternidad de pesadillas de inconcebible horror espera a cualquiera que caiga en el vacio por su propio error o es arrastrado del paso por las monstruosidades sin tiempo que residen en las afueras de la creación. Si alguna vez sientes que te están observando mientras pasas a través de esta pieza del olvido, lo mejor que puedes hacer es inmediatamente congelarte en el lugar y retener el aliento. Continua así hasta que o la audiencia pierda interés en ti o claman por que te muevas. Si ocurre lo último, siéntete libre de gritar tan fuerte como quieras, tus gritos caerán en oídos sordos.

Eventualmente el paso acabara en una puerta; cuando la abras encontraras un pequeño y sucio cuarto. Sostenido contra la lejana pared estará un pesado cuerpo demacrado; lo que queda de su piel ha sido ennegrecida por la necrosis. No habrá nada más inusual a menos de que te le acerques y preguntes “Como ellos adquirieron guardianes?”

Si la línea dicha es pronunciada, el “cuerpo” comenzara a moverse. Una sutil luz roja emanara de las cuencas de sus ojos como si eso alzara su cabeza y comenzara a susurrar la larga y macabra historia de los Holders. Hablara de pactos profanos y atrocidades impronunciables. Dentro del tiempo, esta historia tocara cada forma de maldad conocida por el dios feudal (y algunos más). Además, si es dado el titulo de cualquier Holder, revelara la historia y el significado del objeto que protege.

Bueno, casi todos los Holder. Como veras, nunca hablara en detalle sobre sí mismo. Esto es porque el Ghoul espera que el visitante no pregunte porque pareciera que falta un Objeto. La verdad dicha, es el Objeto que de alguna manera esta sellado en su cráneo, y la ominosa luz de dentro de sus cuencas de los ojos es realmente la luz brillante del Objeto atrapado dentro.

Ese es el Objeto 7 de 538. Su Holder hará lo que sea para mantenerte lejos de él.


The Holder of Weatlth (El Holder de la Riqueza)


En cualquier ciudad, en cualquier pueblo, ve a cualquier institución mental o una casa al medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Wealth” El trabajador alazará una ceja, como si estuviera confundido por tu pedido. Pregunta una segunda vez, y el trabajador se encogerá de hombros y te llevara por la calle, donde una opulenta mansión espera. Esta mansión no estaba ahí cuando iniciaste tu misión, pero es mejor que no te preocupes por el origen de la mansión. Su dueño puede más bien no asustarte.

Dentro de la puerta del frente estará una gran escalera, en espiral hacia arriba cruzando el lugar. Las paredes estarán cubiertas por finas pinturas, y una gran estatua de mármol estará en un pedestal en la base de las escaleras. Los rasgos de la estatua de Eldritch evocaran una imagen de una realmente horrible bestia, a la vez alien y malvada. Admírala cuanto quieras, pero no la toques, a menos que quieras despertar a este hambriento monstruo.

Asciende la escalera. Mientras no toques nada, no estarás en peligro. No entres en pánico. A la cima de las escaleras estará una pequeña y des asumida puerta de madera. Eso lo abrirá para ti, asique no tengas miedo.

Veras a un hombre con una perilla puntiaguda y un cabello corto, muy corto y con gel parado detrás de un gran escritorio de lo que parece ser caoba. Su traje parecerá ser de carne humana y tela italiana. El quizá hable, y con gran longitud. Hablara sobre su asombrosamente hermosa casa y su encantadora estatua de su conviviente descansando en la parte baja de las escaleras. No lo interrumpas, y no respondas ninguna de las preguntas que pueda hacer. Cuando acabe, endurécete y confiadamente pregunta, “Puedo tener mi salario?”

El procederá a explicarte, en gran detalle, el valor de la vida. Hablara de cosas peores que la muerte, y te dirá exactamente que espera que hagas el fabuloso interior del cuarto se irá pudriendo, y él se convertirá de la ola francesa a heces. Su propia apariencia se volverá inimaginablemente ciclópea y horrenda. El entonces pescara una pequeña nota bancaria de dentro de su traje humano y te lo dará.

Esa nota es el Objeto 8 de 538. Su Holder cuenta contigo para que lo gastes.


The Holder of Wisdom (El Holder de la Sabiduria)

En cualquier ciudad, en cualquier pueblo, ve a cualquier institución mental o una casa al medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Wisdom” El trabajador se reirá por lo bajo y serás guiado hacia un cuarto vacio. El trabajador de dará una llave y te dirá que esperes un momento en el cuarto hasta que ollas el ruido de una campana. Entonces tienes que cerrar la puerta, espera hasta un segundo ruido y ábrela.

Eso abrirá todo por sí mismo y revelara un largo pasillo, con todos los colores que quizá o quizá no conozcas pintados en las paredes, techo y piso. Sigue el pasillo hasta que oigas a una pequeña niña cantando. Detente, cierra tus ojos y espera donde estas hasta que la niña acabe su canción, incluso si crees que te llevara a la locura. Si haces un movimiento, corre. Corre de vuelta a la puerta de donde viniste, lo más rápido que puedas. Salta por la ventana en el cuarto donde esperaste antes y quizá puedas vivir. Si no llegaras a la ventana a tiempo, serás arrastrado de vuelta al pasillo por algo que no es una pequeña niña, tirado por este horror hasta que el tiempo mismo acabe, por siempre sintiendo el dolor de cada alma llevada a una tumba temprana.

Si no te mueves y la canción cesa, eres libre de de dar la vuelta e irte por siempre, o caminar más profundo en el pasillo, hasta que llegues a una puerta con la figura de un humano. Abre esta puerta con la misma llave que te fue dada antes, camina dentro y ciérrala detrás de ti. En el centro del cuarto estará sentado un hombre, con su cara escondida por el brillo de la vela. Camina más cerca, pero siempre mantén la flama entre tú y la cara del hombre, si es que vieses lo que él parece, tu mirada será puesta en el hasta que tus manos hayan removido cada pulgada de piel de tu huesos.

Detente cuando estés a cinco pasos del escritorio. El hombre levantara su mano y hará un gesto para que te acerques, pero no des ni un paso más allá que esto. Cierra tus ojos y haz solo una pregunta, nada más. “Quien los traerá de regreso?” Oirás al hombre levantarse de la silla y comenzara a rezar. Es un lenguaje que no entenderás al principio, pero después de dos minutos, oirás un nombre. Si oyes “Anubis”, entonces reza por una muerte rápida. Si es “Thor” lo que oyes, puedes abrir tus ojos. La cabeza del hombre estará en el escritorio, cortada del cuerpo, pero seguirá hablando. Después de otros tres minutos, se detendrá y comenzara a contarte como morirás. Describirá cada minuto de tu horrible muerte, y no podrás moverte en lo que dure. Al final, describirá al que te robara la vida, e ira en detalle sobre porque es necesario que tú mismo te preguntes que es peor: tú siendo asesinado, o tú siendo permitido continuar viviendo.

Finalmente, la cabeza del hombre parara de hablar. Es el objeto 9 de 538. Esta en ti que hacer con el conocimiento de tu muerte, por ahora es inevitable.


The Holder of Ambition (El Holder de la Ambición)

En cualquier ciudad, en cualquier pueblo, ve a cualquier institución mental o una casa al medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Ambition” El sonido que saldrá de la boca del trabajador será como un suspiro, y quiza una reacción, quizá no estés seguro de si fue alguna reacción del todo. Ellos te llevaran adelante a una escalera que solo va hacia arriba, y está iluminada por muchas ventanas.

En la cima de esas escaleras, el trabajador te dejara viajar por el pasillo solo, y la calma del pasillo iluminado por las ventanas se verá asustadizo y desajustado. Si ves una sombra viajar por la pared, no la sigas, esta es una cosa que te llevara donde no quieres ir, a un lugar donde no tienes esperanza de volver, a un lugar donde tu propio silencio asusta y falla. No importa qué forma tome, como fastidie y burle de tus sueños con el más grande de tus deseo y esperanzas, ni siquiera dejes a tus ojos tentarte donde te lleva. Si lo haces hasta llegar al final del pasillo sin perder de vista tu meta, veras una puerta sin cerradura, manilla ni frenamientos, esperando por ti con una suave luz.

Si eliges no entrar en ella solo camina de vuelta por donde viniste sin husmear por ahí o en otros cuartos, o te encontraras con la sombra y lo que esconde. Si entras en la puerta,, encontraras un cuarto iluminado por ventanas que cubren toda la amplitud de las paredes, muy altas para llegar y brillar con una luz que parece estar lejos de ser natural del sol y luna. En el centro del cuarto habrá un alto y aparentemente saludable hombre, parado desnudo y mirando afuera en la luz. Su cuerpo está cubierto en incontables tatuajes y cicatrices, donde nada de piel es reconocible en lo que una vez fue su cara. Si miras donde el mira, no veras nada, y no aprenderás nada. El no reaccionara a ninguna acción o palabras más que la pregunta “Que los une juntos?”

El hombre se dará vuelta a mirarte a los ojos. No te encuentres con su mirada, o te perderás en su desalmados ojos por la eternidad, si no estar preparado. Si puedes encontrar su mirada sin el menor rastro de duda de tus intenciones, comenzara a hablar en bajo tono, hablando casi como si toda su historia fuera cómica o que no significa nada, pero no te deber perder ninguna palabra, por perder este conocimiento parcialmente podría causar un fallo de la peor forma posible. Cuando termine de hablar, se agarrara del pecho y se arrancara las suturas restantes de una de sus más notorias cicatrices y comenzara a sangrar profusamente. Mientras el lentamente sangra hasta morir, llegara a ti con sus sangrientas suturas. Sus últimas palabras pueden ser oídas a través de su propia sangre brotante, “… Escoger el buscar, lleva a un destino inevitable”

Este grupo de suturas es el Objeto 10 de 538. Como los uses depende de lo que oigas

_______________________________________________
My soul in a song:
 





Última edición por Dingo666 el Lun Ago 08, 2011 8:24 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Asassin!
Gantzer especialista
Gantzer especialista
avatar

Mensajes : 1268
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 09/06/2011
Localización : En un pueblo muy lejano... detras de una montaña
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100

GP GP : Tokio: 12

MensajeTema: Re: The Holders   Lun Jul 25, 2011 3:57 am

Ya se que le pedire este año a papa noel (?) suena interesante esta historia, pero como asi es un rol?
Volver arriba Ir abajo
ReyDingo
Admin/Master
Admin/Master
avatar

Mensajes : 626
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 29/10/2010
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100

GP GP : 0

MensajeTema: Re: The Holders   Lun Jul 25, 2011 4:11 am

bueno enrealidad hicieron un rol basandose en estas "instrucciones" y me intereso y queria ver si a alguien tambien le interesaba para tener conocidos en el rol xD

_______________________________________________
My soul in a song:
 



Volver arriba Ir abajo
Daisuke
Admin/Master
Admin/Master
avatar

Mensajes : 1009
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 04/11/2010
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
100 / 100100 / 100

GP GP : 4 pts

MensajeTema: Re: The Holders   Jue Ago 04, 2011 10:41 pm

Interesante pero no xD
Volver arriba Ir abajo
Asassin!
Gantzer especialista
Gantzer especialista
avatar

Mensajes : 1268
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 09/06/2011
Localización : En un pueblo muy lejano... detras de una montaña
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100

GP GP : Tokio: 12

MensajeTema: Re: The Holders   Jue Ago 04, 2011 10:43 pm

Esto tiene parte 2, en un toque la subo si me da la gana =D!
Volver arriba Ir abajo
ReyDingo
Admin/Master
Admin/Master
avatar

Mensajes : 626
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 29/10/2010
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100

GP GP : 0

MensajeTema: Re: The Holders   Lun Ago 08, 2011 8:25 pm

The Holder of Life (El Holder de la Vida)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o casa al lado del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por visitar al que se hace llamar “The Holder of Life”. El trabajador intentara suprimir un gruñido y tendrás que preguntar de nuevo. El entonces te llevara a un cuarto de operaciones que parece igual a cualquier otro que quizá o quizá no hayas visto. El trabajador te dará un escarpelo y te dejara solo en el cuarto, cerrando la puerta tras de sí.

Tendrás que esperar. Espera al menos por una hora. Entonces la puerta se abrirá y varias personas entraran al cuarto, incluyendo a una mujer embarazada. La mujer se recostara en la mesa de operaciones; la demás gente, que se verán como doctores, prepararan todo para el nacimiento del bebe. Mientras ellos hacen eso, podrás hacerle una pregunta a la mujer. Pregunta “Como pueden ser re congregados?” nada mas, o los doctores empezaran a desollarte y desmembrarte. Estarás totalmente consciente mientras ellos hacen esto.

Si hiciste la pregunta correcta, la mujer comenzara a gritar, el bebe estará a punto de nacer. Tienes que esperar hasta que termine, y uno de los doctores te dará al niño, moviendo su boca, pero ningún sonido vendrá de sus labios. Tan pronto el acabe de “hablar” y sonría, tendrás que tirar al bebe al piso y clavar el escarpelo en su cabeza, o te romperá la caja torácica y te arrancara el corazón con una fuerza inhumana.

Si has tirado al bebe a tiempo, y lo hará, a pesar del escarpelo en su cabeza, responderá la pregunta que hiciste antes. Hablara con una voz demoniaca que podría llevarte a la locura. Mientras esté hablando, las demás personas en el cuarto se desvanecerán sin dejar rastro. Después de que el bebe acabe de hablar, simplemente morirá y la puerta del cuarto se abrirá. Eres libre de irte ahora, si no te has vuelto loco por la voz.

El bebe muerto es el Objeto 11 de 538. Podrás no remover el escarpelo?



The Holder of Death (El Holder de la Muerte)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o una casa al medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Death” El rostro del trabajador se pondrá blanco como si hubiera visto un fantasma. Entonces te llevara a una puerta de madera y te dejara. Tendrás que golpear tres veces.

Si oyes la voz de un viejo decir “Entra”, puedes paras y encontrarte en un bosque. Si oyes la voz de un joven decir “No, gracias” entonces corre. Corre y deja la ciudad, el país, lo más rápido que puedas, una maldad impronunciable te cazara, si te quedas.

Ahora que estas en el bosque, mira al cielo. Si es de día, sigue al sol. Si es de noche, sigue a la luna. Síguelos, y no dejes el camino que has tomado, no importa qué tipo de bellezas u horrores puedas ver. Si en algún momento dejas tu camino, tu alma será atormentada por la eternidad después de que tu cuerpo muerda de forma horrible. Te darás cuenta, luego de un tiempo, de que estas caminando hacia una mansión. Ignórala; sigue caminando, es una ilusión hecha para confundirte.

Finalmente, llegaras a una pequeña cabaña de madera. Entra a la cabaña e inmediatamente gírate, vivirás por siempre una vida de horror si ves al hombre que ahora está detrás de ti. Hazle una pregunta. “Que los acabara?” Comenzara a hablar con una voz gentil y agradable y a la vez brutal y asesina. Escucha cuidadosamente lo que dice, podrías ser pronto el único que conoce el destino de ellos. Tan pronto el hombre acabe de contar su pequeña historia, te pedirá que te des vuelta, porque quiere darte un regalo.

No lo hagas. En vez de eso, camina hacia atrás hasta llegar a algo solido, un escritorio. Cierra tus ojos y gira tu cuerpo parcialmente para poder llegar al hombre y recibir el regalo. Cuando toque tu mano, ciérrala y camina de vuelta a la puerta de donde viniste. Cuando la abras, di las palabras “Nos encontraremos otro día” y camina afuera. Estarás de vuelta en la institución mental.

Ahora, abre tu mano y mira el regalo. El hueso de un dedo es el Objeto 12 de 538


The Holder of Darkness (El Holder de la Obscuridad)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o una casa al medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta sin vacilar por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Darkness” El trabajador se burlara de ti, pero debes mantenerte lo mas calmado posible. Sigue preguntándole hasta que pare de negarlo y salga de su puesto para guiarte por los corredores. Tan pronto su conducta cambie radicalmente, ponte en guardia, por si comienzas a oír un pequeño y siniestro siseo, tienes que correr y huir lo mas lejos que puedas, cubriéndote los oídos, porque el tiempo estuvo mal. Si no escapas a tiempo, el fatídico sonido se volverá en un gruñido terrible, que pronto será un chillido continuo de dolor transparente, hasta que la locura te inunde y te deje morir en ensordecedora agonía.

Si el guardia sigue en silencio, te llevara hasta una puerta cerrada sin manilla o cerradura. Cuando la empuje se abrirá sin esfuerzo, veras una escalera ascendente y ventosa la cual no puede ser posible que lleve a ningún piso superior del establecimiento. La puerta se cerrara detrás y no podrás empujarla de nuevo. Pasado este punto, escala y no mires atrás, o caerás en un foso sin fondo esperando por una presa viva para masticarla. No cuentes los pasos, el saber cuántos son te llevara a la locura. Uno crujirá, y deberás detenerte. Otra puerta aparecerá a tu izquierda. Si aparece a la derecha, ruega por una pasada rápida.

Entra lentamente en el cuarto, y una total obscuridad caerá en ti. Tendrás que caminar hacia atrás rectamente, un resbalón solo te llevara a ser devorado por criaturas desconocidas y vagantes que te observan con tus purulentos ojos cegados. Sabrás cuando hayas llegado cuando el frio te congele. En este momento, quédate quieto, o morirás en las manos del Holder que está parado en frente de ti. En completa obscuridad, incluso cerrando tus ojos no te preverás de ver su horrible apariencia. Formara tu mente como el más ultrajante monstruo concebible, y la locura intentara arrastrarse a tu mente como gusanos en un cuerpo podrido. Su fulminante aliento y constante mascullo podría ser suficiente como para hacerte llorar, pero estas advertido de no hacer ningún ruido mas allá de un sollozo, o podrías despertar a lo que no debe ser despertado. La única pregunta que podrás susurrar sin ser eliminado deberá ser “Que les da miedo?”

Sentirás movimientos alrededor tuyo, como temblores de ánimo de tus oponentes. Oirás que innombrables e incurables enfermedades que atacaran al mundo si llegan a ser asustadas, los incontables terrores de su propio miedo se liberaran en aquellos con mentes más débiles que las suyas. Entre las enumeradas atrocidades de los interminables heridas que el mundo sufrirá, podrás oír la más simple, casi ridícula, pero, implacable y ciertamente real que todos temen. No te muevas de nuevo. Y cuando tu cabeza esté a punto de explotar, se detendrá. Si aun puedes moverte, encontraras una puerta frente a ti que lleva fuera del lugar. Ahí, en lo abierto, en el pasto, un reloj de arena roto esperara por ti.

Eres libre de tomarlo. Es el objeto 13 de 538. Tu conocimiento de sus miedos esta en ti compartirlas, pero puede que no quieras usarla como un arma contra ellos.



The Holder of the Adversary (El Holder del Adversario)

En cualquier ciudad, en cualquier país, aventúrate a través de las carreteras y calles solitarias de los barrios bajos, o “la parte mala de la ciudad” Si te cruzas con un hombre desarreglado llevando una botella de licor en una bolsa de papel, con su camisa empapada en sudor y sus pantalones enlodados, no tengas miedo de preguntarle si conoce a alguien que se haga llamar a sí mismo “The Holder of the Adversary”

Más que gustoso, sonreirá como si te conociera, como un viejo amigo con el que compartes una broma interna. No te alarmes; el hombre conoce a quien estas buscando. El menos afortunado de nosotros parece saber de estas cosas. Te guiara a un acceso y casualmente resbalara en el metal con sus botas mugrientas. Echándote una pequeña linterna que alumbrara precariamente, te urgirá que bajes a la obscuridad.

Una vez dentro de las profundidades del sistema de alcantarillado, te darás cuenta de que no hay olor desagradable—ningún olor, de hecho. Pero, girando la linterna y mirando a tus alrededores, te darás cuenta de que estas en un cuarto redondo. En todas las paredes colgaran cuerpos parcialmente descompuestos, sus dueños por siempre suspendidos en un estado de medio-conciencia, sintiendo todo el dolor y horror de estar atrapados en sus cuerpos. Cuerpos tirados en el suelo, y te darás cuenta de que uno cercano te toca. Querrás alejarlo, pero de repente, el olor llega. Es lo más desagradable cosa que podrías haber imaginado: excremento humano y animal, sulfuro, cuerpos podridos, carne ardiendo.

Estarás momentáneamente paralizado por el horror de esto, y cuando te recuperes, haz lo que puedas para no vomitar. Un pensamiento aparecerá en tu cabeza: “Nosotros somos los restos de aquellos que no pudieron hacerle frente al Adversary” Tragaras saliva, asustado, mirando fijamente alrededor tuyo, buscando la fuente de la voz. Pero de repente, los cuerpos comenzaran a explotar, uno por uno, liberando más del horrible olor y bañándote en fluidos sangrientos y cosas gordas que quizá desconozcas.

Los cuerpos se fregaran en el piso, y lo que se alza fuera del verdoso enredo es una criatura de belleza pura. Entre hombre y mujer, depende de ti. No puedes sacar tu mirada de este vistoso y desnudo humano hasta que retrates un retrato de ti—el mejor que pueda haber. Confiado, sonriendo gentilmente, sonrisa paciente, tienen todo lo que tú desearías ser.

Serás llenado por un celo repentino, una ira total, una necesidad de destruir este perfecto tu. No lo hagas. Si lo haces, estarás perdido en la ira del Adversary—el eterno tormento del maldito que has atestiguado antes. Solo una pregunta viene a tu mente para preguntarle a la exquisita criatura: “Que podrían destruir?”

El Holder of the Adversary reirá melódicamente, condescendientemente, y te explicara como si fueras un niño pequeño la respuesta a tu pregunta. No se salta ningún detalle, incluso el más horrible. Extrañamente, como sea, la historia es interesante y calmante de oír, y te encontraras absorbido en una fascinación de niño con el Holder. Asemejaras la historia del Holder a una que te conto un ser amado o un guía cuando eras pequeño, y sabrás que ahora tienes la llave para derrotar al Adversary—esa que el Maldito no pudo adquirir.

“Que harás ahora, mi niño?” El Holder te preguntara, sonriendo placenteramente, mientras coloca un objeto en tu palma y cierra tu mano alrededor de el. “No debes abrir tu mano hasta que te liberes de este lugar” dice el Holder, haciendo un gesto de adiós.

Una vez hayas escapado del alcantarillado, abre tus dedos, que sentirán extrañamente cadavéricos. Oirás el eco de el perfecto tu riéndose nadando alrededor tuyo mientras tu mires el objeto en tu mano. Es un muñeco de la armada de verde.

Este objeto es el 14 de 538. Eso entiendo como derrotar a tu más grande enemigo, y nunca debe ser permitido unirse al resto


The Holder of the Past (El Holder del Pasado)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a una institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of the Past”. A la última silaba de tu oración, sus ojos se abrirán anchos y te mirara como si quisiera ver el pasado de tu piel en tu alma. No hagas ninguna pregunta, porque no te hablara, y en caso de que lo haga, desearas que no lo hubiera hecho. Te llevara a un largo corredor y caminara contigo por lo que parecerán horas. Mira derecho hacia delante todo el tiempo, si miras al piso, paredes o techo del pasillo, correrás en un camino cerrado y el trabajador te seguirá con una demencia infernal hasta que estés completamente destripado.

Después de exactamente 350 pasos el trabajador se detendrá, se dará vuelta y sacara un reloj de su bolsillo. Retrocederá la manilla una hora y en este punto, tendrás una hora para completar tu deber. Si no lo haces, entonces no hay palabras para describir tu destino. Las luces se irán por exactamente 3 segundos, y entonces volverán, entonces estarás en un cuarto sin puertas y con una luz rojiza con la forma de un pentagrama. Esto proyectara una estrella de rojo sangre en medio del cuarto donde estará una mesa de cerezo tallado con dos sillas. Siéntate en la silla mas cerca de ti, mira hacia arriba. Mira hacia abajo de nuevo, y un hombre con el pelo largo y sucio estará boca abajo en la mesa. Responderá a una pregunta “Donde se coloco El una vez?”

El hombre hablara no de un lugar que exista en un mapa, pero describirá el cuarto en grotesco y doloroso detalle. Pon mucha atención, el enumerara exactamente que horribles objetos cuelgan de lanzas que sobresalen de la pared. Tienes el resto de la hora para encontrar el cuarto y encontrar Su Trono. Si fallas, te sugiero que te armes; pesado.

Su trono es el objeto 15 de 538. Si son traídos juntos, Puede que regrese una vez más.


The Holder of the Future (El Holder del Futuro)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a una institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of the Future” No lo sigas si te ofrece mostrarte el camino; el no es el verdadero guía, y te llevara a la locura. El verdadero guía cae silencioso y te da un pedazo de papel en el cual el camino delante esta dibujado en líneas de sangre y fuego. Camina delante, concentrándote en la escritura. Si tu concentración no ondea, pasaras por un escritorio y un hombre para encontrarte con largo y desocupado pasillo. Puede que parezca opulento, lleno de color y promesas, pero las paredes están ahora manchadas y la alfombra negra y sucia.

Como avances por el pasillo imágenes golpearan en ventanas antes no vistas. Puede parecer que viste eso, en la esquina de tu ojo, que veas amigos murtos hace mucho llamarte, o amores perdidos volviéndose jóvenes y una vez más ofreciéndose a sí mismos a ti. Voces que parecen susurrar las ventanas que traen segundas oportunidades, oportunidades de hacer las cosas bien. Puedes escoger de nuevo, dicen ellos, pero no debes mirar más allá del papel en tus manos. Hacerlo es vislumbrar todo más allá de lo que te observa desde afuera, y hacerlo es ir más allá de la salvación.

Cuentas difieren del fin del pasillo, largo imposible. Algunos dicen que debes continuar caminando hasta que hayas vislumbrado cada uno de tus posibles futuros por las ventanas. Otras implican que el más mínimo tiempo de unión se acerque , el más corto llegara al fin de la jornada al fin del pasillo. Si el último es cierto, todos podrían encontrar su camino tras contar.

Solo parecerás totalmente fuera del papel al final del corredor, e incluso quizás nunca hayas visto detrás de ti. La puerta tras de ti lleva a un baño que, al igual que el pasillo, ha caído de su brillo elegante a suciedad y desesperación. Avanza a la oscuridad hasta que la puerta y toda oportunidad de escapar este perdida tras de ti.

Camina con cuidado. El Holder te observa ahora.

El paso delante una vez pasado directamente por el centro, pero el centro no ha sido mantenido en muchos años, y el camino esta… inundado. Quizás nunca encuentres el camino si está demasiado inundado, y gastaras el resto de tu innatural vida deseando estar en las tentaciones de las ventanas. Si eres afortunado, encontraras un punto solitario donde una pequeña luz restante yace lejos, entonces debes cerrar tus ojos y esperar, indiferente de lo que pueda pasar después. Si has complacido al Holder, oirás el ronroneo de un gato, y sentirás un calor pegado girando alrededor a tu pie.

Debes mantener tus ojos cerrador hasta que una voz te pregunta “Que harás con ellos?” tres veces. Responder la primera o segunda vez volverá los ronroneos en gruñidos y los toques serán como el toque de miles de garras afiladas punzando tu garganta. Solo después de la tercera y final podrás abrir tus ojos.

En frente de ti estará una mujer en una cama. Como los cuartos de atrás ella se verá como si hubiera estado hace mucho tiempo estupendamente bella, y aunque ella este desnuda en la cama ella es nauseabundamente gorda, su piel con marcas de viruela con llagas y carne muerta y flores sifilíticas. Cientos de gatos pegados junto a ella; Eventualmente uno de ellos vendrá expectante a tus pies. Háblale solo a este, diciéndole “Hare lo que deba”.

El te enseñara el lenguaje de los gatos, y una vez hayas aprendido los demás te dirán un secreto que nunca fue hecho para oídos humanos. Nunca debes revelarlo hasta que no tengas nada más al mundo para dar: los gatos son criaturas celosas y disfrutan el dolor de aquellos que traicionaron su confianza.

Sus secretos son el Objeto 16 de 538. No hablare más de eso.



The Holder of the Present (El Holder del Presente)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a una institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of the Present” El trabajador te mirara vagamente; tendrás que preguntar de nuevo. Una vez el trabajador comprenda tu pedido te llevara por una puerta a un pasillo que parece una extensión del infierno mismo.

En este pasillo no encontraras nada más que la oscuridad y el sentimiento de inimaginable horror. Si llegas a oír un chillido venir de tu derecha, corre hacia la puerta por la que viniste o serás devorado por demonios gritando hablas incomprensibles de bocas llenas con venenos mortales.

Si no oyes un chillido, solo sigue al trabajador hasta que abra la puerta en el otro final del pasillo. Ahora te dirá que entre, y se ira.

En este cuarto solo encontraras dos cosas: una niña desnuda cuya mano izquierda es un muñón planchado, aparentemente rasgado por una mordida de otro mundo, y la cerradura que ella cuida. Debes mirar a la llave con cadena y no quitar tus ojos de ella. No puedes decir nada, excepto hacerle una pregunta: “Porque ellos están unidos?”

Ahora mueve tu mirada hacia la cara de la niña. Ella te mirara y te dirá la más repugnante historia del presente, de cómo ha llegado a ser, como es ahora y como será eventualmente. Esta niña lentamente se moverá hacia ti, no te muevas, y quédate quieto hasta que este a un paso de ti. Pondrá la pieza hecha tiras en pudrición que una vez fue su mano en tu hombro. Te susurrara en el oído, “La hora ha llegado, y ahora debes morir” No reacciones a esta declaración. Solo sigue mirándola a los ojos y eventualmente sentirás algo siendo empujado hacia tu mano.

La cerradura es el Objeto 17 de 538. Solo las llaves que fueron hechas para ella pueden ser puestas en ella, las demás serán repelidas.



The Holder of Passion (El Holder de la Pasion)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a una institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Passion” El trabajador se sonrojara y soñara despierto¸ tendrás que preguntar dos veces más hasta que finalmente se incline y haga gestos para que lo sigas.

Te llevara a un pasillo. Oirás un motor de diesel amortiguado, pero por el momento, eso no importa. Ignóralo por ahora. En vez de eso, escucha cualquier susurro en tu oído. Si se detienen, es vital para tu salud que tapes tus oídos, porque una horrible criatura emergerá del suelo y después de un corto tiempo se irá por el techo.

Si oyes los susurros en lenguajes desconocidos hasta que tú y el guardia lleguen a una puerta hecha de madera, estas a salvo. Ahora, escucha el motor. Si sigue andando, procede y abre la puerta. Ni intentes imaginar que pasa cuando el motor se detiene; nadie ha podido decir que pasa después de detenerse.

Ahora, si la puerta ha sido abierta, el trabajador te dejara solo. Entra por la puerta y camina derecho adelante hasta que se cierre. Ahora, debes decir las palabras “Discúlpame, me gustaría aprender de ti” Si hiciste algo mal, estarás muerto antes de que lo hagas, no te preocupes mucho de esto. Si nada pasa por un par de docenas de segundos, puedes seguir caminando. Haz esto hasta que llegues a un corazón del porte de tu cabeza. No lo toques, en vez de eso, gírate. Veras o la más hermosa mujer o la criatura más horrible que tus ojos hayan visto. Lo último aparecerá si has tocado el corazón. Su sola mirada te podría llevar a la locura y estará en tu por el resto de tu vida.

Si ves a la mujer, mírala a los ojos, ningún otro lugar, incluso si no usa nada de ropa. La belleza literalmente te cegara t estarás forzado a vagar por su reino hasta el fin de tu vida. Si puedes seguir mirándola a los ojos, podrás hacer una pregunta: “Están vivos?” La mujer de pronto gemirá sonoramente y se tirar al suelo, satisfaciéndose a sí misma. Debes cerrar tus ojos y tapar tus oídos, sus gemidos lentamente destruirán tu mente y cuerpo, si los oyes claramente.

Después de un tiempo, sentirás que alguien toca tu hombro derecho. Ahora puedes abrir tus ojos y bajar tus manos. No te gires a ver quién te toco. En vez de eso, mira donde estaba la mujer. Ahora no estarán, solo estarán sus cenizas. Busca entre las cenizas su útero. Tómalo y cierra tus ojos. Ábrelos de nuevo después de sentir que algo helado toca tu cabeza. Estarás devuelta en la institución mental, detrás del guardia que te guio hasta la puerta de piedra.

El útero es el objeto 18 de 538. Tiene un hijo que dar a luz.



The Holder of Inocence (El Holder de la Inocencia)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a una institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta sin vacilación alguna por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Inocence” El trabajador no dirá nada, pero una lagrima caerá de su ojo.

Ella te guiara por un pasillo olvidado en un ala olvidada del subterráneo de la institución. Ella no entrara al pasillo contigo, pero solo te mirara a los ojos con una cauta esperanzas, su propia expresión parecerá orar por salvación. Si entras al pasillo no veras mucho, salvo por suciedad, fragmentos rotos de lo que una vez fueron hermosas estatuas talladas. Después de un rato, oirás un suave gimoteo del otro lado. Pon atención, por si el gimoteo se detiene, entonces todo estará perdido. No tiene caso correr.

Solo si le preguntas “Que paso cuando se creó por primera vez?” ella se callara para subir su mirada hacia tu cara. Su belleza te dejara sin aliento, y si aun eres capaz de algún pensamiento solo será darte cuenta de que en ella puedes ver todo lo que amas de este mundo. De pronto, te darás cuenta de que la niña estará sangrando de sus regiones inferiores y un grotesco galo emerge del pequeño orificio entre sus piernas. El objeto saldrá con propia vida, y te darás cuenta de que esta hipnotizándote. No le quites la mirada, no desearas probar su paciencia.

Pronto, el cuarto desaparecerá frente a tus ojos, y estas parado en la más serena imagen de un claro que hayas visto, y toda la fauna de la naturaleza que reconoces irán por sus vidas hacia ti, sin miedo de nada, ni de la muerte. De pronto, una sombre caerá en el prado, y veras a todo el bosque alrededor arder en un pilar de flamas. Lo que pasa después, ningún hombre ha resistido mucho tiempo antes de volverse loco, pero en la fuerza de la mente humana resistirás. Al final oirás gritos y gruñidos pero lo que te sobrevendrá más que nada son los chillidos calmados, los lamentos ahogados, de todos los gestos de tristeza del mundo que hay. Te darás cuenta de que esos lamentos continuaran hasta ser oídos en el fin del mundo. Nada puede soportar esas casi silentes suplicas y mantener la más pequeña esperanza para el futuro.

La ilusión se esfumara, y te encontraras de vuelta en el cuarto. Encontraras a la niña tirada muerta en el suelo, su rostro en una mescla de agonía y horror, su ya podrido cuerpo alimentando ahora al sobresaliente falo y dándole un tono siniestro.

Ese es el objeto 19 de 538. Si lo tocas será tuyo, pero si lo dejas controlarte entonces usara tu cuerpo para buscar y unir todas las piezas, no importa lo que cueste.



The Holder of Deception (El Holder del Engaño)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a una institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Deception” El trabajador te mirar con una expresión de shock en su cara. Entonces, con una velocidad sobrehumana te atacara con su bastón. Si no estás noqueado por el primer golpe, huye de la ciudad, ellos sabrán que harás después.

Cuando tu conciencia regrese, estarás en un patio en una noche estrellada. Habrá una gran escalera de piedra que parece subir al mismo cielo. Sube la escalera, pero nunca mires atrás. Si lo haces, las escaleras comenzaran a romperse y caerás en el vacio por toda la eternidad.

Después de lo que parezcan días de subir, llegaras a un grandioso anfiteatro de mármol pintoresco con el estilo de la antigua Grecia. Baja al fondo del anfiteatro. Un viejo con ropas claras te estará esperando en una tarima en el centro. Este historiado viejo estará disertando como si hubiera una gran muchedumbre – como sea, no debes oírlo, nada de lo que habla es cierto. Si eres cautivado por su habla carismática, tu mente será completamente subyugada por su engaño y serás su esclavo por la eternidad. Solo reaccionara a una pregunta: “Que es la única verdad de la que pueden hablar?”

El Hombre bajara su mirada hacia ti y te mirara con gran tristeza. El te impartirá una historia que sacudirá las bases de tu alma con enorme pena, pero te dejara saber una gran verdad: el número por sí mismo no es lo que parece. El entonces te señalara una salida del anfiteatro, y continuara con su lectura. Gírate de el rápidamente, y ahora podrás ver a una legión de demonios sentados en los asientos del anfiteatro. No iras mas allá de un pequeño momento a uno, o te sacaran y te añadirán a su colección de almas. Camina a la salida lo más rápido posible. Ahí habrá un gran grimoire (N del T: quizá una libreta o libro) al lado de la puerta. Toma el grimoire y sal por la puerta. Te encontraras de vuelta en la calle detrás del asilo.

El grimoire que tomaste, cuyas páginas están cerradas y bloqueadas con un gran candado de acero, es el objeto 20 de 538. Si deseas ver el pasado del engaño y reunirlos, debes encontrar la llave.

_______________________________________________
My soul in a song:
 



Volver arriba Ir abajo
ReyDingo
Admin/Master
Admin/Master
avatar

Mensajes : 626
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 29/10/2010
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100

GP GP : 0

MensajeTema: Re: The Holders   Lun Ago 08, 2011 8:26 pm

The Holder of Rage (El Holder de la Ira)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a una institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Rage” La persona aparecerá silenciosa y te mostraran una puerta, entonces se irá caminando. Cuando entres a la puerta, estarás mirando hacia abajo por una escalera que desciende a la oscuridad. Como bajes la escalera, comenzaras a oír gritos. Los gritos vendrán de una garganta de origen indeterminado.

Si el grito se detiene, grita a la oscuridad “Reanuda tu negocio! No deseo entrometerme!” Si el grito no regresa, no hay nada que puedas hacer, estarás muerto antes de saber que paso. Si el grito continua, puedes avanzar.

Eventualmente, veras una luz venir de las rendijas en una puerta. Ve por esta puerta y estarás en lo que parece un calabozo medieval. Cráneos ahuecados llenados con velas que sirven como linternas, y líneas de esqueletos en las paredes. Ahí habrá una mesa de madera enfrente de las llamas de una fogata. En esta mesa estará la cabeza cercenada de una niña de 4 años, mirando hacia delante con ojos vidriosos.

Ve a la mesa y mira a la cabeza a los ojos. Con voz limpia y comandante pregunta “Quien los detendrá de estar juntos?” La cabeza te mirara a los ojos y te contara la historia de un hombre. Te dirá toda su historia, desde su violento nacimiento a lo que estaba haciendo en todo momento. Sus hechos serán recontados en horrible detalle. El es un asesino de lo que no les gusta ser visto, y él es solo un demente.

Si al final de la historia, la cabeza te dice “El está escuchando nuestra conversación” serás arrastrado fuera del cuarto y nunca serás oído de nuevo. Experimentaras de las cosas más horribles jamás concebidas, y seguirás vivo hasta que las hayas experimentado todas.

Si ella dice “El está en otra parte”, El ahora te busca. El no se detendrá hasta que estés muerto o los objetos se hayan reunido. La cabeza dirá que la levantes. Levántala por el cabello y mira la mesa donde estaba. Ahí habrá una aguja, cubierta en sangre sea, semen, pus, e incontables sustancias inidentificables.

Esa aguja es el Objeto 21 de 538. La caza ha comenzado y el reloj hace tic tac.


The Holder of Chaos (El Holder del Caos)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier hospital, y pregunta por visitar a aquel que se hace llamar a sí mismo como “The Holder of Chaos” El empleado comenzara a sacudir la cabeza y a golpear el escritorio con los puños. Pregúntale tres veces más y se parara calmadamente y te llevara a un cuarto con una sola puerta, la que usaste para entrar. Debes cerrar tus ojos, si no lo haces serás por siempre cegado y la única cosa que veras será un constante caos absoluto.

Si has cerrado los ojos a tiempo, después de una hora de confusión, oirás una suave voz hablarte, “Los tienes?” No respondas. En vez de eso, pon tus pies en el suelo y abre tus ojos. Si ves un campo largo y estrecho frente a tu, entonces has pasado la primera mitad de tu labor. Si ves una fiera planicie de muerte y mutilación, es demasiado tarde para ti. Serás devorado por tus propios pensamientos de tus más grandes miedos.

Camina siguiendo al sol por el campo pastoso por una hora hasta que llegues a un árbol sin hojas en sus ramas. Como te acerques veras que ese árbol estará construido de huesos y está rodeado por una piscina de sangre. Sumérgete entero en esta sangre, y cuando estés en la superficie una vez más, sentirás una mano de hueso presionar algo a tu palma, es un pequeño vial. Toma del vial y te encontraras parado en la antecámara del hospital.

Este vial es el Objeto 22 de 538. La hora es de noche y los demonios están llamando.



The Holder of Hate (El Holder del Odio)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier hospital y pregunta por visitar a “The Holder of Hate” El sirviente te dará un firme apretón de manos, te mirara a los ojos, y dirá “Te tomo mucho tiempo” Ellos te darán una llave al cuarto 532 y te dirán que bajes por el pasillo izquierdo.

Como bajes por pasillo oirás un demente cacareo. Si se detiene, grita “No te temo!” Si no regresa, corre lo más rápido que tus piernas te permitan. Si continua, sigue caminando. Detente cuando llegues al cuarto 532. La puerta estará cubierta en arañazos, rasgaduras y todo tipo de quemaduras.

Ahí habrá un pequeño panel de vidrio y extrañamente sin cicatrices. Mira que hay dentro. Si hay una figura parada de espaldas a ti, retrocede lo más calmado posible. Si el cuarto esta vacio, abre la puerta y entra. Una luz roja estará brillando de la única ventana del cuarto. Si miras por esta ventana tus ojos se arderán en sus cuencas y tus gritos serán tu único vacio por toda la eternidad. El cuarto es pequeño, las paredes cubiertas en sangre, y una pequeña figura cubierta en una capa sentada en el medio. Solo responderá a una pregunta “Porque odian?” La figura con la capa volara en el aire revelando su grotescamente desfigurado ser. Responderá a la pregunta con horripilante detalle. Cuando acabe la historia colapsara, y como si una tremenda carga hubiera pasado de sus hombros, y arrastrado en la esquina. Comenzaras a oír extraños y no terrenales chillidos desde bajo la puerta. Se oirán cada vez más cerca. Tu única esperanza es envolverte en la capa y tirarte por la ventana roja. Si no fuiste seguido despertaras en el césped del hospital al otro di, enrollado cómodamente en la capa.

La capa es el Objeto 23 de 538. Te esconderá de su odio.



The Holder of Color (El Holder del Color)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a una institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Color” El guardia te mirara y te dará una sonrisa callada, antes de darte la mano. Debes esperar precisamente ocho segundos antes de hablar, o los colores mismos te negaran, y no podrás entrar.

El guardia se parara y te llevara a una celda, abriendo la puerta y haciéndote un gesto para que entres. Dentro de la celda encontraras dos niños pequeños, ambos vestidos en sombras de gris y su piel parecerá como si todo color hubiera sido drenado de ellos. Uno tiene el pelo largo y lleva un vestido blanco, mientras que el otro usa un traje negro y tiene el pelo corto y negro. Solo mira al de blanco a los ojos, para ellos normales, ya que el de negro te llevara a la locura. Cada uno llevara un guante y ambos te darán la mano. Toma solo la mano con guante de cada uno, si tocas la piel del niño de negro tu carne será plagada con la peor agonía del universo pero no morirás y el no te dejara huir, y si tocas al niño de blanco sentirás mas placer del que jamás hubieras experimentado, pero luego soltaras su mano, y jamás volverás a sentir placer de nuevo sin importar cuanto lo intentes; Tu lujuria te matara.

Los niños se miraran uno a otro y se inclinaran una vez, si ellos sacuden sus cabezas cierra tus ojos y rápidamente di “Yo no soy lo que buscas, pero puedo cambiar las mareas” Una vez digas esto ambos soltaran una risita y tiraran de tus manos, abriendo una puerta trampa en su celda y descendiendo a la obscuridad. Los niños hablaran al unísono, presumiendo sin fin sobre su riqueza, todo lo que tienen, te preguntaran muchas veces si eres celoso, cada vez debes responder “Si” Tu destino ahora yace en las manos de esos niños.

Las escaleras por las que desciendes son largas, y crecen cada estrecho, hasta que finalmente un niño este delante y uno detrás. Si el niño de negro esta delante considérate afortunado, tu vida te ha sido devuelta, pero si él está detrás, tu muerte será agonizante y el te arrojara por las escaleras al abismo debajo.

Después de lo que parecerá una eternidad llegaras al final de las escaleras, y ambos niños te empujaran hacia una gran puerta de vidrio. Ellos te miraran fijamente, y lagrimas caerán por sus rostros y te dirán que no pueden ir mas adelante, en este punto de la puerta. Debes entrar.

El cuarto es escuro, salvo por un rayo de luz dirigido al centro. Parada en la luz estará una mujer, muy parecida a los niños, completamente sin color. Su cabello y vestido llegan al suelo, blancos como su piel. Sus ojos son solo blancos, mirándote en blanco. Si te sonríe, la has divertido, y te iluminara el cuarto con su luz y te volverás uno de los cuerpos dibujados que hacen de maquillaje al piso de vidrio. Si ella te frunce el ceño, se volverá de negro e iluminara la parte del cuarte detrás de ella, despertando otros 7 seres, un hombre cacareante que solo viste de negro, un hombre llorando vestido de blanco, un hombre gruñendo con ojos rojos perforadores, una mujer haciendo muecas que viste solo pétalos rosados, una niña sin emociones envuelta en verde, un hombre enfermizo con cabello de plata y un hombre gentil sonriendo enfermizamente cubierto en riquezas.
Ellos serán tus jueces. Debes elegir a uno que sientas que hará justicia y camina hacia él, preguntándole en tu camino “Cuando ellos te sacaran de esta tierra?” Si elegiste el color incorrecto el que elegiste se parara y te sonreirá y pronto te sentirás resbalándote a la nada. Si escogiste el color correcto responderá con un chillido horroroso, apuntando asustado a la mujer en el centro del cuarto. Los otros te gritaran maldiciones en muchos lenguajes diferentes y sentirás que el dolor perforante desgarra tu cuerpo. Pronto, el que has escogido avanzara para abrazarte y susurrarte al oído sus enfermizas historias, las historias de tu muerte, de la muerte del mundo cuando todo aliento se haya ido. No te muevas.

Las maldiciones se detendrás y el cuarto estará iluminado, y los siete mirándote fijamente. Donde la mujer estaba habrá una pequeña pluma, como de una paloma, cambiando su color continuamente.

Esta pluma es el Objeto 24 de 538. Con ella puedes tomar lo que era de ellos para dar.


The Holder of Creation (El Holder de la Creación)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier hospital y pregunta por visitar a aquel que se refiera a sí mismo como “The Holder of Creation” La empleada te mirara a los ojos, horrorizada, antes de ponerse de pie. Ella (y solo ella) te llevara a la sala de maternidad y te empujara a una puerta cerrada, por la que te deslizaras

Una vez dentro de la puerta, veras dos más: una a la izquierda y otra a la derecha. Debes escoger la dirección que acostumbres, esperando que tu destino guie correctamente a tu mano. Toca la manilla. Si una luz atisba por debajo de la puerta, debes entrar. Si no, debes correr al otro cuarto, lo más lejos que puedas. Duerme donde caigas y no creas en nadie. No entres a la luz solar; Busca las sombras y reza a cualquier dios porque pases desapercibido.

Si la luz es emitida de debajo de la puerta, o si por algún milagro evades la captura después de tu error y regresas a elegir una vez más, entra cautelosamente. El cuarto parece estirarse al infinito; no intentes comprender su tamaño o forma, muchos hombres más grandes que tu se han vuelto locos en el intento. Pasando por la inmensidad de este cuarto están los cuerpos de los aun nacidos y los fetos de los no nacidos. Aquellos capaces de hacer sonidos parecerán perforar la fábrica de tu conciencia con gritos, los que parecerán ser audibles y el producto de tu imaginación.

En el horizonte estará una madre, algo más que una niña, amamantando un bebe cubierto en una manta andrajosa a su teta. Una exanimación más cercana del infante succionador te dejara ver su verdadera edad. Su expresión parece saludable y mimado; una mirada eterna y conocedora te asegura que esos ojos han olvidado más de lo que han visto.

Acércate a la madre calmadamente. Si la sobresaltas e interrumpes el alimentado, tu única esperanza es susurrar, “No deseo molestarte, ni a tu hermoso hijo” Si la has apaciguado, posiciónate en un lugar para ver al bebe a los ojos. Una vez lo hagas no debes romper el contacto ocular por miedo de perturbar al infante y darle tu propia perdición. Solo puedes preguntar una vez y solo una pregunta “Para que hemos sido creados?”

El bebe se moverá y te envolverá con su tela andrajosa , ligándote y rasgándote miembro por miembro; Aun no debes reaccionar al dolor o arriesgarte a regresar a tu forma original. Si puedes soportar la agonía, te mirara a los ojos, y veras el comienzo del cosmos. Todas la cosas desde la creación de la existencia serán mostradas frente a tus ojos. La verdad del origen de los Seekers será traída a la vida, y si no te vuelves loco por esta verdad, sentirás el calor de este conocimiento iluminarse en ti. Este calor crecerá hasta que el dolor de las quemaduras se exceda y tu carne se haga mil tiras. Sentirás tu cuerpo fundirse lejos, ardiendo en la nada, salvo ceniza.

Al tope de tu dolor y angustia, si te las arreglaste para mantenerte estoico, cegaras los parpados que ya no tendrás, abriéndolos para encontrar que has regresado afuera, exactamente un día antes del incidente. En tus manos encontraras un manuscrito andrajoso el texto que parece preceder a la existencia.

Este es el Objeto 25 de 538. Este libro anhela regresar a los otros objetos a eso, y entre su conocimiento críptico esta como hacerlo.



The Holder of Time (El Holder del Tiempo)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a una institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Time” El trabajador actuara como si no supiera de lo que hablas, primero tomándolo como una broma, y luego amenazando con llamar a seguridad. Persiste lo suficiente, y te preguntara si quieres ver al doctor.

Si dices no, serás asesinado instantáneamente. Muchos de los que han hablado a los Holders eligen esto, es la última piedad comparado a los horrores que hicieron frente. No hay otra salida.

Si dices si, serás bañado en una luz azul brillante. Debes permanecer perfectamente inmóvil, o si no serás canalizado fuera del tiempo, congelado en un instante y consciente de la eterna quemadura de entropía, y por siempre experimentando cada momento de tu caída en la locura en todo momento.

Mantente inmóvil hasta que oigas un sonido, una mezcla etérea de música y metal. Ira incrementándose lentamente, el sonido y la luz rezumándose en tu mente y llevándote fuera de ella. Si sobrevives con tu salud intacta, oirás ese sonido por el resto de tu vida.

Cuando el sonido y la luz se vayan, te encontraras en un gran cuarto hecho de metal. Un hombre estará parado en el centro de él, su apariencia y ropaje cambiando constantemente. Hablara incesantemente, contando historias sobre cada tiempo y lugar en toda la existencia del universo. No parará de hablar hasta que le preguntes, “Cuando estarán juntos?”

Te mirar afijamente y sacara la mano a la vez que cambia de apariencias. Tendrás un sentimiento de enorme tentación de tomar su mano, pero la parte pensante de tu mente temerá a lo que aguarde si lo haces. Si tomas su mano, experimentaras cada una de sus historias como si las hubieras vivido, y en el milenio que pase antes de que te libere, caerás en la locura.

Después de su doceavo cambio en una nueva apariencia, su treceava vida, responderá tu pregunta, y una pequeña llave aparecerá en su mano.

Esta llave es el Objeto 26 de 538. Reza por que nunca encuentres lo que abre.



The Holder of Famine (El Holder del Hambre)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier morgue u hospital que puedas encontrar. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por visitar a aquel que se hace llamar a sí misma “The Holder of Famine” El asistente te sonreirá y se callara oscuramente bajo su aliento, pero de cualquier forma ignorara tu pedido. Dile “Yo puedo saciar su apetito” y levantara una ceja incrédulamente, pero se pondrá de pie para llevarte a un pasillo, antes de dejarte a tu suerte.

El pasillo comenzara lentamente a convertirse en uno nuevo, absolutamente diferente de los ordinarios de la institución donde estabas. Las paredes estarán llenas de cicatrices de viruelas, el suelo lleno de cuerpos demacrados y cadáveres mutilados. El asistente no pondrá atención en la muerte que lo rodea mientras te lleva, y es mejor que tú hagas lo mismo. Habrá una puerta trampa, detrás de ti, hecha de madera podrida y hierro oxidado. Ábrela cautelosamente, y mira abajo a la obscuridad.

Si ojos de rojo sangre están mirándote, inmediatamente grítale, “No soy tuyo!” Si los ojos desaparecen, es seguro proceder. Si la criatura comienza a gruñir, cierra tus ojos y reza por una muerte rápida, por mas desagradable que sea.

Una vez acabes de descender por la obscuridad, la puerta trampa se cerrara y bloqueara detrás de ti, dejándote solo en un silencio infernal. No muevan una pulgada, no hables, no respires; eventualmente, cuando tu visión sea borrosa, velas estarán encendidas a tus pies. Estas a salvo, por ahora.

Las verlas iluminarán un camino para ti. Aventúrate fuera del camino, por cualquier motivo, y serás consumido por la oscuridad que la luz mantiene a raya. El camino será largo, y estarás cansado y hambriento; pasa de todo lo que la criaturas te ofrezcan pasando por la oscuridad. Incluso mirar estos regalos invitara a la muerte.

Al final del camino, las velas se alinearan a si mismas en un circulo de alrededor del radio de la pierna de un hombre. En el centro estará una mesa pequeña, con un pequeño mantel y una bandeja de plata puesta en ella. Detrás estará el cadáver de de una mujer obesa, colgando sin emociones del lazo de su cuello. Su hedor asaltara tus orificios nasales y la pudrición de su putrefacto y mutilado cuerpo causara que vaciles, pero debes continuar. Cuando llegues, veras dos sillas. Una será hermosa, hecha de caoba y oro-plata. Otra será fea, hecha de madera podrida y cubierta por insectos y manchas. Usa alguna, y tu alma se quedara atrapada en donde te poses.

Cuando te pares tras el cadáver, debes preguntar, fuerte y claro, “Porque fueron consumidos?” El cadáver inmediatamente alzara sus manos a su estomago, rajándolo y abriéndolo hacia ti. La herida sangrara saliva, los intestinos formaran filosas y malevolentes garras, y una lengua masiva hecha de sus intestinos colgara de su mandíbula. El cadáver comenzara a hablar, en un susurro seco y áspero de las horribles y magnificentes crueldades hechas en tiempos anteriores. Como ella hable, debes mirarla al estomago, y no debes moverte o hablar. Hacerlo te consignara a su codiciosas y voraces mascotas.

Una vez haya acabado de hablar, hará una de estas dos preguntas. Si pregunta, “Disfrutaste de mi banquete?” entonces es muy tarde para ti y la pieza está perdida, como tu alma y toda esperanza. Tu fallo resultara en una muerte tan horrible, dolorosa, e insoportable que incluso las almas atormentadas de los malditos pidan piedad por ti. Si pregunta “Eres mi ultima merienda?” entonces responde, rápida y seriamente “Me gustaría cenar contigo”

El cadáver se callara, y después de una larga espera, una brillante y roja manzana rodara por su sangrienta lengua hasta la bandeja de playa. No la comas.

Esta manzana es el Objeto 27 de 538. Es la única cosa que puede satisfacer su hambre.



The Holder of Clarity (El Holder de la Claridad)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o una casa al medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Clarity” El trabajador comenzara a hablar sobre su vida, haciendo bromas internas y referencias que solo ellos comprenden. Todo el rato, caminaran en un movimiento oleado hacia el área recreacional del edificio. Abrirán una compuerta bajo una mesa y de pronto guardara silencio con una mirada austera en su rostro. Miraras abajo en el hoyo, y veras un vasto número de luces intermitiéndose, encendiéndose y apagándose, y te sentirás reñido y confundido, pero debes entrar.

Este pasillo parece no tener principio ni fin, las luces parpadearán esporádicamente, y encontraras que eso pequeños objetos planean en frente de ti, en tus ojos y nariz y boca. El aire se llenara de un ruido consumidor zumbador que no te permite oír ni tus propios gritos. Solo debes caminar, y si por cualquier motivo, los objetos paran de moverse o las luces retienen su luz, debes gritar, “Ellos no sabrán que estoy aquí, ya que he cubierto mis huellas!” Si la calma no se va, es muy tarde, ya ha comenzado.

Si el horrible salvajismo regresa, debes endurecerte. En tu vagabundeo, te encontraras con una puerta. Puedes sentir su manilla y permitirte entrar. El cuarto será eterno, solo el suelo mantendrá tu mente intacta.

Allí habrá un hombre con toda su forma corrida con largas uñas y estacas, cada pulgada de su forma asegurada. Su boca estará medio abierta, alfileres forzando sus labios sobre su cara, una estaca clavada en la parte de atrás de su boca abierta. Su lengua escribirá y fracasara a tu llegada, sus ojos buscaran en ti un estado de pánico.

El solo responderá a una pregunta, “Porque ellos toman forma?” Sus ojos se fijaran en ti y su lengua se mantendrá inmóvil. En un garganteado y horrible discurso, te recitara la creación de cada objeto, y el propósito de cada uno. La descripción te forzara a vomitar tras cada oración, y la historia lleva a la mayoría a la demencia.

Encontraras un oxidado y agarrado un machete en tu mano. Debes remover su lengua escritora con sus patéticos y gargantosos gritos haciendo eco en tu alma. Se verá patético y querrás ayudarlo, pero no lo hagas, o lo reemplazaras.

Su lengua es el Objeto 28 de 538. Ellos se encontraran, solo tú sabrás porque.



The Holder of Frost (El Holder de la Escarcha)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o una casa al medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por visitar a aquella que se hace llamar “The Holder of the Frost” (N. del T: dice the Frost pero en el titulo no, no se cual estará mal o si es así) Si el trabajador siente un escalofrío innatural, serás llevado a un pasillo que no debería existir donde lo hace. El trabajador te llevara por el pasillo, y, una vez des vuelta la espalda, sacudirá su cabeza y murmullara “Pobre imbécil” El pasillo se volverá más frio mientras procedes; pero no hagas ningún intento de calentarte. Si lo haces, que el cielo te ayude.

Si el algún momento, el frio cesa y el pasillo se vuelve cálido, debes rápidamente gritar “Alto! Esta no es la respuesta!” Si el calor persiste, corre. Corre lo más lejos que puedas a la salida. Si no lo logras, entonces las llamas del infierno te consumirán. Si lo logras, no pares de correr. Huye del asilo, la ciudad, el país; los perros infernales tienen tu esencia, y ellos no descansan.

Si el calor regresa, procede por el pasillo hasta que llegues a una puerta hecha de hielo solido, y golpea tres veces. Si una suave y femenina voz dice que entres, abre la puerta. Si una ruda voz de hombre dice que te vayas, reza por una muerte rápida.

Dentro de la puerta, encontraras un cuarto hecho de hielo, con estalagmitas congeladas y estalactitas dando la apariencia de una boca enorme. En el centro del cuarto estará una mujer envelada y de piel de marfil. No mires a la mujer directamente, y di solo una cosa: “Que causo su invernacion?”

Ella te dirá su historia, una historia de destrucción y devastación, guerra y hambruna, vida y muerte, y de un profundo letargo. La historia te hará temblar hasta la base de tu existencia, pero no mires directamente a la mujer. Si lo haces, tu alma será congelada por toda la eternidad.

Cuando acabe, ella removerá su velo, pero no debes mirarla. Su belleza podría devastar tu mente. Si mantienes tus ojos lejos de ella, pondrá sus manos sobre las tuyas, y susurrara a tu oído: “La era del hielo ha acabado. Que harás?” El mundo explotara en blancura, y cuando pase estarás fuera de la institución. En tus manos estará un gran copo de nieve cristalino.

Ese copo de nieve es el Objeto 29 de 538. La era del hielo ha terminado; Ellos están comenzando a deshielar.



The Holder of The Flame (El Holder de la Llama)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o una casa al medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por visitar a aquella que se hace llamar “The Holder of The Flame” El trabajador te mirara indiferentemente por varios minutos antes de apuntar, silenciosamente, a una puerta detrás de ti. La puerta no estaba ahí, y nadie más alrededor se dará cuenta. Acércate a la puerta y cierra los ojos, antes de agarrar el golpeador. Necesitas golpear solo una vez. Si el metal de pronto se enfría en tu mano, corre. Corre lejos, y sigue corriendo. Solo ten la esperanza de que huyeras, la alternativa es un horror que solo las almas del infierno pueden comprender.

Si el golpeador se vuelve caliente, mantenlo firmemente, incluso si comienza a chamuscarse en tu mano. Eventualmente el dolor cesara. Una vez pase esto, abre tus ojos. Estarás en un pequeño jardín, iluminado por la luz de una luna llena, y rodeado por piedras cubiertas de hiedra. A tu izquierda estará un estanque. No mires al agua directamente, o la multitud de terrores acechando con capturar y arrastrarte una y otra vez por el resto de la eternidad. A tu derecha estará una pira funeraria, aun no encendida, ingeniosamente oscurecida con un líquido inflamable.

Toma exactamente cinco pasos hacia la pira. No preguntes porque. Encontraras el cadáver de un niño castrado, sus brazos plegados en un vial de mercurio. No digas nada más que la pregunta “Que causo su inmolación?”

El cadáver no se moverá, pero la pira funeraria se encenderá a si misma libremente. Al igual que los arbustos, el pasto, los arboles y las flores alrededor de ella. Las flamas cambiaran de colores, desde el rojo de la sangre recién salpicada, al verde de la infección y fallecimiento. Las plantas chillaran en agonía a la vez que las paredes alrededor del jardín son consumidas. El estanque se secara, el agua ardiendo con un calor ampolloso, como las almas de los malditos suben en el vapor, rugiendo su letanía de maldiciones hacia ti.

A la vez que la primera maldición llegue a tus oídos, debes invocar coraje y comenzar a reír. Ruidosamente, resentidamente, arrogantemente, pero no suavemente. Si las maldiciones se vuelven más vehementes, estas a salvo. Si se detienen, entonces arrójate a la pira para escapar de un destino por lejos peor.

A la mitad de la tempestad, el cadáver calmadamente se sentara, consumido completamente en llamas, y te ofrecerá el vial. Debes continuar riendo, y cruzar tus brazos. Aun no debes aceptar el regalo.

El cadáver abrirá su boca, y si tienes suerte, lo que veras en sus profundidades no te dejara reír en locura por el resto de tu vida mortal.

El vial caerá, destrozándose, y salpicando sus contenidos sobre los restos ennegrecidos de pasto mientras la flamas mueren debajo. Todo estará en silencio. A tus pies estará una nueva flor, su tallo es duro y espinoso, sus pétalos pintados con los colores del fuego infernal y la condenación. Agarrala, y te encontralas fuera del el jardín y de vuelta en frente de la puerta.

Esta flor es el Objeto 30 de 538. Se incinerara a si misma en las profundidades de tu alma, y encenderá las llamas de la locura.

_______________________________________________
My soul in a song:
 



Volver arriba Ir abajo
ReyDingo
Admin/Master
Admin/Master
avatar

Mensajes : 626
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 29/10/2010
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100

GP GP : 0

MensajeTema: Re: The Holders   Lun Ago 08, 2011 8:27 pm

The Holder of Silence (El Holder del Silencio)

No hables. No suspires. Apaga cualquier dispositivo que haga un sonido, destrúyelo si es necesario. Envía lejos a tus amigos y familia, nunca los veas de nuevo. Y silencia a ese maldito perro.

Dispárale a los vecinos, ellos querrán romperlo.

El silencio-lo oyes? Puro y dorado, todo para ti. No hay clamor, ni bocas abiertas, o esfuerzos, por el tiempo que mantengas el silencio.

Camina la instituto. No hagas ruido y no dejes a nadie explotar y estruendar tu silencio; sus puños y armas no deben detenerte.

No deben romper el silencio.

Cuando llegues al escritorio, deja en el escritorio del trabajador un pedazo de papel en blando y entonces comprenderán.

Serás llevado a las profundidades del instituto. Todo el rato arderas en tu silencio; rompiéndote, enloqueciéndote. Quiere destruirte por lo que debes ser parte de eso.

Lo oyes? La sangre fluyendo por tus venas? Eso debe ser silencioso. Arrancate el ruidoso corazón, porque el ha sido ofendido y debe ser canalizado fuera de aquí.

Continua caminando – debes caminar – y se rodeado por el silencio.

Haz paredes y celdas para defender al silencio; crea castigos para aquellos que lo rompan.

Cuando llegues a tu celda debes hablar una vez más, pero no querrás hacerlo. Simplemente desearas mantener el silencio, tenerlo alrededor tuyo, cerca de ti. Mantenerlo por un rato.

Porque ese silencio es el Objeto 31 de 538. No debe ser roto.




The Holder of Speed (El Holder de la Velocidad)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a una institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues a escritorio del frente, pregunta por algo llamado “The Holder of the Speed” El trabajador debería quedarse sin movimiento. Mira a tu alrededor; si todo lo demás se queda sin movimiento, estas en buen camino. Si no lo estas, nadie sabría de tu fallecimiento. Esto hará todo peor.

Te darás cuenta de que el movimiento alrededor y la respiración se vuelven más graduales, pero aumentando su dificultad; esto es de esperarse, ya que el aire lentamente se queda sin movimiento. Deberás explorar cuidadosamente los pasillos a tu alrededor, pensando sobre tu primer gran fallo; pero estate advertido de que, si te tomas demasiado, te sofocaras.

Tu objetivo es encontrar a un niño que aun se mueve, entre todas las figuras como estatuas alrededor tuyo. El niño se te acercara con una bola, entregándotela. Pon atención a la forma en la que la bola es entregada. El niño declarara “Tu lo eres” Y entonces correrá fuera del cuarto, siempre riendo.

Lo que tienes que hacer es regresar esa bola. Ten cuidado de no ser engañado por el eco de la voz en las paredes, el tiempo desperdiciado significa que estas más cerca de una muerte por asfixia. Como el tiempo pase el aire será más difícil de cortar, requiriendo una fuerza más grande; el calor lentamente abandonara tu cuerpo, gotas de agua perforaran tu piel. Más bien, serás cegado, ensordecido y similarmente mutilado durante esta persecución. Tu visión será dañada como todo lentamente en sombras, e incluso la luz misma eventualmente está llegando a detenerse.

Si ciertamente encontraste al niño en uno de los pasillos, bajo un rayo de luz; Puede venir desde una ventana, una lámpara, o alguna fuente de luz similar. Deberás regresarle la bola de la misma forma en la que se te fue entregada, e intentar escapar, dando continuidad al juego.

Si has pasado, el aire ya no será pesado. Te darás cuenta de que en cada lugar por el que corriste estará dañado en algún grado. Dependiendo de donde encontraste tu prueba, tendrás que dar muchas explicaciones a la administración de facilidad, y de alguna forma evitar ser encarcelado.

Si fallas, el niño una vez más te regresara la bola tan pronto la hayas entregado. Te declarara “Tu lo eres” y correrá por los pasillos. Probablemente morirás perforado por la humedad del aire y sofocado antes de llegar al infante una segunda vez.

Tu nueva habilidad para encontrar cosas es el objeto 32 de 538. Mencionar al niño a otros al principio creara desdén y ridiculización. Mencionarlo una segunda vez es invitar a tu fallecimiento en las manos de cualquiera por un disparo en el oído. Si tienes suerte.



The Holder of Wind (El Holder del Viento)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a una institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues a escritorio del frente, pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Wind” El recepcionista entonces se ira caminando, como si nunca hubieras estado ahí. Sigue al recepcionista. Después de cinco minutos de lo que parecerá una caminata sin objetivo el recepcionista comenzara a silbar. Si es una tonada que conoces, síguela. Si no la reconoces, intenta recordar los mejores tiempos de tu vida ya que después no sabrás nada más que el dolor infinito de tu infierno personal.

Si te encuentras zumbantes en la tonada, el recepcionista se girara a ti y apuntara a un cuarto a tu izquierda. Entra en el cuarto. Dentro esta una ancha pradera llena con interminable pasto largo hasta tus rodillas. Lo primero que te darás cuenta es una briza tibia y gentil jugueteando por tu rostro. A la distancia, oirás un débil sonido susurrante. Si no oyes el sonido, corre por la puerta y ciérrala tras te ti o la pacifica pradera se convertirá en tu lugar de descanso final.

Si el susurro persiste, cierra la puerta y esta desaparecerá. Sigue el susurro lo mejor que puedas. Después de unos cuantos pasos, un joven se alzara del pasto, vestido en ropas de granja muy simples. Este hombre solo conoce la respuesta a una sola pregunta. “Que los llevo a separarse?”

El hombre te dirá una floja historia. Una historia llena con ilusiones y decepciones, embotada por su acento. Comenzaras a sentirte cansado y quizás quieras recostarte en el pasto y dormir un rato, pero no lo hagas. Si lo haces, nunca despertaras de tu letargo.

Una vez el hombre acabe de pasear, te hará una pregunta. “Realmente lo quieres?” La flojera inducida junto a la escena te harán querer decir que no, pero resiste y toma las campanas de viento que te ofrece. La puerta por la que viniste aparecerá frente a ti, permitiéndote irte en paz.

Esas campanas son el Objeto 33 de 538. Cuando el viento causa a esas campanas sonar otro objeto esta cerca, como el fin de toda esperanza.



The Holder of Oblivon (El Holder del Olvido)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Oblivon” Si el sirviente te mira y traga saliva ruidosamente, síguelo a un cuarto en las profundidades del edificio, lo más profundamente lejos posible. El sirviente abrirá una puerta y te dará una mirada de terror. Si eres rudo, entra al cuarto. Si eres cobarde, corre.

Dentro del cuarto, hay una silla. Siéntate en ella. Si en algún momento empiezas a sentir miedo, párate y vete. Aun eres libre de escapar. Si eliges quedarte, debes sentarte y esperar hasta que las luces del cuarto parpadeen. No te pares. No te levantes. Si no estas sentado cuando las luces parpadeen, caerás al vacio entre mundos, un bocadillo para sus grotescos habitantes.

Cuando las luces parpadeen, debes cerrar tus ojos inmediatamente. Mirar al vacio te destruirá la mente. Solo cuando oigas a un hombre que te diga que puedes abrir los ojos Estarás en una mazmorra oscura, ligado a la silla por una telaraña de cadenas ébano. Alrededor tuyo habrán cabezas empaladas en estacas ensangrentadas, y parado frente a ti estará un hombre con un traje de verdugo. Míralo a los ojos; no muevas tu mirada y no muestres ni la más mínima pizca de miedo, si lo haces, el añadirá tu cabeza a su colección.

La única cosa que puedes decir sin ser decapitado es la pregunta, “Que traerán?” El verdugo reirá con una risa inhumana, y entonces las cabezas empaladas comenzaran a hablar. Hablaran de horrores, de ejecuciones, de sus fines individuales, pero no debes mover tu mirada del verdugo, o tu también hablaras de tu muerte. Eventualmente, el hablara de su propia muerte, de lo que le trajeron. Cuando termine, se quitara su capucha, revelando una cara esquelética. Con un cacareo, ondeara sus manos, y el mundo se zambullirla en la oscuridad.

Cuando la luz regrese, estarás sentado pacíficamente en la antecámara de la institución. En tu regazo estará la capucha del verdugo.

Esa capucha es el Objeto 34 de 538. Has visto lo que traen, los detendrás?



The Holder of Fear (El Holder del Miedo)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Fear” Si el momento es el correcto, el sirviente te llevara a un closet sin suelo. Con una austeridad maliciosa, el trabajador te arrojara en el agujero y cerrara la puerta.

Como caigas por el abismo, no podrás sentir ningún miedo. Si lo haces, inmediatamente golpearas con el suelo espinado del foso y encontraras una grotesca muerte. Si te mantienes resuelto, tu caída eventualmente se ralentizara y detendrá, dejándote en un cuarto bañado en oscuridad. En la oscuridad, solo debes decir una cosa: “Que es su arma?”

Inmediatamente el cuarto se iluminara. Alrededor tuyo estará todo a lo que más temes, y en el centro estará una criatura que tomara la apariencia de tu mas grande miedo. Ni una vez podrás vacilar o encogerte frente a esta criatura, o ella te desmembrara de la forma más dolorosa posible.

Debes mirar a tu mas grande miedo mientras te cuenta su historia en insoportable detalle. Te dirá de todos los miedos en el mundo, desde el más pequeño al más grande, en todas sus horripilancias. Cuando haya acabado, la criatura te preguntara a que temes. Ahora debes confesar todos tus miedos a la criatura, sin mirar alrededor del cuarto. Si te pierdes incluso uno, serás consumido por tu propio terror, dejando nada mas que una caparazón vacía.

Si confiesas todos tus miedos, la criatura gritara, y el grito te enviara lanzándote a la pared tras de ti. Cuando pares de moverte, estarás enfrente del closet por el que entraste antes, y en el closet estará un espejo.

Ese espejo es el Objeto 35 de 538. Refleja tu mas grande miedo, y esa es su arma.



The Holder of Faith (El Holder de la Fe)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o institución religiosa a la que puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal, cierra tus ojos y pregunta por visitar a alguien que se hace llamar “The Holder of Faith” El trabajador te mirara en una confusión abstracta, sacudirá su cabeza y volverá a su trabajo. Si esperas por 3 minutos completos, suspirara y te llevara al cuarto del conserje. Te llevara dentro, y te encerrara ahí. La puerta no abrirá, y será totalmente oscura. Lentamente la oscuridad comenzara a delineara brillantes palabras en un lenguaje que nunca has leído, y voces que nunca has oído hablando las mayores estupideces de blasfemias que tu cuerpo pueda resistir.

Si el soliloquio se detiene, arrodíllate y junta tus palmas, gritando cada oración que conozcas. Si la escritura no continua, maldito el dios que ha puesto tu existencia.

Si la escritura continua, párate rápidamente y corre por el túnel. Luego el túnel se abrirá en un gran domo, y veras a una joven niña de blanco, mirándote con sus cabellos caidos frente a su cara. No mires a sus manos, o ellas pelaran la carne de tus huesos. Ella solo responderá a una pregunta, “Porque temen?”

Ella te mirara y su boca dirá bruscamente cada error que se haya hecho en nombre de un dios, y algunos que debes creer que han pasado frente a tu realidad. Entonces ella caerá al suelo gritando en horrible agonía mientras es consumida por una llama blanca.

Sus cenizas son el Objeto 36 de 538. Un día se mesclaran con las tuyas.



The Holder of Confusion

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Confusion” El trabajador inicialmente te ignorara, pero si esperas por todo un minuto, se levantara y hará un gesto para que la sigas. Después de seguirla por una serie de pasillos con poca iluminación, llegaras a un pasillo cerrado sin puertas. El trabajador hará un gesto hacia el fin del pasillo, y rápidamente te dejara solo sin decir una palabra.

Debes caminar hasta el fin del pasillo, sin decir una palabra. Una vez llegues al fin, pon tus manos en la pared para revela que es una ilusión por la que puedes pasar caminando. Si tienes miedo, o no estás seguro de lo que hay tras la pared luego de dar un paso, o tienes dudas simplemente vete caminando del plano de la existencia por siempre, nunca serás oído de nuevo.

Pero si crees en ti mismo, y crees que las respuestas yacen tras la pared, cuando pises dentro aparecerás en un brillante cuarto blanco, con muchos caminos. Algunos llevan a la distancia, otros parecen no llevar a ningún lugar, otras parecen ser incomprensibles, y llevarte a sufrir lo que solo la más maldita de todas las almas puede comprender.

El camino que buscas es el que está delante de ti. Parece continuar por la eternidad. Mientras caminas, no debes decir nada, no importa cuánto tiempo pueda tomar, y si el pasillo comienza a oscurecerse mientras avanzas, tu única opción es sentarte y llorar silenciosamente, para ti no hay nada más que un nutriente para el más grotesco y maldito demonio de todos.

Como sea, si el cuarto permanece insondable y perfectamente blanco, tu incursión por el camino será sin peligro, y llegaras seguro a una puerta. En este punto, no necesitas hacer nada, mientras la puerta se abre a ti revelándote un cuarto que parece una imposibilidad.

No es grande, pero tampoco pequeño. No iluminado, pero no negro. Parece ser todo, y nada. Iguales y opuestos son insignificantes en este cuarto. Esta dicho que el que entre aquí es llevado a la loca demencia y comenzara a arrancarse su propia piel, o destriparse a si mismo con sus manos, mientras ríe maniáticamente. Nunca muriendo, ese resa su destino por toda la eternidad.

Si te las arreglas para no ser llevado a la demencia, notaras una figura indescriptible parada en el centro de la locura. Parece ser humano, pero a la vez, algo mucho mas infernal. No podrás comprender su entidad visual, pero no te repulsara a la vista, Algunas cosas que conoces son verdad. Otras son mentiras. Algunas no estas seguro. La entidad irá incrementando su agitación que ignoras por no tener sentido. Debes frenarte de decir nada, hasta que la entidad caiga silenciosamente, y luego pregunte;

“Que harías, si todos son puestos juntos?”

A esto, debes responder firmemente:

“Todo lo que podría hacer. Incluido lo que no podría.”

La entidad te mirara inexpresivamente por un momento. Si no te cree, simplemente se ira caminando, y te dejara ahí, por siempre en la oscuridad. Si te cree de alguna manera, se acercara a ti y te dará un pequeño y aparentemente inmaterial objeto brillante. Es la “Resolución de la Bestia”

Ese es el Objeto 37 de 538. No importa cuán indeciso seas, no importa cuán inseguro el mundo se vuelva, tu solo debes saber qué hacer si todos son puestos juntos.



The Holder of Accuaracy (El Holder de la Punteria)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio del recepcionista, pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Accuaracy” Si vez una mirada de terror y pena caer por el rostro del recepcionista, ellos te han encontrado, y ninguna cantidad de corridas te salvara.

Como sea, si su cara muestra una expresión de emoción y escepticismo, has llegado al lugar correcto. Ellos te llevaran a la puerta más cercana y la abrirán para ti. Debes caminar por el pasillo exactamente tres segundos después de que la abran para ti. No más, ni menos. Después de caminar dentro, el recepcionista cerrara y bloqueara la puerta tras de ti. Te darás cuenta de que ahora estas parado en un campo de tiro con casquetes ambos lados hasta donde alcanza la vista. La gente que toma esos casquetes son los Seekers que han fallado. Ellos están condenados por una eternidad con las armas que tangentemente se ciñen a sus manos.

Toma el casquete que está directamente frente a ti. Te darás cuenta de que hay un rifle convenientemente colocado en una mesa cercana. Cuan pronto la tomes, un objetivo aparecerá al final del campo de tiro. Tienes cinco balas, y debes acertar el centro del objetivo con cada una. Si fallas las cinco veces, el Seeker a tu izquierda pondrá su arma en tu cabeza y jalara el gatillo. Si fallas solo una, te unirás a los buscadores que han fallado en su estupor sin mente.

Si te las arreglas para darle a la diana las cinco veces, el campo de tiro desaparecerá, y te encontraras en un negro vacio parado frente a un hombre vestido en una chaqueta trinchera y un sombrero café oscuro, pero no podrás ver su cara. El es el Holder. Si el esta fumando un puro, entonces el no te encontró digno de continuar tu jornada, y te empujara al vacio para caer por la eternidad. Si esta fumando un cigarro, entonces el cree que eres capaz de continuar. El te llamara para hablar. Debes preguntarle “Cuanta gente trato de detenerlos?”

El entonces te dirá en gran detalle cuantas personas trataron de detener a los objetos perderse, cuantas balas fueron disparadas, cuantas peleas fueron luchadas, cuantas guerras fueron comenzadas, entre otras cosas. No te preocupes. Algunos se han vuelto locos con esta información. El hombre te dará el rifle que usaste en el campo de tiro. Cualquier bala que cargues en este rifle jamás se acabara y siempre disparara donde apuntes. El hombre hará una inclinación respetuosa y caminara al vacio. Sentirás una fuerte ráfaga de viento y entonces te encontraras en frente del lugar que llamas hogar.

Ese rifle es el Objeto 38 de 538. Cuantas balas tomara detenerlos?



The Holder of Absence (El Holder de la Ausencia)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por visitar a aquel que se hace llamar “The Holder of Absence” Si la persona en el escritorio principal trata de convencerte de que la persona que deseas visitar ya no está ahí, pregunta por visitar la celda nonetheless* (N del T: no obstante? Varios significados, cada quien vea el que quiera) A este punto el recepcionista deberá mostrarte una mirada que solo puede definirse como sin emociónes. El recepcionista te llevara por una larga pared con muchas puertas en ella. Ellos abrirán la puerta para ti pero no irán más allá. Tras esa puerta está la oscuridad, nada más.

Como pises en la oscuridad, la puerta se cerrara fuertemente tras de ti. Ahora estás atrapado y el único camino es ir adelante. No podrás ver el suelo, el techo o las pareces. Estate advertido, puede que camines mucho tiempo, posiblemente días. Como vayas caminando te sentirás frio y vacio. Sentirás como si tu alma hubiera dejado tu cuerpo y solo te dejara como una caparazón vacía. En el momento que oigas pisadas que hacen eco ruidosamente. Detente inmediatamente y espera. Si las pisadas no se detienen, debes sentarte y esperar hasta que lo hagan. Si las pisadas se detienen, debes avanzar hasta que llegues a otra puerta de hierro, iluminada por una luz tras ella. Ábrela y entra.

Dentro estará un cuarto oscuro. Solo un pequeño círculo de luz en el piso puede verse, iluminado por una pequeña vela. Tras la luz estará una silla con una chaqueta en ella. Acércate a la silla, pero no te sientes en ella, no importa cuánto hayas estado caminando. Espera hasta que la vela se queme. Cuando lo haga, extiende tu mano, y toma la chaqueta. Luego de eso veras un destello y te encontraras en frente del escritorio de la institución mental o casa en medio del camino. Busca en el bolsillo interior en el pecho de la chaqueta y saca un pedazo de papel chamuscado con tinta roja. No leas esta tinta o el Holder de la Ausencia se presentara y te destruirá con impensable dolor y angustia.

Este papel es el Objeto 39 de 538. Consérvalo ausente. Consérvalos de reunirse todos juntos.



The Holder of the Abandoned (El Holder del Abandonado)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a un orfanato o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por visitar a aquel que se hace llamar a si mismo “The Holder of the Abandoned” El sirviente te mirara con ojos solitarios, y tristemente hará un gesto para que la sigas. Te llevara por un laberinto de pasillos. No mires atrás y mantente pisándole los talones o te perderás por siempre en este laberinto. Ella te mostrara una puerta, desmenuzada por el tiempo. Ella de repente se desvanecerá, abandonándote a tu destino. Avanza o piérdete por siempre.

Después de que abras la puerta te encontraras con un laberinto de arbustos. Sigue tu instinto para viajar o arriésgate a perderte por una eternidad vagando. Escucha cuidadosamente. Cada paso que hagas sonara ruidosamente por el aire. Si el sonido se detiene; párate firmemente y no te muevas. Si oyes un sonido zumbante grita, “Retrocede, no necesito tu ayuda!” Si el zumbido persiste entonces corre. Corre por tu vida. Tu cuerpo, tu mente, incluso tu alma estarán en gran peligro. No pares, no importa lo que oigas o veas. Si te atrapa, serás roído eternamente por las afiladas garras de cada problema que ha plagado a la humanidad. Si escapas entonces puedes considerarte bendecido con suerte que nadie antes haya tenido.

Eventualmente llegaras al final. Frente a ti estará una puerta dorada, golpea una vez, y se balanceara abriéndose para ti. Lentamente entra en el patio. Dentro encontraras un hermoso hombre en sus tardíos andares vagando por ahí sin objetivo. Pregúntale esto y nada mas, “Donde fueron abandonados?” Si el hombre te ataca considérate afortunado; Nunca veras el fin de esto. Si no, te lo mostrar. Te mostrara cada maldad puesta en esas cosas manchadas. Te volverás loco. Si no estás verdaderamente destinado a ver esta tarea hasta el fin. El hombre te dejara en el fin de esta visión. En su lugar aparecerán un mapa y un reloj roto. El reloj muestra cuanto tiempo te queda en esta carrera. Puedes no quedártelo, y no recordar que hora marcaba.


El mapa es el Objeto 40 de 538. Úsalo o no, pero el conocimiento ha escapado, y no eres el único que lo tiene.

_______________________________________________
My soul in a song:
 



Volver arriba Ir abajo
ReyDingo
Admin/Master
Admin/Master
avatar

Mensajes : 626
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 29/10/2010
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100

GP GP : 0

MensajeTema: Re: The Holders   Lun Ago 08, 2011 8:29 pm

The Holder of Solitude (El Holder de la Soledad)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a una institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Como llegues al escritorio principal, mantén tu mirada en el suelo. Si tu mirada vaguea entonces ya has fallado. En el escritorio no te muevas ni muevas tu cabeza hasta que el trabajador haga un sonido, reconociendo tu existencia. Sin subir tus ojos, pregúntale por lo que es conocido como “The Holder of Solitude” Como esas palabras hayan salido de tus labios un gran gong sonara, sacudiendo el suelo donde estas parado. Una vez el sonido del gong se silencie finalmente podrás ver tus alrededores.

Te encontraras bajo un extraño cielo y una vasta y mórbida tierra devastada, solo un camino de fría piedra llevando delante al horizonte. Al instante te asustaras de esta tierra sin vida, pero debes seguir andando; porque ellos saben que estas ahí. Y ellos no reciben bien a los extranjeros.

Si las nubes de fruncen en el cuelo y la oscuridad invade el camino mientras cruzas por el hacia el horizonte; cierra tus ojos y arrodíllate. Ningún mortal ha podido dejar su mirada en los habitantes de este mundo. Como te arrodilles, debes suplicar: “No te conozco, ni tengo deseos de hacerlo. Pero mi camino está aquí y debo seguirlo” Después de que hayas pronunciado estas palabras, espera por su juicio. Si ellos eligen permitir tu presencia los sentirás retrayéndose, si deciden otra cosa, entonces este no será tu destino. Ten esperanza en que acaben con tu existencia rápidamente.

Al final de tu camino espera un pilar de obsidiana. Colocado encima esta una gárgola de obsidiana, contemplando tu llegada. La gárgola solo se moverá por el sonido de una pregunta “Quien perecerá?” Una vez estas palabras sean dichas la gárgola descenderá a ti, y sus alas te envolverán en la oscuridad. Ahí te mostrara las vidas de toda vida humana como estrellas en la oscuridad, y como estrellas las veras brillar y morir. Por eones veras las muertes de lo que vinieron antes de ti y los que vendrán. Y experimentaras su soledad como los veas morir, dándote cuenta de cuan profundamente separados están uno del otro.

Esto continuara hasta que tu salud se sature o solo una luz quede. Y entonces la gárgola dirá: “Tu fin no es mío revelártelo, y no es lo que buscas” Esas palabras harán eco dentro de ti hasta el día en que la tarea se complete. Una vez más debes cerrar tus ojos a menos de que mantengas tu mirada en la última luz restante y la gárgola te devore. Como cierres tus ojos sentirás como si pasaras lanzado a través de las dimensiones, girando sin fin por suelo solido, como si nacieras de nuevo, como regresando a la luz después de una eternidad de oscuridad.

Y una vez abras tus ojos miraras alrededor en una gigantesca y marchitada sala circular, y el quebrado suelo de mármol cubierto con restos de muerte. Al final del cuarto veras una luz, llamándote. Como avances hacia ella podrás notar algo colgar de la pared – un escudo oscuro con forma de cometa decorado con símbolos macabros, los símbolos aparentemente vivos y pulsantes. Solo necesitas sacarlo y reclamarlo.

Al momento en el que el escudo deje la pared estarás de vuelta en el escritorio principal donde el trabajador estará mirándote. Ella conoce lo que has presenciado y te odia por eso.

El escudo que tienes en tus manos es el Objeto 41 de 538. Reza por que pueda protegerte de lo que está por venir.


The Holder of the Star (El Holder de la Estrella)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental u hospital y pregunta en el escritorio principal por alguien que se haga llamar como “Holder of the Star”. El trabajador te mirara fijamente a los ojos con una cara de desprecio por algunos segundos. Si no ve en tus ojos un corazón resuelto, se reirá arrogantemente. Si lo hace, huye, o los guardias te agarraran y aprisionaran en una celda entumecedora donde oirás la risa del hombre mientras despiertes o duermas por toda tu vida. Si ve determinación en tus ojos, se parara y te guiara por un pasillo. Se detendrá en una puerta de una celda y te dará la llave, sin decir nada y luego yéndose caminando. Con la llave en la mano, toma la manilla y gírala lentamente; no está cerrada.

En vez de una celda tras la puerta, habrá un vestíbulo, pobremente iluminado. Entra al pasillo y cierra la puerta con llave tras de ti. Como camines por este pasillo, oirás la risa de niños mescladas con los reconfortadores cantos de unos monjes extranjeros. Rápidamente las risas se volverán gritos y los canticos en maldiciones. Mientras oigas estos terribles sonidos estarás a salvo, pero si tu coraje flaquea, y el más mínimo miedo se te viene encima en el pasillo, los sonidos se detendrás. Y si esto pasa, cierra tus ojos y reza por que la criatura que acabas de despertar tome tu vida a la primera mordida. Si sobrevives en este pasillo, llegaras a una pequeña puerta cerrada. Las luces se oscurecerán alrededor tuyo y solo podrás ver la puerta. Cuando todo esté oscuro, usa la llave que te dieron y abre la puerta. Entre por la puerta a una pequeña y oscura celda. Ahí habrá un hombre encapuchado en ropas rojas. El tiene una vela y mantiene sus ojos cerrados mientas canta. Se sentara en el medio de un pentagrama dibujado con una brillante sangre roja. El hedor que producirá esto te dará arcadas, pero nada más que eso. Tras el hombre esta una roca quemada. No mires la piedra directamente por mucho tiempo o las quemaduras de la roca envolverán tu mente y enviaran tu cuerpo a una fiera eternidad. En vez de eso mira a la vela y escucha al viejo.

Responderá solo a una pregunta: “Que debe ser hecho para completar su deber?” El hombre parara de cantar, y entonces te dirá cinco nombres y cinco preguntas. Te informara que debes aprender sobre tus semejanzas con los demás. Entonces se golpeara su dedo índice en la sangre del pentagrama y dibujara una formula en la pared. Una llave, más un libro, mas una pluma, mas una palabra garabateada en una forma ilegible, yace un libro abierto con tres óvalos dibujados alrededor de el. Se reirá cálidamente y regresara a su lugar de asiento. El te dará la aun ardiente piedra y desde debajo de su capa arrancara un corazón aun latente. Con todo lo que puedas, destruye el órgano sin piedad. Dentro de la malla carnosa encontraras un antiguo lápiz. Cuando mires arriba, encontraras al viejo muerto, con una mirada de serenidad en su cara. La oscuridad te absorberá y cuando se vaya, te encontraras fuera del hospital.

Te darás cuenta de que ese lápiz nunca necesita rellenar su tinta roja. aunque que la tinta nunca huela a nada, te darás cuenta de que es tu propia sangre drenada por el lápiz en el papel. Si permites que este objeto se rompa, una horrible y lenta muerte te llegara. Mientras tengas este objeto, oirás susurrados canticos en el fondo de tu mente hasta que mueras o hagan lo suyo.

Este lápiz es el Objeto 42 de 538. Te permitirá escribir en el tomo maldito con tu propia sangre. Hacer esto es una tontería. Si tu elección es continuar su trabajo, o destruir la oportunidad de que los objetos se reúnan y vuelvan juntos alguna vez.


The Holder of Earth (El Holder de Tierra)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a una institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por visitar a quien se hace llamar “The Holder of the Earth” El trabajador se reirá ruidosamente, llamando la atención de solo una persona. El trabajador se mantendrá sentado, pero la persona a la que le llamo la atención te llamara. No le preguntes nada mientras te lleva a un armario en las profundidades del asilo. Abrirá la puerta para ti y esperara que entres primero; no lo hagas, o la escalera tras la puerta desaparecerá y caerás interminablemente en el frio vacio. En vez de eso, dile “No me atrevería a ver aquellas vistas antes que usted” Si te cree, se inclinara levemente y entrara, y deberás seguirlo. Si no lo haces, agradece que estas profundo en el asilo para que nadie oiga tus gritos.

Como bajes la escaleras, oirás gritos bestiales venir de todos lados, pero principalmente sobre ti. Mantén tus ojos entrenados a la oscuridad debajo de ti (aun si el hombre se desvaneció en la oscuridad, aunque podrás sentir que no estas solo) No debes mirar nunca arriba, o los demonios y seres infernales que te observan, se burlan de ti, bajaran, rasgándote la piel de los huesos, drenando tu sangre y rajando tus musculos y nervios por un largo rato.

Mientras mas bajes, notaras que la atmosfera se vuelve mas y mas como una tumba, y aunque aun oirás a los demonios arriba, parecerá como si finalmente hubira un techo sobre ti. Debes seguir cuidándote de no mirar arriba. Después de un interminable tiempo, pondrás pie en un suelo solido y suave de nuevo. Si los demonios del pasillo paparon de gritar, no viviras para ver el suelo. Si no lo han hecho, desearas que lo hagan, porque ahora es tu oportunidad de preguntar la única pregunta a la que la oscuridad responderá. Debes preguntar firmemente, “Como pueden ser detenidos?”

Cuando lo hagas, lamentos espectrales sonaran bajo ti, aunque aun sentirás el suave suelo bajo tus pies. Podrias sentir al hombre que te guio aquí darse vuelta. Sus ojos te perforaran, aun si no puedes verlos. No debes mirar abajo o sino tu mirada se perderá en el vacio frente a ti. Los lamentos continuaran, al principio sin palabras, pero luego una voz masculina los guiara para hablar al unísono. Ellos te dirán de la única cosa que puede prevenir el resultado de que los objetos se reunan, pero eso estará entrelacado con cada consecuencia de hacerlo. Ellos te dirán sobre el cielo donde llueve fuego, de ríos de tu sangre, y te dirán mucho mas.

Cuando las consecuencias acaben, las luces repentinamente aparecerán. El hombre que te guio de pronto se habrá ido. En su lugar estará un objeto que no podrás ver en este lugar, o te llevara a la locura. Debes cerrar tus ojos tan pronto las luces vuelvan y sentir las cosas a ciegas y sentir la aspera y tibia textura del objeto. Si no cierras los ojos, veras de lo que esta hecho el piso: Cuerpos humanos destripados, todos perdieron sus ojos aunque sus bocas siguen respirando. Si miras esto y no te vuelves loco inmediatamente, te volverás uno de ellos, entrando a la tierra satanica.

Si tomas el objeto exitosamente, serás transportado al exterior del asilo, donde podrás abrir los ojos.

La piedra volcánica es el Objeto 43 de 538. Aunque sepas como detenerlos de reunirse, no podrás hacerlo.


The Holder of War (El Holder de la Guerra)


El cualquier ciudad, en cualquier país, ve a una institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Mira al techo con una expresión aburrida mientras caminas al escritorio principal, y con una voz que parece a medio camino por el mundo pregunta por ver al “Holder of War” recibirás una palmada en el hombro; ahora es seguro bajar la mirada. El asistente sonreirá educadamente y comenzara a caminar, dando un discurso que parece mecánico sobre la historia del asilo. No reacciones a su discurso- es locamente sangriento y esta lleno de descripciones graficas, pero reaccionar en este momento significa tu paso al infierno.

Tras un rato de caminar, llegaras a una puerta elaborada de caoba y oro. Detente frente a ella. Mantén tu espresion de aburrimiento en la cara, posiblemente añadiendo una mueca inexpresiva, pero no reacciones mientras el trabajador te toma por atrás de la camisa, o cambiara su acción a arrancarte la cabeza.

El trabajador te arrojara por la puerta, y oirás el portazo tras de ti. Estas en lo que una vez fue una granja fértil que ahora esta arrasada, descastada y sucia y repulsivamente negra. Soldados vestidos de dos colores – un horrible brillo, de alguna manera aun pintado suciamente de blanco y negro- batallando de las maneras mas horribles posibles, peleando con rifles, cañones, espadas, arcos, todas las armas de guerra que han existido desde el alba de los tiempos.

No te impresiones por este campo de batalla, o los soldados te notaran, pararan sus peleas, e iran por ti con un odio voraz, ya que por ti han dejado de luchar, y en sus locas y enfermizas mentesguerrerasm eso significa que eres la causa de todo su derramamiento de sangre.

Tampoco intentes volver por la puerta. Ella ha caído en el lodo, empujada por un hombre de infantería cargando un rifle con bayoneta. Si le dejas ver lo mejor de ti, te desmembrara en segundos, de alguna manera sin matarte. El dolor de esta experiencia indudablemente llevara a lo que queda de tu mente a la locura.

En vez de eso, deja tu cara aburrida y pon una fría y decidida cara. Camina de forma medida, como militar, hasta que veas una alta estructura de concreto devastado que una vez fue un bunker militar. No te voltees mientras lo haces; la armada ha llegado al terreno, y si te detienes, o cambias tu andar, los tanques te arrollaran.

Una vez hayas entrado al bunker, no prestes atención a nadie que te pida algo o trate de hablarte, no importa cuan desesperados se vean. Todos ellos piensan que eres el enemigo, y en el momento en que respondas, te recompensaran con un cuchillazo en la cara. En vez de eso ve derecho al pasillo frente a ti, al segundo nivel del bunker. Mientas vas por las escaleras, oirás un estallido tras de ti- es el fuego en la puerta de los ataques del destacamento de lanzallamas.

En el segundo nivel, solo hay un hombre sentado en un escritorio, gritando al teléfono. Las escaleras al tercer nivel son una masa de concreto retorcido. El hombre en el escritorio tiene las estrellas de un general, pero no parece darse cuenta de que el teléfono, al igual que todos en el nivel, esta muerto.

Camina hacia el, salúdalo, y con tu mas fina voz militar, grita “SEÑOR!” Dejara lo que hacia y te mirara fijamente. Si piensa que no eres digno de su armada, te desmantelara lentamente con sus manos, y te uniras a el en su muerte. Si piensa que eres digno, se inclinara y observara detenidamente. A el no le gusta perder el tiempo, asique pregunta rápidamente.

A lo único que responderá es “A donde voy, Señor?”

El te lo dirá. Te dirá en tal detalle, en tal horrible detalle, que estarás tentado a estrangularlo. No lo intentes- el es lejos un luchador mas experimentado de lo que tu jamás podrías llegar a serlo, y si caes en la tentación, te encontraras con una muerte desagradable. Cuando termine, dirá “con gusto” y te dará su pistola. Esta es la señal para aceptar el saludo. Toma el arma y ponla en tu pistolera-Si no tienes una, ya sabes”

Una explosión de pronto derribara la pared y desintegrara al general. Por el agujero veraz, en el horizonte, la grande y delgada forma de un misil alzándose.

Cierra tus ojos fuerte y no los abras por nada. Los sonidos de una horrible batalla se irán, hasta que solo quede silencio y suene un ultimo disparo. Abre tus ojos.

Estarás parado en medio de un campo de ondeante trigo. De alguna manera, sabrás que aquí fue donde fue la horrible pelea. Y también sabras, de alguna forma, que estarás en el lugar del general.

La pistola que el te dio es el Objeto 44 de 538. Aprende como usarlo- Le queda un cartucho- Si disparas el ultimo disparo en el momento justo, evitaras el destino del general. Si no, te uniras a el.

The Holder of Peace (El Holder de la Paz)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a una institución mental o casa en medio del camino donde puedas ir por ti mismo. Ve de forma enfurecida al escritorio principal con una mirada de ira en tu rostro, y demanda en ver a quien se hace llamar “The Holder of Peace” inmediatamente. El asistente retrocederá, y te pedirá que hables suavemente. No complazcas su pedido; por si acaso- habla fuerte- Porque la ira es lo único que mantiene las cadenas cerradas de lo que esta tras el escritorio.

Mantén la ira en tu voz- el asistente se agachara bajo el escritorio y apuntara con un tembladizo dedo hacia un pasillo a la derecha que antes no estaba ahí. Inmediatamente gírate y avanza hacia el pasillo. No mires tras tu hombro, ya que si el asistente se da cuenta – y lo hará- casualmente se apoyara en la puerta y la cerrara con llave.

Camina hasta que encuentras una puerta con un diseño de una madre perla. Ábrela de golpe, pero quita todo el odio de tu cara inmediatamente- quienes están dentro no apreciaran tal ira.

Con una mirada pacifica en tu rostro, entra. Estas en un pacifico templo abierto, con hiedra rizando los pilares de mármol y hermosos mosaicos adornando las paredes. La puerta se cerrara tras de ti. No intentes abrirla, porque nunca lo haras, y los monjes en trajes café te verán intentar escapar y harán lo que sea para que te quedes- incluso si eso significa tu muerte.

Da un paseo. No importa que lenguaje hables, los monjes también lo hablaran. Son amistosos, y todos ellos estarán encantados de conversar, pero recházalos educadamente. Diles que debes hablar con la Cabeza de la Orden.

Eventualmente serás llevado a un hombre sentado frente a un tablero de ajedrez- el abad del templo. La figura estará encapuchada y llevara una armadura puesta. No intentes hablarle, o tu muerte será peor que cualquier visión del infierno que puedas concebir. En vez de eso, voltéate hacia el hombre con la familiar túnica café. El juego esta a un movimiento del jaque mate.

Inclinate, y pregunta agradablemente “Porque ellos los recogen, Padre?”

Abrira su boca como si fuera a hablar. Pero la figura tras el soltara un aullido de odio y desenvainara una espada. Esta bellamente adornada, pero parece de alguna manera forjada con un odio impensable. Con un grito, la figura te arrojara de una patada y comenzara sistemáticamente a asesinar a los otros monjes. Ellos trataran de luchar devuelta, pero solo tienen bastones, y la espada que el demente esgrime es tan afilada que corta los pilares como un cuchillo por la mantequilla.

Mientras miras esto, el abad hará su movimiento final en el juego. El hombre de la armadura dejara lo que hacia, y entonces correrá hacia ti con su espada al frente.

Si fuiste descortes o hiciste algo mal, serás rajado a un nivel atomico por el filo de la espada, y el dolor nunca cesara. Como sea, si fuiste educado, el abad se parara frente a ti y atascara al rey negro en el ojo derecho del guerrero.

No le muestres atención o simpatía mientras cae al suelo, gritando, o el abad se girara y hará lo mismo contigo con el rey blanco. En vez de eso, focalízate en el abad, quien ahora se ha dado vuelta para verte.

El te dirá porque los reúnen. Es una larga historia, tan cargada con sangre y horro que podría muy bien chasquear tu mente. Pero si sobrevives a su historia, llegara a la mesa de ajedrez y te pasara una vaina ricamente enjoyada y fundida en oro. Aunque nunca la hayas visto. Instintivamente sabras que pertenece a la espada del guerrero que viste antes. No dudes- tomala, camina, toma la espada del demente, envainala, y escóndela. Enganchala si puedes- la necesitaras.

Muevete como si te fueras, pero antes de irte, el buen padre te detendrá y te hará un gesto hacia la ahora desencapuchada cara del guerrero. El era bien parecido, pero no le prestes atención a eso. La única cosa en la que debes concentrarte es en el hecho de que el rey negro se ha ido. Mira hacia el abad, quen se inclinara y dirá una sola palabra; “Regicida”

Un rayo de luz te cegara, y cuando tu vista regrese estarás parado a dos cuadras del asilo. Retrocede hacia la acera, no querrás sufrir un accidente.

La espada que ahora llevas una vez perteneció al rey blanco, y es el Objeto numero 45 de 538. El rey negro huye de la escena de su asesinato, y la espada del rey blanco busca su venganza.


The Holder of the Mirror (El Holder del Espejo)


En cualquier ciudad, en cualquier país del mundo, ve a cualquier institución de salud mental u hospital, y pregunta a la operadora por el "Holder del Espejo". La operadora te mirará de forma extraña, como si hubieras hablado en un idioma diferente. Pregunta de nuevo, hasta que finalmente entienda, y te llevará a lo profundo de la institución sin decir palabra.

Te llevará a una puerta de hierro normal, la desbloqueará y hará señas para que entres en el oscuro pasillo de más adelante. Ella se quedará atrás, sin pronunciar una palabra, no hará contacto visual contigo. Una vez que la puerta se cierra tras de ti el pasillo será iluminado por una luz etérea, para revelar que las paredes del pasillo están cubiertas de espejos. Los reflejos se extienden hasta el infinito a cada lado tuyo, pero ninguno de ellos muestra tu reflejo, sino que muestran el reflejo de aquellos que vinieron antes que ti. Cada uno muestra el reflejo de los que buscaron al holder, de cómo murieron. Trata de no mirar como las bestias los devoran, trata de no mirar nada en absoluto, simplemente caminar en línea recta. Si te fijas, si miras, los animales en los reflejos vendrán por ti.

Si alguna vez la luz comienza a apagarse, y comienzas a perder tu camino en la oscuridad, cierra los ojos con fuerza y di con firmeza, sin miedo, "Los que buscas, se han ido antes". Si todo se alumbra, tienes suerte, y las criaturas que te acechan se irán. Si se apaga todo, no huyas. No hay punto de fuga, ni en la oración por una muerte rápida. Se le capturará, y su final se extenderá a la eternidad.

Al final del pasillo increíblemente largo, se encuentra otra puerta, con una luz blanca brillante alrededor de sus bordes. Golpea la puerta, y se te permitirá entrar. De pie en el centro de la sala octogonal habrá una figura, más que una silueta en la penumbra de la cámara.

No te prestará ninguna atención, hasta que le hagas la pregunta, "¿Qué es lo que reflejan?" Cualquier otra pregunta, y llenará cada poro tuyo con un millar de agujas, desollará tu piel y la dejará volar con el viento y torturará tu mente hasta la locura, asegurándose que vivas eternamente con él en la cámara, y serás una sombra de lo que antes fuiste, y cada momento de tu existencia vivirás en agonía.

Si haces la pregunta correcta, él te responderá, con detalles que te helarán los huesos y convertirá tu corazón en piedra. Él te dirá lo que quieren decir los holders, por qué existen, y lo que está por venir.

Después de que él te dice esto, se pondrá en tu visión y revela quién es. Te verás a tí mismo, excepto que en lugar de ojos, tendrás brillantes espejos de plata en tus cuencas. Como verás, serás incapaz de moverte por el horror, él retirará uno de los espejos, derramando espesa sangre rápidamente.

Tendrás en tu mano el fragmento ensangrentado, y luego te encontrarás de nuevo, fuera de la institución.

Este espejo ensangrentado es objeto 46 de 538. Refleja lo que ha sido y lo que está por venir.


The Holder of the Bloom (El Holder de la Floración)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier hotel, motel, o cualquier lugar donde se pueda descansar, simplemente encontrarás una cama que es lo bastante cómoda para tu gusto. Entonces dormirás y dormirás por largo rato. Si logras soñar, estás destinado para esta tarea. Si no es así, rezar por nunca despertar. Por los objetos que no son tuyos por más tiempo y sus Holders los quieren de vuelta.

En tu sueño, verás un jardín de un magnífico diseño, frescas fuentes y flores raras. Aquí podrás descansar y prepararte. Cuando estés listo, busca en el jardín por donde llegaste, una mesa donde una bella mujer está sentada esperando por ti. Ella te invita a sentarte a su izquierda, a ella le gustas y tiene una tarea para ti. Sin palabras o gestos te pedirá encontrar una flor en su jardín. Tu estás en su reino, es mejor obedecer.

Mantendrá la descripción de la flor en secreto, te está probando después de todo. Si estás destinado a tu papel o si tu suerte continúa llegarás a dos árboles entrelazados cada uno produciendo una flor diferente. Elija con cuidado, porque si le desagrada a su anfitriona sería más conveniente aplastar tu cráneo contra las rocas que ver la cara de su descontento. Si eliges la flor en ese momento simplemente regresa a la mesa y dale la flor. Ella sonreirá y te besará en la mejilla y dirá: "También fui un buscador una vez, ten cuidado con tu destino." A medida que se aleja podrás ver que su parte trasera está mutilada por el fuego. Síguela a su casa y no tengas miedo, no te hará daño, ella entiende tu viaje y te dejará en la entrada de la casa y abrirá la puerta para y dirá estas últimas palabras: "Voy a dejarte ir libremente si me prometes una cosa, si tu viaje te trae de nuevo aquí te pido que termines conmigo. Si rompes mi promesa, no estarás seguro en tus sueños nunca más". Diciendo esto, suavemente te empujará fuera de la casa y de regreso al reino de la vigilia.

Te encontrarás en tu habitación y en la esquina de tu ojo verás algo que se deslizó debajo de la puerta. Se trata de un sobre que contenía un pétalo de flor.

El pétalo es el objeto 47 de 538. Ella será tu aliada, pero podrás mantener tu promesa?


The Holder of Sacrifice (El Holder del Sacrificio)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad de camino en el que puedas llegar. Al llegar a la recepción, di que vas a visitar a alguien que se hace llamar "El Holder del Sacrificio". Una mirada de felicidad a continuación, debería reflejarse en el rostro de los trabajadores, y te ignorarán. Solicita dos veces más. A continuación, otro miembro del personal te llevará a la planta más alta del edificio, y un piso más alto. Será en una sección no utilizada, de tono negro del edificio. Aparecerá como si se encuentra en construcción. Si oyes los sonidos del trabajo realizándose, demanda hablar con el supervisor. El miembro del personal se dará cuenta de que no te ha engañado y te llevará a la planta real. Escucharás un gemido interminable que procede de las paredes de la zona más alejada. Es de suma importancia que escuches los ecos de este sonido. Si la fuente ruido cambia, mantente quieto durante 5 segundos, y extiende tu brazo derecho, mostrando la palma hacia la oscuridad. Si sientes los bichos más repugnantes y más miserable en tu brazo, no te inmutes, no grites. Si lo haces, nada podrá salvarte. Si el sentimiento cesa, a continuación, sigue adelante. Al llegar al final de la sala algo prenderá las luces. La luz revelará miles de cadáveres formados juntos en el suelo, como para mostrar el resultado de los sacrificios que hay que hacer para lograr la propiedad del objeto. Una puerta estará a la derecha. Ábrela.

Una vez que cruces el umbral de la puerta, llegarás a una oficina. Un hombre estará sentado frente a ti, en una silla en el extremo opuesto de la habitación. Él habla por teléfono celular, chorreando sangre, pero su voz es inexistente. Sin embargo, una vez que le preguntes, él hará una pausa: "¿Por qué he sido elegido?"

A continuación, El te extenderá el teléfono ensangrentado. Tómalo, y escucha. Una voz ronca describirá los efectos de los objetos, y por qué has sido elegido, y esto te hará temblar incontrolablemente.

Este teléfono es objeto 48 de 538. Los que pueden tenerlo para escuchar, recibirán la verdad.


The Holder of the Grail (El Holder del Cilindrol)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad de camino en el que puedas llegar. Al llegar a la recepción, pregunta por alguien que se hace llamar "El Holder del Cilindro". Tan pronto como tus palabras llegan a sus oídos, el trabajador tendrá pronto una mirada en blanco en su cara. Si usted la mira, de repente puede perder toda comprensión de la realidad. Debes evitar su mirada, y preguntarle de nuevo. Un objeto contundente se romperá en tu cabeza por detrás, y todo se volverá negro.

Cuando te despiertes, estarás en un cuarto oscuro. Un compás se encuentra sobre un pedestal en el centro, señalando las direcciones por toda la eternidad.

Si vas al sur, encontrarás un pozo. Si te fijas en el interior del pozo, una corriente de demonios surgirán y te comerán. Esto es mucho peor de lo que parece, ya que tu conciencia no se anula, y tendrás la experiencia de ser digerido en cincuenta lugares diferentes durante incontables milenios.

Si vas al este vagarás por la tierra de Nod para todos los tiempos. El viento puede remover la carne de tus huesos, pero tu esqueleto no dejará de caminar.

Si vamos al oeste se llega a un abismo y no resistirás la tentación de lanzarte.

Si vas al norte, encontrarás una puerta con una extraña marca en ella. Si colocas tu mano en esta marca, verá una imagen de él. Él te dirá que entres por la puerta.

En el interior, te encontrarás en un bosque. Si entras en el bosque, encontrarás un lago. Rápidamente, vuelve la espalda, escaparás de una muerte súbita, el lago no es más que un espejismo, que enmascara una criatura mucho más horrible que cualquier cosa de tu peor pesadilla. Si sigues adelante y de repente giras a la izquierda, encontrarás un charco de sangre. Hay un hombre en el charco de sangre, y él te pide tu alma. Si le das tu alma, se levantará. Este hombre tiene la cara de un diablo, pero su voz es la de un ángel. Cuando te sonríe, si no vuelves la espalda, tu alma se perderá para siempre. Cuando el hombre se acerca a ti, él va a decir "Gracias" y te dará un cilindro lleno de sangre. Y de repente, en un solo segundo, terminarás en la cocina de cualquier lugar al que llames hogar. Se agradecido, si has hecho algo malo, el hombre seguiría teniendo tu alma, y el dolor de esa separación es una experiencia que no deseas pasar en mente. Vivirás en agonía gritando hasta que alguien se digne a poner fin a tu sufrimiento. Pon el vaso en el congelador, se debe tener frío y no derramar una gota. Para que no se encienden una vez más el fuego del infierno en la tierra.

Este cilindro es objeto 49 de 538. Si bebes su sangre, te volverás loco o serás el Anticristo. Sólo tu destino puede decidir.


The Holder of the Afterlife (El Holder de la otra Vida)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier iglesia que puedas llegar. Ve una hora antes de un servicio, y siéntate en primera fila. Justo antes de que el líder religioso llegue hasta la parte delantera para iniciar el sermón, inclina tu cabeza y ora en silencio: "Acepto mi eternidad, quiero ver La Otra Vida". En este momento, los ojos del pastor desaparecerán, y hablará de muchas cosas, de todas las torturas inimaginables en el infierno y el destino buscadores que fallaron, y de todas las maravillas de la Providencia. A continuación mentirá y dirá que La Otra Vida es imposible. Luego descenderá y te entregará un libro con el conocimiento de la otra vida

Este libro es el objeto 50 de 538. Te atreves a descubrir lo que te espera?.


The Holder of Ilussion (El Holder de la Ilusion)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier hospital psiquiátrico o centro de reinserción social a los que puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio, pregunta al trabajador si "El Holder de la ilusión" está alojado allií.

Si el trabajador asiente con la cabeza, estas condenado. El Holder sabía que iríasi, sentirás tu cuerpo desaparecer lentamente. No es una experiencia agradable.

Si el trabajador responde negativamente, debes sentirte afortunado. Te pasará un pedazo de papel con direcciones del asilo y te pedirá que te marches. Hazlo, gira a la izquierda, y bota el papel. No querrás alertar al Holder de tu llegada antes de lo necesario

Camina cuatro cuadras por la dirección en la que estás, luego, gira a la izquierda y avanza una, luego a la izquierda y camina dos, luego detente, rasca su barbilla, y gira. La calle ha cambiado - todos los colores del mundo se han drenado frente a ti. Un cráter inmenso está en el centro de la calle.

Da un paso hacia atrás. Debe haber una pluma de pintura roja a lado tuyo, tómala y guárdala en tu bolsillo. Como veras, el efecto de decoloración desaparece lentamente, revelando lo que parece el período subsiguiente de un ataque militar sobre un mundo negro y blanco, edificios hechos pedazos, calles destruidas, y personas muertas por todos lados.

¡Cubre, rápidamente, tus ojos con tus manos y grita "Niego la verdad! ¡Deje que el sendero se manifieste!" Si el Holder te piensa indigno, sufrirás el mismo destino de aquella cuadra destruida, y el efecto que viste, continuará difundiéndose.

Pero si logras pasar, sentirás un ligero hormigueo por tus piernas, tan leve que apenas podrás sentirlo. Abre tus ojos. El efecto continúa expandiéndose silenciosamente, pero tu estas completo, como siempre, en medio de esa ruina. Camina recto por aquella cuadra hasta que llegues a un depósito. Las puertas principales, están dobladas, pero aun se se mantienen fuertes en su sitio. Junto a las puertas del edificio verás una placa como las que hay en las estaciones de bomberos, pero totalmente en blanco.

Saca la pluma que tienes en tu bolsillo y escribe sobre la placa, con letras tan pequeñas como te sea posible, pero que se pueda leer: ¿Quién sobrevivió para contarlo?

La tinta formará un charco en un punto y empezará a gotear, muy parecido a la sangre goteando y resbalará por la placa, describirá al sobreviviente, contando su historia de terror y tristeza, y los finales que sintió en un intento por desistir en la búsqueda, tratando de asegurarse que no vuelva a ocurrir. Muy lentamente, tendrás el horrible presentimiento de que el mismo Holder es el sobreviviente del cual él habla.

Él te asegurará que esto no es verdad, sin embargo, y terminará el relato con: "Su destino no se mencionará en esta narración, pero su legado continúa"

La pluma se derretirá en tu mano y puertas del depósito se romperán y abrirán. Corre hacia adentro (no camines) y entra a la oficina del gerente. Estará completamente oscura, pero no te atrevas a encender la luz, despertarás al guardián de su sueño. En vez de eso, busca a tientas al rededor del escritorio hasta que sientas un objeto, redondo y suave en tus manos.

La oficina desaparecerá de tu vista y tendrás un vistazo de la calle de la masacre, a todo color, antes de que todo se vuelva negro.

Despertarás dos días después sentado en la mesa de tu cocina en tu casa. Un periódico cerca muestra un ataque terrorista reciente. Siéntate derecho y te darás cuenta que sigues sosteniendo el objeto. Ponlo sobre la mesa.

El objeto que tienes ante ti, es una bola de acero del tamaño de una nuez, y es el objeto 51 de 538. El sobreviviente ahora sabe de ti, y tu de él. Los secretos los unirán para siempre.



The Holder of Disgust (El Holder del Asco)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad de camino en el que puedas llegar por ti mismo. Al llegar a la recepción, pide visitar a alguien que se hace llamar "El Holder del asco". La cara del empleado se tornará un poco verde, se disculpará e irá al baño más próximo. Una guardia aparecerá a tu lado y te pedirá que la sigas, obedécele, por ahora.

Te llevará a una puerta con un número en ella, posiblemente recordarás haber visto esto antes, casi como si hubieras estado ahí hace mucho tiempo atrás. No voy a decirte cuál debe ser el número de la puerta, pero si no es el correcto, tu destino sera de eterno dolor y náuseas. Si el número es el correcto, te encontrarás en una habitación que se parece mucho al estómago de una persona. Verás comida ser digerida, vagando en las vías del ciclo digestivo. Será mucho más horrible de lo que algunas vez te hayas imaginado.

Simplemente espera hasta que veas una puerta caer en la habitación, luego entra por ella. Si no puedes entrar por ella, entonces serás lentamente digerido, como todo lo demás en aquel lugar

En caso de que hayas logrado entrar por la puerta, te encontrarás en una habitación con paredes de un blanco puro. Es una de las pocas cosas que no vuelven loco al Holder. Tú, sin embargo, no eres de esas pocas cosas, así que prepárate para correr tan rápido como sea posible si es necesario. Acércate a la chica que está el centro de la habitación y pregúntale: "¿Qué consideras puro?" Ella te mirará con la boca abierta, tratando de hablar. Pero será incapáz y en su lugar, vomitará sobre el piso. Cierra tus ojos todo el tiempo mientras escuchas como ella vacía su estómago.

Cuando ya no escuches nada, abre tus ojos y camina hacia donde estuvo la chica. Toma las píldoras que están allí.

Estas píldoras son el objeto 52 de 538. Tomar una te hará desaparecer de la misma forma en que la chica lo hizo.


The Holder of the Anvil (El Holder del Yunque)

En cualquier ciudad, en cualquier país del mundo, ve a cualquier institución de salud mental u hospital y dile a la operadora que deseas ver al "Holder del Yunque". Un momento, una hora, un eón pasará mientras ves cada falla del mundo reflejada en sus ojos. Verás el final de las cosas, hijas arrancando tiras de carne de sus madres con ganchos de acero y hueso, padres arrancando los ojos de sus hijos, y sabrás que tu les has dado a ellos ese tormento. Su angustia será la tuya y tú única opción es dejar a tus lágrimas unirse a las de ellos, pero no des señal de saber esto, o la operadora se retirará y toda esperanza con ella.

Un eón, una hora, un momento pasará y la operadora bajará sus ojos en señal de derrota, y abrirá la puerta detrás de ella. Síguela con cuidado, es engañosa y te dejará en lugares oscuros donde tus gritos jamás se escucharán, y tus huesos no serán encontrados. AL final de este camino, cuando los cráneos de infantes crujan bajo tus pies, encontrarás a un joven hombre, encadenado a una plancha de hierro irregular. Tu guía se girará y te ofrecerá un martillo en una mano y una cuchilla en la otra. Si tomas la cuchilla, abandonarás tu búsqueda y rogarás por un final rápido, pero no te será concedido. Debes tomar el martillo, y cuando lo hagas, estámpalo en la cabeza del joven, con toda tu fuerza. A pesar de que es inocente, no te permitas la misericordia, porque la misericordia te ha abandonado. Cubre los cráneos y tus pies con el gore y la sangre. Cuando su deuda se haya saldado, serás devuelto a tu mundo, fuera del asilo. El martillo continuará en tu mano, la sangre, nunca podrá ser quitada de él. Su sed ha sido satisfecha por ahora.

El martillo es el objeto 53 de 538. Sólo se utilizará una vez más, para dividir el mundo y encontrar el corazón secreto que late en su interior. Reza para que no sean tus manos las que lo manejen


The Holder of the File (El Holder del Archivo)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad del camino, a la que puedas llegar. Al llegar a la recepción, pregunta por alguien que se hace llamar "El Holder del Archivo". En caso de que una mirada de dolor y preocupación se dibuje en la cara del trabajador, serás llevado a las profundidades de la instalación.

Luego de muchísimos giros y vueltas, más lejos de lo que debería ser el tamaño del edificio, serás llevado a una celda de estilo antiguo. Dentro de ella hay oscuridad, y un solo ruido. El sonido de un archivo contra el metal. Debes, al momento que el sonido de la fricción se detenga, girar rápidamente y correr. Corre tan lejos y rápido como te sea posible, y no te preocupes de tomar el camino equivocado, perdiéndote en las profundidades de estas instalaciones, será la menor de tus preocupaciones.

Si la fricción continua sin disminuir, camina hacia las barras y mete una mano en la oscuridad. Sentirás que un objeto es puesto en tu mano. Si se siente caliente, suéltalo y cae sobre tus rodillas en oración. Reza por ser lo suficientemente rápido, para que, cuando mires arriba, aun permanezcas fuera de su celda. Si fuiste muy lento, una eternidad de trabajo de archivo no te dejará pasar aquellas barras.

Si el objeto se siente frío, pregunta con voz clara y fuerte hacia la celda y retira tu mano. La única pregunta que será contestada es: "¿De qué lado están?"

Sentirás que el archivo en tu mano se empieza a mover. Como jirones de tu piel a través de tus huesos, debes concentrarte en la pregunta a pesar del dolor. El archivo raspará tu carne y tu hueso hasta que no quede nada. Si lo haces sin ceder al dolor, encontrarás la respuesta a tu pregunta en tu mente. Tu mano estará completa, y una vez más, estarás fuera de las instalaciones con un frío y oxidado archivo en tu mano.

Muchos se vuelven locos con este conocimiento, y algunos usan el archivo para repetir el proceso en un intento por borrar las palabras de sus cabezas. Si consigues aguantar, te encontrarás entre aquellos en la reunión.

Ese archivo es el objeto 54 de 538. Será bueno tu camino hacia la reunión, pero no puedo ayudarte desde allí más.


The Holder of Cruelty (El Holder de la Crueldad)


En un lugar donde se reúnen los presagios oscuros y donde la muerte ha maldecido, llama al cielo sin estrellas para conocer al "Holder de la crueldad". Ante la tierra contaminada en la que te encuentras, surgirá un pedestal negro y antiguo, con un recipiente hondo tallado en el cráneo carcomido que se encuentra encima.

Desde este punto, no hay retorno. Los ojos del cráneo decadente brillarán en un rojo sangre y en tu cabeza, una voz malvada sonará:

"Mors ultima linea rerum est"

Ennegreciendo hasta la noche vencida, en ese recipiente debes reunir los corazones palpitantes de aquellos a los que más quieres. Si los corazones dejan de latir, la oscuridad caerá sobre ti, si fallas en el proceso, la oscuridad caerá sobre ti, si el suicidio se convierte en tu última opción, la oscuridad caerá sobre ti.

Con los corazones palpitantes reunidos en el recipiente , el ennegrecimiento cesará. Los corazones se licuaran formando figuras oscuras e impenetrables. Las voces de aquellos que se ofrecieron, te hablarán en lenguas desconocidas. Aunque son incomprensibles, no caigas en sus mandatos pues son engañosos.

En su lugar, reune los cadáveres de cinco de tus enemigos más odiados y llévalos al pedestal. Vierte el líquido contaminado en sus gargantas. Ni una sola gota debe caer al suelo. Los cinco cadáveres revivirán, resurgiendo como marionetas malvadas, obedeciendo a su maestro maldito, cambiando de forma a un ser retorcido y oscuro.

Debes alimentarlos con cinco niños pequeños con vida. El menor remordimiento no será tolerado en sus ojos. A medida que la sangre fresca de los niños pasa por sus venas, debes ver, a través de la agonía, los gritos, lagrimas y el miedo, como ellos son completamente devorados. Sufrirán el dolor de un siglo de torturas mientras son consumidos.

Cuando la prueba ha terminado, ellos te rodearán. Exigirán una sola cosa más, tu propio corazón. Apresúrate, ellos no sienten el dolor como los mortales. Como el ofrecimiento impío pasa de manos, también será consumado. La comida terminó, las figuras se fusionaran y se disiparán en una aura oscura y brillante, eclipsando el cielo oscuro.

Los susurros silenciosos que consumen tu mente forman el Objeto 55. Cuando todo oscurezca, ellos te guiarán.


The Holder of Reality (El Holder de la Realidad)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad del camino que puedas entrar. Al llegar a la recepción, pregunta por alguien que se hace llamar "El Holder de la realidad." La recepcionista te llevará por unas escaleras que van mucho más alto de lo que parece ser el edificio, hasta finalmente llegar al piso más alto, donde encontrarás nada más que una puerta. Como te aproximes a la puerta, la recepcionista se alejará. En este punto, puedes buscar al rededor a la recepcionista, pero haciendo esto, solo hará que te pierdas en las salas de la institución para siempre. En lugar de eso, abre la puerta y continúa hacia el interior.

Dentro de esa puerta, encontrarás a un hombre sentado en una silla de oficina, jugando un juego en una consola de videojuegos que jamas has visto antes. Es un diseño bizarro, con una carcasa de hierro forjado, grabado y pintado de forma retorcida, con diseños demoníacos. En el juego, el está torturando a una persona con métodos demasiado horribles para ser descritos. Luego de que, inevitablemente, caes en cuenta de que su involuntaria víctima eres tu, te convertirás en tu avatar en el juego, y serás forzado a soportar cualquier tortura que su mente pueda concebir, hasta que el juego termine.

El juego puede finalizar únicamente de una o dos formas. Probablemente te vuelvas loco, en cuyo caso el se llevará tu alma aparte, únicamente para su deleite. Como sea, puedes aguantar con éxito, la tortura, y se te concederá el privilegio de hacer una sola pregunta. Si le preguntas por qué estas en el juego, el se verá forzado a revivir el juego completamente, repetidamente, por toda la eternidad. En su lugar, debes preguntar: ¿Por qué juegas?

Con esa pregunta, él gritará en agonía y la consola se reseteará. Estarás sentado en la silla de la oficina, la consola y el control puestos en el piso a tu lado. El te observará a través de la pantalla de TV, una mirada de indescriptible miedo en su cara. Por muy tentador que sea, no juegues el juego. Probablemente es lo mejor ni siquiera tocar el control. Simplemente apaga la consola, retira el cartucho del juego, y llévalo contigo, dejando la consola atrás.

Ese cartucho contiene el objeto 56 de 538. Estuviste en el una vez, recuerda eso, antes de que pienses en jugarlo.


The Holder of Truth (El Holder de la Verdad)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad del camino que puedas llegar. Al llegar a la recepción, pide amablemente, visitar a alguien que se hace llamar "El holder de la Verdad". El trabajador hará un gesto ligeramnet, luego volverá a lo que estaba haciendo. El no responderá si le preguntas nuevamente, pero no te atrevas a preguntarle por tercera vez, porque si lo haces, el te mostrará su verdadera forma, y te despedazará en tiras de sangre en el acto.

Gira para marcharte. La puesta se ha desvanecido, pero hay una trampilla en el piso, que antes no estaba ahí. Ábrela, preferiblemente con algo largo, que te de la oportunidad de escapar si hay algo esperándote del otro lado. Si lo hay, corre, corre rápido dentro del asilo, tan rápido como puedas. Encuentra una ventana y salta, pues todas las puertas están trancadas o se han desvanecido. Cuando logres salir por la ventana, huye tan lejos como puedas, preferiblemente, cruza tanta agua como te sea posible, esto no lo detendrá pero si lo retrasará. Y tu necesitarás cada segundo para hacer las paces con tu dios.

Si nadie está esperando, salta a través de la trampilla. Aterrizarás en una espléndida biblioteca. Gente en vestidos exquisitos y elaborados por todas partes, hablando, leyendo y relajándose. No toques a ninguno de ellos, o intentes coger algún libro, para eso es el gatillo, y tu no querrás halarlo.

Mira al rededor, tendrás todo el tiempo que necesites. Eventualmente, encontrarás un hombre de cabello gris, sentado en un escritorio, estampando una interminable pila de libros con un viejo sello de "devuelto". No intentes tocarlo o a sus libros, si lo haces, toda la gente agradable, revelará cuál es su verdadera apariencia, y si te vuelves loco en un instante por lo que ves, considérate afortunado, para tu suerte, no sentirás el dolor que ellos quieren hacerte sentir con gran furor vehemente.

En su lugar, hazle al bibliotecario una pregunta y solo una: ¿Cuál de ellos tiene Su Ley?

El bibliotecario mirará para arriba. Sus ojos son de un color que no es de este planeta o incluso de esta galaxia; son de un color tan imposible que tu, probablemente te vuelvas loco, con solo una mirada. Mantente firme y mira directamente a sus ojos. No rompas el contacto visual, o el mirará hacia abajo, sin esperar por ver como los otros se abalanzan sobre ti. El te dirá un nombre. Es un nombre largo, pero te dará una tarjeta que te ayudará a recordarlo. Antes de ir a busca el libro, pregúntale si lo chequeará primero. El asentirá y sellará la tarjeta.

No te molestes en buscar el libro. Ya ha sido robado de la biblioteca, y debes encontrarlo. Cierra tus ojos y di tres palabras: "Encuentra al Ladrón"

No abras los ojos durante diez segundos, pues si lo visto anteriormente no te ha vuelto loco, entonces lo que verás si lo hará

Después de los diez segundos, abre tus ojos. Estarás en la calle del asilo, sosteniendo aún la tarjeta.

Esa tarjeta es el objeto 57 de 538. Has registrado la salida del libro, es tu deber devolverlo.


The Holder of Lies (El Holder de las mentiras)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier manicomio o casa en medio del camino, donde puedas llegar. Al llegar allí, camina hasta la recepción y pide ver a alguien que se hace llamar "El Holder de la mentira". El trabajador asentirá alegremente, entonces se levantará y hará un gesto para que lo sigas. También lo harán cerca de siete personas más en esa área. Ignóralas a todas, ellas se desviaron del camino de la verdad, ahora solo quieren llevar a otros a unírseles.

Camina hasta el escritorio y mira debajo de el. Habrá un botón, parpadeando de color naranja, con un letrero que dice "En caso de Emergencia". Presiónalo dos veces, este botón es el que abre la puerta, y no querrás que la puerta se cierre sobre ti.

Levántate y date la vuelta. Habrá una puerta de acero con un letrero "El camino de la verdad" frente a ti. Es la única verdad en este lugar, ignora el resto; solo el camino de la verdad te conduce a la mentira.

Atraviesa la puerta. Puedes volverte loco por tu posición, caminando en el tejado de un pasillo que conduce a una dirección imposible, por su lado, pintado con un color imposible. Ignora estas visiones, la única cosa que es verdad es el camino bajo tus pies.

No puedes cerrar, para nada, tus ojos en este lugar, pues nunca podrás abrirlos nuevamente. Soporta la locura de tu ubicación. El techo del pasillo es de baldosas rojas y blancas. Mantén tus pies en las baldosas rojas o caerás, directo a la locura del más allá, y de ahí en adelante, solo tendrás un propósito, llevar a otros a unirse contigo.

Eventualmente, después de lo que parece una eternidad, te encontraras en frente de una puerta de madera normal. Ábrela y camina dentro.

Te encontrarás en una oficina del estilo de los 30s, Un hombre con abrigo negro y un sombrero fedora, estará encorvado sobre un montón de papeles en su escritorio, murmurando y garabateando. Un arma encima de los papeles, cargada. Una linea de retratos en el muro del fondo, mostrando al hombre en una serie de lugares, pero notarás dos cosas en común sobre las fotos; uno, el hombre nunca muestra su cara, y dos, todos en la foto, excepto el hombre, parecen tener una inimaginable agonía

Dirige tu mano al arma, pero no la toques, este hombre no disfruta ser distraído. Ármate de valor y pregunta al aire: "¿Dónde estaba él cuando se reunieron por última vez?"

Coge el arma rápidamente , luego dispara al hombre hasta que te quedes sin balas. Si no lo haces o si fallas, el te cogerá y mostrará la verdadera apariencia de su rostro. No querrás verlo, si lo haces, aparecerás en las fotos del muro, y verás por qué los otros están en agonía

Sin embargo, si tienes éxito, el hombre se desplomará sobre su escritorio, muerto. Un sobre caerá en el suelo. Si realmente quieres saber dónde El ha estado, tómalo, el mensaje dentro te lo dirá. Pero el contenido es extremadamente volátil, y es posible que tu mente no pueda manejar tal conocimiento. En efecto, el sobre te dirá dónde, pero no te dirá por qué. Esto es más de lo que cualquiera podría soportar.

No trates de leer el sobre ahora, no tendrás tiempo. Suelta el arma inútil y corre. Corre tan rápido como puedas, pues, sin su guardia, el camino de la verdad empieza a desviarse, y no querrás estar ahí cuando esto suceda.

Cuando veas la puerta de acero, corre hacia ella. Si eres muy lento, quedarás atrapado como un trabajador confundido, y serás torturado hasta que accedas a reemplazar al hombre al que asesinaste. Sin embargo, si fuiste lo suficientemente rápido, aparecerás en el hall de la entrada, en uno de los sofás del área de descanso.

Rápidamente, levántate y corre al sillón verde, el objeto está llamando, y hay otros que también lo quieren. Arroja la almohadilla del asiento.

Se revelará un esqueleto, retorcido en su posición de horrible agonía. En sus brazos, sostiene un libro, encuadernado, de color azul marino y estampado con oro. El nombre está incrustado en plata en el frente, es un nombre largo.

Este libro es el objeto 58 de 538. Usted ha encontrado Su ley, pero depende totalmente de ti si quieres seguirla.



The Holder of Work (El Holder del Trabajo)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier sitio de construcción o de fundición, que puedas llegar. Al llegar al supervisor, pregúntale por alguien que se hace llamar "El Holder del Trabajo". El capataz se burlará y te asaltará con una andanada de verdades horribles. No reacciones y reitera tu petición. Te pedirá que esperes un segundo, mientras tiene que hablar con su jefe; o al menos es eso lo que el dice. Luego se irá, espera por un minuto o dos, luego una persona pasará junto a ti, y te preguntará por "El Holder de los Gemelos". Dile que el trabajador se ha marchado y que está hablando con su jefe. Dile que ustedes dos tendrán que esperar hasta que el guardián regrese.

En ese momento, el trabajador reaparecerá, aparentemente de la nada. Te pedirá amablemente que esperes ahí mientras la otra persona debe seguirlo. Desobedécelo, pues si esperas ahora, nunca lograrás dejar ese punto donde te encuentras. Síguelos, pretendiendo que simplemente tienes el mismo camino que ellos.

Luego de un corto tiempo, llegarán a una puerta de papel. No te engañes, este papel es más fuerte que cualquier metal que hayas visto alguna vez. El guardián abrirá la puerta, dejando que la otra persona entre. Síguelo, antes que la puerta de papel se cierre de nuevo, o el lugar en el que estás se convertirá en una casa llena con todos tus miedos más grandes, y quedarás encerrado para siempre.

Si seguiste a la otra persona dentro de la puerta, ambos se encontrarán en un pequeño paraíso. Aunque encontrarás todo lo que te gusta y amas, no toques nada con tus manos o brazos, pues la belleza se desvanecerá rapidamente y la locura invadirá tu mente. Simplemente sigue el camino que ves bajo tus pies y no lo dejes.

La otra persona hará lo mismo, y te hablará. Te contará de él, de algunas cosas que han pasado en su vida. No le respondas, solo escucha. Ni tú ni él querrán ver que pasa si él deja de hablar en el camino. Por cuatro horas caminarán y deberán mantener la conversación. Finalmente, el se quejará de tener un dolor en la garganta, y no tendrá nada más que decirte.

A continuación llegarán a una puerta dorada, se abrirá a medida que se vayan acercando. Entra por la puerta y te encontrarás en un cuarto de un tono casi negro, iluminado únicamente por dos velas. Una de ellas está junto a una mochila, la otra, junto a un espejo. Camina hacia la mochila y levantala, por más pesada que sea. Camina hacia el espejo, ahora elegirás tu destino.

En caso de que la otra persona ya esté ahí parada, puedes gritar rápidamente: "no importa lo duro que sea el trabajo, será llevado a cabo" y luego rompe el vidrio si quieres obtener tu pedazo de rompecabezas. Cuando destruyas el objeto que refleja, la otra persona gritará de fomra inhumana y lentamente se derretirá. Luego de un minuto, el se habrá ido, solo sus zapatos habrán quedado. Tómalos y regresa a casa.

Los zapatos son el objeto 59 de 538. Nunca te los pongas.

Sin embargo, si eliges no gritar y destruyes el espejo, tomarás el lugar de la otra persona, mientras el dice: "¿Que refleja de ellos?". Ahora sentirás un dolor insoportable, morirás lentamente. Luego de un minuto, te habrás ido y la tarea de la otra persona, se habrá cumplido. Depende de ti quien muere.


The Holder of Twins (El Holder de los Gemelos)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier sitio de construcción o de fundición, que puedas llegar. Al llegar a la recepción, pregunta por alguien que se hace llamar "El Holder de los gemelos". Una persona aparecerá de repente a tu lado y el trabajador se habrá ido. Pregúntale a la persona lo mismo, la respuesta será que el trabajador se ha ido, y está hablando con su jefe. Él te dirá que ustedes dos tienen que esperar a que el trabajador regrese.

En ese momento, el trabajador reaparecerá, aparentemente de la nada. Amablemente le pedirá a la otra persona que espere mientras te dice que lo sigas. Hazlo e ignora a la otra persona que esta desobedeciendo al trabajador y agradece que lo haga, o caminarás hacia tu muerte.

Luego de un corto tiempo, llegarán a una puerta de papel, pero no te engañes, este papel es más fuerte que cualquier metal que hayas visto. El trabajador abrirá la puerta, dejándote entrar. La otra persona, rápidamente te seguirá. Si no lo hace, reza por una muerte rápida.

Una vez dentro, ambos se encontrarán en un pequeño paraíso. A pesar de que veas todo lo que te gusta y amas en este lugar, no toques nada con tus manos y brazos, pues la belleza rápidamente desaparecerá y la locura vendrá a tu mente. Simplemente sigue el camino que ves bajo tus pies y nunca lo dejes.

La otra persona hará lo mismo, y tendrán que caminar. Dile todo lo que puedas recordar de tu vida y espera que el no responda. Ni tu ni el querrán saber qué pasa is dejas de hablar en el camino. Por cuatro horas, caminarán y tendrás que mantenerte hablando todo el tiempo. Finalmente, verás algo que brilla en el horizonte, deberás quejarte de un dolor de garganta y dirás que no tienes nada más que decir.

Llegarán a una puerta dorada, mientras más se acerquen, más se abrirán las puertas. Entra por la puerta y te encontrarás en una habitación casi oscura, iluminada únicamente por dos velas. Una de ellas está a lado de un espejo, la otra está a lado de una mochila. Camina hacia el espejo y mira en él, por más horribles que sean las imágenes que veas. Notarás que la otra persona camina hacia ti, tu destino será decidido en los siguientes momentos.

Si el grita: "no importa lo duro que sea el trabajo, será llevado a cabo", y luego rompe el espejo, tu destino está sellado. Después que haya destruido el espejo, sentirás un dolor insoportable y gritarás, por instinto. Te derretirás en los segundos siguientes. La tarea del otro, se habrá cumplido.

Pero, si él decide no hacer nada, debes hacer la pregunta "¿Que refleja de ellos?". Ahora verás a la otra persona derretirse lentamente y gritará de forma inhumana. Soporta los gritos por cerca de un minuto, luego él se habrá ido, solo quedará la mochila que el llevaba quedará. Ábrela, mete el espejo y regresa a tu casa.

El reflejo es el objeto 60 de 538. Nunca te atrevas a destruirlo.
[/size]

_______________________________________________
My soul in a song:
 



Volver arriba Ir abajo
ReyDingo
Admin/Master
Admin/Master
avatar

Mensajes : 626
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 29/10/2010
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100

GP GP : 0

MensajeTema: Re: The Holders   Lun Ago 08, 2011 8:31 pm

The Holder of the Madness (El Holder de la Locura)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad de camino, que puedas llegar. Al llegar a la recepción, pregunta por alguien que se hace llamar "El Holder de la Locura". El trabajador hará una reverencia formalmente, con su mano en su pecho, y con un gesto te invitará a seguirlo a una sala de espera. El se irá y las luces se apagarán. Cuando regrese la luz, treinta segundos después, estarás en un pasillo con escritura cuniforme en los muros.

Al caminar, la escritura gradualmente cambiará, hasta asemejarse a una escritura alienígena, un intento por decifrar los escritos te enviará a una agonía indescriptible por el resto de tus días mortales. Cuando llegues a un orbe negro, brillante con una liquidez, debes decir: "Todos estamos locos, por que tu eres el que trae la locura". Si el orbe pasa a ser una puerta, entra, si el orbe empieza a girar, serás arrastrado a su interior.

En la siguiente cámara hecha de negro y retorcido coral, se halla una figura, siempre cambiando. En él, ella, eso, veras a todos los hombres, mujeres, niños, animales, creaturas, bestias, horrores que existen. No reconocerá tu presencia, a menos que extiendas tu mano izquierda y digas: "The hago el juramento de Koth, la torres siempre estará en pie". En ese momento, cesará sus cambios, lo suficiente para posar su mano sobre la tuya, y tu alma será arrancada de tu cuerpo, y puesta en un cráneo humanoide, que yace en una pila a su izquierda.

Tocando ese cráneo te llevará all vestíbulo de un antiguo templo, situado en las arenas de Mesopotamia.

El cráneo es objeto 61 de 538. Debe convergerse una vez más.

The Holder of Salvation (El holder de la Salvacion)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad del camino, que puedas llegar. Al llegar a la recepción, pregunta, sin vacilación, por alguien que se hace llamar "El Holder de la salvación." La secretaria le dará una sonrisa de complicidad y hará señas para que la sigas. Serás conducido a fuera, a un viejo pozo, que le faltan algunas piedras, y la secretaria te dará una llave antes de retornar a su puesto.

Si miras dentro del pozo, encontraras una escalera vieja y oxidada, que desciende dentro de una aparente profundidad sin fin. Si optas por descender escucharas el viento que sopla fuerte hacia ti. Podrá sonarte como un canto celestial o infernal, no hay forma de saber que escucharás. El viento parará en cualquier momento, te congelará, incluso si te deja sosteniéndote de una mano, esto quiere decir que una indecible creatura infernal ha entrado en el pozo. Si te mantienes perfectamente quieto, y tienes mucha suerte, sentirás el viento nuevamente. Sin embargo, si escuchas su gruñido bestial, deberás optar, sabiamente, por dejarte caer, con la esperanza de que puedas llegar al fondo del pozo, antes que la creatura te alcance.

Después de que la bestia ha pasado, espera un minuto, antes de continuar tu descenso. Pronto perderás la vista de la entrada del pozo. No te molestes en intentar iluminarte, la oscuridad absorverá toda luz. Luego de lo que parece una eternidad, llegarás al fondo del pozo, y te encontrarás con una vela ahí.

AL mirar al rededor, veras que estás en un cuarto pequeño, solo un poco mas amplio que el pozo del que acabas de sobrevivir. Abrá una simple y vieja puerta de madera, frente de donde descendiste. No te molestes en buscar la escalera, pues ha desaparecido. Acércate a la puerta y toca tres veces, ligeramente. Si no escuchas nada, reza por una muerte rápida, pues no hay escape para lo que espera por ti. Sin embargo, si escuchas la voz de una mujer decir: "Ven, cariño, he estado esperando por ti", abre la puerta y entra lentamente.

Te encontrarás en una habitación, no más grande que un closet. Una bella y joven mujer está sentada frente a ti, en lo que parece ser un cofre antiguo. Ella sólo responderá a una pregunta: "Si son juntados, que puede salvarnos?". Ella procederá a describir, en horroroso detalle, la única forma de detenerlos una vez que se hayan unido. Algunos pierden la esperanza en este cuarto, pero tu no puedes dejar que eso suceda. Pues si lo haces, la mujer revelará su verdadera forma, y tu muerte será larga y dolorosa, más allá de cualquier comprensión. Si sobrevives, la mujer soltará un aullido sobrenatural y desaparecerá, dejándote el cofre. Una llave que te fue entregada antes, lo abrirá

Lo que hay en ese cofre es el objeto 62 de 538. Depende de ti unirlos.


The Holder of Damnation (El Holder de la Condenación)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad de camino, que puedas llegar. Al llegar a la recepción, pregunta sin vacilación por visitar a alguien que se llama a sí mismo "El Holder de la condenación." El secretario espantosamente se negará a tener conocimiento de tal cosa, pero secretamente te deslizas una llave desdentada con un "‡" grabada en ella, y te apuntará hacia un pasillo. Al final de este pasillo habrá una puerta, cuyo pomo está hecho de piedra, que es mas negra que la noche más oscura, y si la tocas, sentirás como si tu alma está siendo drenada.

Al entrar por esta puerta, estarás en un pasillo bien iluminado. Las paredes están decoradas con dibujos, dibujos del estilo de un niño, representando los sueños de un niño. No mires a estos dibujos, pues su aspecto agradable, no es más que una fachada, escondiendo su verdadera naturaleza. Si pasas una mirada en ellos, seguramente será lo último que verás, pues tus ojos serán lo primero en irse. El techo de este pasillo gotea sangre. Si miras para arriba, y créeme, es algo que no querrás hacer, verás los cadáveres destripados de cientos, no, miles de niños, clavados al techo en sus propios huesos.

Si llegas al final del pasillo, encontrarás una puerta de hierro macizo. Al nivel del ojo, habrá una pequeña placa que se puede deslizar. Toma la llave, que te fue dada y sostén la parte sin desdentada en tu mano, con el " ‡" cubierto y apuntando directamente a la placa. Cierra los ojos y da un golpe seco a la placa. Escucharás que se desliza. Resiste cualquier tentación de mirar, pues si lo haces, será tu fin. Espera diez segundos, cuéntalos cuidadosamente. Si la llave no cambia, corre. Corre lo más rápido que puedas y solo detente cuando tus piernas no puedan ir más lejos. Si sientes que la llave cambia, sin embargo, espera hasta que oigas que la placa se desliza nuevamente a su lugar y abre los ojos. En su lugar, habrá un candado gigante. Desbloquéalo con tu recién cambiada llave, y rápidamente entra al cuarto, cerrando la puerta detrás de ti. El Holder de la Condenación desprecia la luz.

Estarás en un cuarto oscuro. No hay luz en absoluto, pero escucharás a alguien respirar con dificultad desde el rincón más lejano. No te le acerques, y no hables. Las únicas palabras que no te llevarán a la muerte son: "¿Quién fue el primero que las unió?. Cuando preguntes, escucharás una voz, ni de hombre, ni de mujer, hablando en tu mente. Pronto se dará por vencido en su discurso, y las imagenes que creará en tu mente, serán horroríficas. No grites, pues lo verá como un signo de debilidad, y terminará con tu existencia en una forma que solo un criminal loco podría comprender. Si soportas su historia, te darás cuenta que puntos de luz han aparecido en la habitación. Un silbido llenará la habitación, y aumentará en el grito mas horrendo que hayas escuchado, mientras cada punto de luz se enciende más, alumbrando la habitación. Cuando la luz pierda intensidad, podrás verlos restos del Holder en la esquina. No te acerques para verlo, las serpientes muertas, todavía pueden morder. A tus pies, encontrarás una pequeña bolsa de terciopelo. Contiene una estrella de cristal impecable.

La estrella es el objeto 63 de 538. Si se la deja brillar, su luz volverá loco a quien la ve.


The Holder of Nature (El Holder de la Naturaleza)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad de camino que puedas llegar. Al llegar a la recepción, cubre tus oídos y pide al trabajador que deseas ver a quién se hace llamar el "Holder de la Naturaleza". Si no te cubriste los oídos, reza a tu dios que te libere de lo que sigue. El trabajador estará de pie y empezará a gritar en un lenguaje desconocido, con una voz más llena de maldad que satanás o cualquier demonio de su legión. Oír esta voz claramente, corromperá tu mente, instantáneamente, dejándote sufrir un dolor mucho más grande que el fuego del infierno por el resto de tu vida. Incluso con los oídos tapados, tu cabeza sentirá como si estuviera en llamas, mientras el trabajador habla en lenguas demoníacas. Cuando termina, espera diez segundos antes de destaparte los oidos, y pon tu mano en tu frente diciendo: "En el principio". Al terminar de decir esto, el trabajador abrirá su boca y aparecerá un portal. El cruzar este portal con miedo, hará que se cierre cuando vayas por medio camino, atrapando tu alma en el oscuro abismo que conecta las dimensiones por toda la eternidad.

Si lo atraviesas con paso seguro, te encontrarás en un jardín, más hermoso y exuberante que cualquier jungla o bosque conocido por hombre, demonio o ángel. El jardín parece extenderse al infinito, y enfrente tuyo habrá lo que parece ser un camino. Síguelo, pero no te desvíes, el hacerlo, hará que las bestias del jardín te ataquen y desprendan lentamente las capas de tu cuerpo en lo que te parecerá una eternidad, y estarás cociente en el proceso.

Luego de lo que parece ser 5 minutos o 5 meses de caminar, llegarás a una casa pintoresca. Golpea la puerta frontal, y si escuchas una voz que dice: "Tu no estas invitado, extraño", no hay esperanza para ti, ninguna oración te salvará. Tu muerte será horrible. Si escuchas una voz que dice: "Por favor, pase", debes abrir la puerta y pasar, él te ha dado la bienvenida.

En el interior, verás a un anciano en una mecedora, leyendo frente al fuego. Sólo responderá a una pregunta: "Qué empezó todo esto?". El hombre cambiará su forma frente a ti. Las arrugas de su rostro y brazos, empezarán a desvanecerse, y sus músculos empezarán a tomar forma, como si se rejuveneciera. Se levantará y te pedirá que te acerques, no lo hagas, por mucho que estés tentado a hacerlo, no lo hagas. Cuando el te pide esto, mira directamente a sus ojos, y sin romper el contacto visual, pregunta una vez mas:"Qué empezó todo esto?".

Una vez que dices esto, nuevamente, el fuego saltará y rodeará al hombre. Él empezará a hablar, con una voz más alta que el mar rugiente, pero suave como una brisa. Te explicará el inicio de la vida, los objetos, y todo lo del universo. Cuando ha terminado, el fuego se desvanecerá y el hombre habrá desaparecido. En su lugar, habrá un mármol en el piso, este mármol es rojo como el fuego, también azul como el mar, tan claro como el viento, pero tan oscuro como la tierra. No trates de comprender este mármol, pues el hacerlo retorcerá tu mente hasta la locura.

Recoge el mármol y sal por la puerta por la que entraste, y estarás de regreso en el vestíbulo principal de la institución.

El mármol es el objeto 64 de 538. Tú controlas los elementos ahora.

The Holder of the Agony (El Holder de la Agonía)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad de camino a la que puedas llegar. Al llegar a la recepción, pregunta por quien se hace llamar "El Holder de la Agonía". El trabajador, abrirá sus ojos en sorpresa, como si no entendiera por qué reconoce el nombre. Murmurará por un momento, pero luego su expresión facial cambiará a un elaborado, surcado, pensativo ceño. Se estremecerá, girará y se negará. Debes solicitar, nuevamente y seguir pidiendo por ver al Holder, con voz tranquila y suave, incluso si llora o grita. Eventualmente, la vida dejará sus ojos, y te llevará, con un andar pesado, a una habitación, aparentemente sin numeración, justo al final del pasillo.

El trabajador abrirá la puerta por ti. Tan pronto como entres al oscuro cuarto, te dará una fuerte patada en la parte baja de tu espalda, arrojándote a la habitación. Hagas lo que hagas, no pares o te gires a mirar al trabajador. Por favor, confía en mi en esto que te digo.

La habitación olerá simultáneamente a toallitas con alcohol sanitario y al sabor metálico de la sangre. No te será posible ver nada, hasta que la puerta por la que entraste, sea abierta, y la luz gris de afuera ilumine a una desgarbada figura encapuchada, que entra a la habitación. Cuando la puerta se cierre, todo estará más oscuro que antes.

Inmediatamente, sentirás a la figura encapuchada presionarse asi mismo contra tu cuerpo. Sus esquelética figura presionará tus costillas y estómago, mientras dice: "Te conozco". Su voz se hará sentir a través de todo tu cuerpo, y sentirás cada tipo de molestia, como la sensación cuando te sientes observado, o siendo molestado, o cuando tu pierna se duerme, o cuando sientes mareos, nauseas, impaciencia. Permanece perfectamente de pie e inmóvil. No hagas ningún sonido, excepto para preguntar: "Por que están ellos en agonía?"

Dará una respuesta, en un desgarrador silbido gutural, "Esperaré aquí, por toda la eternidad, y cada noche, te mutilaré, violaré, y asesinaré". No tendrás tiempo para ponerte a salvo o pensar, y especialmente, no tendrás tiempo para moverte, antes de que sientas una filuda cuchilla en tu abdomen, que sale por tu espalda. Sentirás su áspera superficie, cortando tus órganos. No te muevas. No hables, No grites.

La voz continuará. "Asesinaré todo lo que amas, y les haré ver que tú los asesinas. Arruinaré todo lo que tú encuentras hermoso. Retorceré tu mente hasta que la tengas grotesca y pervertida como la del resto de nosotros". No parará, así como el intenso y ácido dolor a través de tus nervios por la cuchilla en tu abdomen. El dolor podría parar tu respiración y tal vez, tu corazón, pero tu debes permanecer perfectamente quieto. Más hojas se clavarán en tu cuerpo, en lugares suaves, en lugares imposibles, y la voz seguirá con su silbido gutural, su tortura, es de una forma tan inhumanamente creativa y meticulosa, desalmada, que estarás en peligro de perder tu mente.

La quietud es tu única defensa. Si te mueves, las cuchillas crecerán en número de uno a cinco a treinta a cien o a mil, si es que tienes alguna oportunidad de contar, desgarrará en cualquier dirección, forzando a cada trozo de tu carne y nervios a permanecer consciente y alerta al sentir como se desgarran una y otra vez por siempre. Permanece inmóvil, aunque tu cuerpo entero esté sacudido por una agonía que posiblemente no exista, preferirás serpientes mordiendo tus ojos u hojas de afeitar cortando tus nervios.

Debes escuchar la voz con cuidado, pues finalmente, dirá una de dos cosas.

Si dice, "Esta gloria está reservada para aquellos que se han probado a si mismos", entonces sólo puedo ofrecer mis condolencias. Tu eterno sufrimiento será increíblemente horrible, que nadie en la tierra que haya visto tu cara o escuchado tu nombre, tendrá pesadillas de tu agonía, incluso después de haber pasado a la otra vida en el cielo en el infierno. Tu alma será una cáscara desperdiciada.

Si dice: "Tu existencia entera está al margen de esta agonía", debes responder rápidamente y con seguridad: "La agonía nos llena a todos hasta que haya dejado de hacer daño" Por cada segundo que tomes en responder, por causa del increíble dolor, sufrirás otra dolorosa agonía. Y si no puedes hablar, nunca vivirás otro momento sin tortura, y cada día que consideres el más doloroso, comparado con la tortura del día siguiente, solo será un cosquilleo de una pluma.

Si respondes correctamente, parará el dolor y el silbido, y sentirás a la figura, una vez más presionándose en ti, desmoronándose en nada. Levanta la capucha y encontrarás una bolsa de cuero. Ábrela, sólo si quieres saber como sería el mundo cayéndose en pedazos por una plaga que incluso el infierno no perdonará.

Este polvo de tu torturador es el objeto 65 de 538. No corras, o nunca lo sabrás.

The Holder of Greed (El Holder de la Codicia)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad de camino que puedas llegar. Al llegar a la recepción, pregunta por visitar a alguien que se hace llamar "El Holder de la codicia". Si una mirada de hambre voraz viene del trabajador, huye de la institución, pues si no lo haces, serás devorado vivo en la forma más dolorosa posible. Sin embargo, si te da una mirada de aspecto cansado, te llevará a una celda en un corredor que no estaba ahí antes. Las paredes estarán hechas de oro y plata finos, pero no las toques, no sea que devoren tu alma

Al caminar, si en algún momento oyes el sonido de monedas tintineando, detente y grita rápidamente: "Todo lo que brilla no es oro!" Si el tintineo continúa, estás condenado por toda la eternidad, y no hay razón para correr. Sin embargo, en caso de que se detenga, continúa.

Finalmente, llegarás a una puerta dorada. El trabajador la abrirá y cerrará sus ojos mientras entras. Cuando entres, la puerta se cerrará tras de ti. Dentro hay un exquisito palacio, hecho a mano, de marfil y oro y maravillas que ningún mortal haya construido o concebido. No te quede contemplándolo demasiado tiempo, pues si lo haces, el mundo se abrirá debajo de ti, y quedarás eternamente atrapado en un mundo de suciedad y la miseria.

Si continúas, el palacio a tu alrededor poco a poco goteará sangre, hasta que una lluvia de sangre caiga sobre ti. Continúa y nunca mires hacia atrás, y no te detengas. Finalmente, la lluvia cesará, y estarás en una habitación llena de bloques de oro y tesoros. Sentado en un trono de platino, habrá un cadaver, que responderá solamente a una pregunta: "¿Qué es lo que ellos codician?"

Se pondrá de pie y comenzará a contar a cerca de todas las necesidades, cada deseo, cada robo. Si logras mantener tu cordura, el cadaver se moverá hacia el tesoro cuando termine su historia. Sin embargo, no toques el tesoro. En su lugar, busca una pequeña moneda de cobre, que está inscrita con un lenguaje desconocido. Al segundo de tocarla, estarás de vuelta en la institución, como si nada hubiera sucedido, con la moneda en tu mano.

Esa moneda es el objeto 66 de 538. No vale nada y lo es todo.

The Holder of the Cosmos (El Holde del Cosmos)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad de camino, que puedas llegar. Llama la atención del recepcionista y pide visitar a alguien llamado "El Holder del Cosmos". El te mirará de arriba a abajo. Si murmura y se aleja, quédate en tu lugar, el regresará en un momento. A su llegada, abrirá una trampilla que se encuentra bajo su escritorio y te indicará que lo sigas. Te guiará por una escalera antigua de madera que queda suspendida, de alguna manera, en una sala imposiblemente grande, cuyos lados o fondo no serás capáz de ver. La única luz será la de la entrada. Verás formas descomunales en la oscuridad. Te recomiendo que no hagas ningún ruido más fuerte que el suave chirrido de las escaleras.

Tu guía te acompañará solo unos pasos más, pero en la oscuridad opresiva, sus rasgos son poco claros. Estarás descendiendo las escaleras por lo que parece una eternidad. Durante este tiempo, no dejes que tus pensamientos vaguen. Concéntrate enteramente en tu objetivo: El guardián del Cosmos. Mientras desciendes más en la oscuridad, las tablas de madera estarán balanceándose debajo de tus pies y la forma de tu guía parecerá cambiar. No es un engaño de tus ojos. Si se detiene en cualquier momento, suéltate de las escaleras de inmediato, una eternidad cayendo, sería preferible a su tormento.

Sin embargo, en caso de que siga sin detenerse, eventualmente, sentirás un viento. A lo lejos, debajo de ti, las copas de los árboles serán visibles. Por encima de tu cabeza, una bóveda de estrellas y nubes. A los lados, un horizonte amplio y sin obstáculos, con excepción de una estructura, a lo lejos a tu derecha. A medida que desciendes, podrás ver una mansión con un pequeño camino de tierra que conduce a la misma. Esta parte del descenso es increíblemente pacífica y tendrá una duración de varias horas. Disfrútalo, pero bajo ninguna circunstancia mires hacia atrás, desde donde viniste. La escalera colapsará y caerás a tu muerte.

Finalmente llegarás a la parte inferior de las escaleras. Te han depositado en un bosque densamente arbolado, a pocos metros del camino de tierra. Tu guía dejará de moverse. La luz de la luna se filtra entre los árboles, y te darás cuenta que él ha cambiado considerablemente. Lo que alguna vez había sido un hombre, ahora era una bestia descomunal e infernal. Él empezará a girar. Debes correr. La escalera, por la que recientemente descendiste, habrá desaparecido. Tu única opción es el camino. El demonio es lento, pero no se detendrá.

Corre. Corre hasta que tus pulmones ardan y se agite tu pecho. Corre hasta que tu garganta se manche de sangre. Hasta que no puedas correr por más tiempo. Renuncia a la esperanza. Cae de rodillas. Llora. Sentirás el aliento del demonio en tus talones, y murmurarás una oración, mientras ves tu vida pasar frente a tus ojos en un segundo. En ese preciso momento, cuando has perdido toda esperanza, un disparo rugirá en el vacío del oscuro camino forestal. El demonio a tu espalda, ha sido asesinado.

Lo que sigue, es crucial. No importa cuan cansado estés, debes ponerte de pie, y decir inmediatamente: "Quién es su enemigo?" . Si te demoraste una fracción de segundo más del tiempo, te volará en pedacitos de igual manera que al demonio. Sin embargo, si fuiste lo suficientemente rápido, un caballero elegantemente vestido aparecerá en un caballo a trote en la oscuridad, por el camino. Parece bastante joven y lleva una pistola del siglo 18 en su mano derecha. Tiene varios tomos grandes atados a las alforjas de su caballo y trozos de escritos en una lengua extranjera estan visiblemente pegados, de una forma moderna, a su ropa. Poco a poco se acercará, sin hacer ningún movimiento para desmontar, pero visiblemente interesado en ti. Debes sostener su mirada hasta que desaparezca en la dirección opuesta. Después de este intercambio el agotamiento, de pronto, se apoderará de ti, y encontrarás cada vez más difícil mantenerte despierto. Cede a tu cansancio y sueño.

Despertarás al día siguiente en tu cama, agarrando un pedazo de papel rugoso. En el, en una escritura elegante, están escritas las palabras: "Eres un tonto"

Ese hombre es el Holder del Cosmos, y todavía tiene el objeto 67 de 538. Él defiende el cosmos desde su renacimiento. Ahora que él sabe tus intenciones, Hará lo que sea por detenerte.


Hay, sin embargo, una opción alternativa. Debes tener la Segadora de Almas para que esto funcione. Cuando te levantes, no hagas la pregunta al Holder: "¿Quién es su enemigo?", sino muéstrale el objeto 186. Si lo haces, sus ojos se ampliarán por la sorpresa y se desmontará. En su mano estará la pistola del siglo 18, que utilizó momentos antes para salvarte. Es el hermano del objeto 186. Luego él cabalgará lejos, y pronto se desvanecerá.

El Holder del Cosmos ha renunciado a la Gravebringer, objeto 67 de 538. Lo has liberado, ¿pero a qué costo? Por ahora tienes que defender el cosmos desde su renacimiento, en su lugar.


The Holder of the Negative (El Holder de la Negativa)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad de camino que puedas llegar. Llama la atención del recepcionista y pide visitar a alguien llamado "El Holder de la negativa". Si el recepcionista firmemente se niega a ayudarte, inmediatamente gira y sal de la institución y toma la ruta más rápida para llegar a tu casa. Después de dos semanas de esconderte sabrás si tus seguidores no te han encontrado. Sin embargo, si el recepcionista sólo asiente con la cabeza con una expresión pétrea y haciendo gestos para que los sigas, hazlo. Él te llevará a una habitación de hospital, aparentemente de aspecto inocente y se irá.

Tan pronto como la puerta se cierre, empuja la cama a un lado, para revelar una decrépita trampilla de madera abajo. Usa la cama para bloquear la puerta, el reloj no se detiene y los centinelas ya están en camino. Abre la puerta de la trampilla para encontrar un ataúd gris metalizado sucio y polvoriento, en un pozo poco profundo excavado en el suelo. Abre el seguro y levanta la tapa. Si el ataúd está vacío, entra en el y cierra tanto la tapa de la trampilla como la del ataúd. Si hay alguien, recomiendo que intentes romper tu propio cuello, antes que el residente del ataúd lo haga.

Debes permanecer en el interior exactamente cuatro minutos y trece segundos. Hasta que pase este tiempo, no levantes la tapa. Lo que sucederá si lo haces, está más allá de la descripción de cualquier mortal. Cuando el tiempo requerido ha pasado, golpea dos veces en la tapa de metal. Si no hay respuesta, golpea tres veces más. Si el ataúd tiembla ligeramente en respuesta, puedes empujar la tapa. Si el ataúd permanece en silencio, sabrás que tu tiempo de vida, es de un minuto como máximo.

Empuja la tapa para salir y te encontrarás en lo que parece ser los restos de un oscuro taller de máquinas subterráneo. Habrá manchas ocres en las paredes de metal y polvo gris del tiempo sobre el. Verás silenciosos aparatos de computación hablando en su propio idioma, cerca de cientos de miles de batallas que fueron planeadas, organizadas y miserablemente perdidas en aquella misma habitación en la que ahora te encuentras. Por más exóticas o complejas que puedan ser las máquinas, no te entretengas. Ponte de pie alza tu mano derecha hasta tocar un muro. Tantea hasta que encuentres una palanca de metal, esta más o menos al nivel de tus hombros. Si la habitación comienza a emitir un zumbido cada vez más fuerte, no te preocupes . En su lugar, habla en voz alta, con severidad: "Es la última pieza de conocimiento que necesitamos." Si el zumbido se apaga, continúa con tu búsqueda. Si no es así, la maquinaria participará en su última rutina de integración contigo como su objetivo. Cuando encuentres el interruptor, enciéndelo.

El último generador de funcionamiento iniciará con un ruido como de gemido, encendiendo las pocas luces que aun funcionan, al rededor del piso. En el centro de la sala en la que a penas se puede ver, podrás divisar un dispositivo mecánico, enorme, de color bronce e imposiblemente complejo, que más se asemeja a un cruce entre un trono de metal opulento y un sistema de soporte de la época victoriana. En medio de los tubos de zigzag, tuberías, válvulas, engranajes y placas, se puede ver un cuerpo frágil e inhumanamente flaco, apenas aferrado a su vida. Por más intimidante que sea el trono, entra en la presencia de la criatura y has la siguiente consulta, con naturalidad absoluta: "¿Quién los dispersó por primera vez?"

Tu pregunta hará brillar con una nueva chispa sus ojos grises, y con el pesar y la frustración de incontables generaciones en su voz áspera, y mecánicamente amplificada, te dirá todas las historias, todos los cuentos de vano heroísmo, cada unión rota, y todos los corazones dolorosamente decepcionados de quienes vinieron antes que ti. Su contagiosa desesperación atravesará tu piel, se deslizará más allá de su carne y perforará tus huesos, pero ten cuidado de no perder la concentración, el sigue siendo su esclavo y su lado corrupto esta listo para consumirte si le das la oportunidad. El te dirá de aquellos que supieron primeros de su convergencia, cómo ellos dispersaron los objetos y rompieron su profana unión y lo que hizo que esos primeros fallaran y perecieran.

Cuando termine, él extenderá su mano hacia ti, lenta y dolorosamente, desde dentro de la cáscara del metal. No tomes su mano. En su lugar, cruza los brazos sobre tu pecho y exclama: "Tus rutinas fallidas no son mías para aceptarlas" Apoyado en uno de los misteriosos dispositivos, hay un bastón delgado, de metal. Tómalo y usando todo el poder que puedas reunir, entiérralo en la única parte expuesta de su cuerpo en la que lo matarás instantáneamente, su cabeza. Su muerte será rápida.

Cuando su cuerpo podrido y el aparato infernal están en silencio, alcanza el interior del caparazón de metal que protege el cuerpo y tantea el interior de la máquina. Tan pronto como tu mano sienta una parte que pulsa calor, arrancala hacia afuera. Debería salir fácilmente. Retírate lo más rápidamente posible dentro del ataúd de zinc, has matado a la única entidad que ha llevado el orden en el lugar y este, no tardará en derrumbarse en el vacío. Cierra la tapa, cierra los ojos, y si tienes suerte, podrás casi inmediatamente caer en un profundo sueño.

Cuando te despiertes, estarás en tu propia casa, dentro del ataúd que a su vez está sobre tu propia cama, mientras abrazas con fuerza un pedazo de metal caliente contra tu pecho. Serás sabio y te desharás del ataúd a la primera oportunidad posible, su existencia evocará preguntas incómodas.

Este engranaje corrupto de oro es el objeto 68 de 538. Ahora ya sabes cómo tus predecesores fallaron. Es tu responsabilidad el asegurarte que sus errores no se repitan.

The Holder of the Mind (El Holder de la Mente)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o clínica de rehabilitación. Aproxímate al escritorio frontal, y pregunta por ver a alguien que se hace llamar "El Holder de la Mente". Recibirás una mirada de repugnancia por parte del empleado, que sostendrá solo lo suficiente para que sea apenas visible. Entonces serás conducido a un pasillo que termina en un tramo de escaleras. El encargado se retirará en este punto.

Sube las escaleras. Continuarás subiendo en lo que parecen millas. Si tu paso falla en cualquier momento, o tomas tiempo para descansar, siquiera un momento de respiro, tu concentración perderá claridad rápidamente, hasta desvanecerse completamente. Si luego recuperas la conciencia, te encontrarás en el lugar que tu llamas hogar, y la institución habrá desaparecido. Si este es el caso, agradece a tu dios, cualquiera que sea, que lo menos probable ha sucedido, estas a salvo. Si tu conciencia no regresa, entonces eres afortunado de que aun no te despiertan, para encontrarte en el lugar donde tus nefastos predecesores han llegado antes.

Cuando al fin llegues al final de las escaleras, te encontraras en un pasillo en muy mal estado, que parece como parte de un edificio de gran altura. La pared a tu izquierda tendrá muchas puertas. No abras ninguna de ellas, bajo ninguna circunstancia, independientemente de cualquier sensación que te incite a hacerlo. Este sentimientos es poco más que un truco. Las puertas restringen segmentos de tu psique, que, gracias a los cielos, están bloqueados, liberarlos ahora, será un grave error. La pared a tu derecha, esta compuesta, enteramente de vidrio. Viendo a través de este enorme vidrio, estará el lugar, cualquiera que sea, donde hayas nacido, aunque totalmente vacío y carente de vida.

Camina por el pasillo. Su longitud es variable, así que puede ser más largo incluso que la escalera que recientemente subiste. Al final del pasillo, verás una puerta de doble hoja. A diferencia de las demás puertas de este pasillo, debes abrir esta puerta, aunque sientas renuencia a hacerlo. Esto es normal, tu mente continúa intentando protegerte. Supera este sentimiento, y entra en la oscuridad del interior. En un tiempo breve, un pequeño foco se encenderá en algún lugar de la oscuridad arriba de ti, alumbrando un área del lugar. A través de la luz reflejada, se puede ver la zona de los alrededores muy poco iluminada. Lo mejor es no ver muy de cerca las imágenes que apenas se perciben.

Verás que estas de pie en el centro de unos círculos dibujados en el suelo, lo que indica que estas en una especie de carpa de circo. Frente a ti, habrá un hombre corpulento con aspecto extravagante, con un sombrero de copa brillante que tapa sus ojos con su sombra, evitando que percibas su mirada. Hazle la siguiente pregunta: "¿Qué me han ocultado?" Habla con claridad, y lo más importante, habla en voz alta. Habla como si te estuvieras dirigiendo a una multitud de miles, o el maestro de ceremonias delante de ti tendrá que quitarte de escena de una forma pensada para complacer a los seres que observan en ese momento. Su sentido de entretenimiento es muy diferente al de cualquier ser humano, no querrás averiguar cómo.

Si aplacaste al maestro de ceremonias, el romperá su látigo. El sonido será imposiblemente alto, y será acompañado de un destello de luz cegadora. Él habrá desaparecido, y en su lugar, encontrarás a otras dos personas. A tu izquierda, estará la persona que tú mas has odiado, quien quiera que sea, a quien guardes el más profundo resentimiento y odio. A tu derecha, estará la persona a quién más has amado, quien más te importa. Estén vivos o no, estas personas aparecerán en carne y hueso, frente a ti.

Acércate a tu enemigo mortal, y sin decir palabra, él te entregará un cuchillo. Sentirás un fuerte impulso por clavárselo en el pecho, debes resistir este impulso a cualquier costo. En lugar de eso, debes usar el cuchillo para retirar con el, el corazón de aquel a quien amas. Ellos estarán conscientes de todo. Gritará sin cesar para que pares, llorando y clamando por entender el por qué. No lo escuches y no dudes en tu tarea, la audiencia quiere ver derramarse la sangre de un débil y tú no querrás demostrar que eres un candidato válido.

Retira el corazón, y pásalo al maestro de ceremonia, quién está de pie detrás de ti. Luego, él te dirá con gran detalle, el primer pensamiento que te hizo tomar el camino en el que ahora te encuentras, y todo el contexto que lo rodea. Para algunos, este obscuro conocimiento, que reemplaza a una falsa construcción de la mente, puede conducirlos a tal desesperación que no podrán evitar, clavarse el cuchillo en el pecho. Si resistes a esta tentación, tu visión se ennegrecerá, y recuperarás la conciencia en el lugar en el que naciste, cualquiera que este sea. El cuchillo que usaste, está junto a ti, con una gruesa mancha roja, manchado para siempre con la sangre de todas las vidas que acabó.

El cuchillo es el objeto 69 de 538. Ahora tienes el conocimiento del por qué comenzaste. Si los objetos se juntan, tú serás el responsable.


The Holder of the Map (El Holder del Mapa)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o centro de rehabilitación que puedas llegar por ti mismo. Cuando llegues al escritorio central, pregunta por visitar a alguien que se llama a si mismo "El Holder del Mapa". El trabajador no alzará su vista de lo que esta leyendo, memoriza el número de la pagina. Repite tu requerimiento firmemente. El trabajador te mirará, molesto. Hará un comentario sarcástico. Si escuchas "Otro imbécil" has encontrado el lugar correcto. Si escuchas algún otro comentario, será mentira.

Entonces, el empleado, empezará a darte indicaciones. No serás capaz de escribirlas, no importa cuanto te esfuerces en intentarlo. Si no sigues las direcciones de manera exacta, te perderás y terminarás fuera de la institución, este será el peor destino que puedas imaginarte. Si sigues las direcciones, escucharás un sonido como de un infinito número de manos escribiendo. Este sonido, crecerá mientras estés más cerca de tu meta. Si este sonido llega a detenerse, respira hondo y grita cualquier información a cerca del lugar donde empezaste, incluyendo las direcciones y como llegaste allí. El sonido de la escritura deberá empezar nuevamente. No te pierdas.

Al final de las direcciones, verás una puerta con seguro eléctrico. Detente inmediatamente. Escucharás una risita, no gires. Una voz empezará a hablar bajo el sonido ensordecedor de la escritura. Ignórala y susurra la siguiente pregunta: "¿Dónde voy a terminar?" Él responderá tu pregunta con grotesco detalle. En el momento en que él deje de hablar, ingresa el número de la página que viste en el texto que leía la persona en recepción. Despertarás en la iglesia más cercana a la institución, acostado sobre un mapa.

El Mapa es el objeto 70 de 538. Te guiará a cualquier lugar que necesites ir, pero no a la ubicación de los otros objetos.

_______________________________________________
My soul in a song:
 



Volver arriba Ir abajo
ReyDingo
Admin/Master
Admin/Master
avatar

Mensajes : 626
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 29/10/2010
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100

GP GP : 0

MensajeTema: Re: The Holders   Lun Ago 08, 2011 8:32 pm

The Holder of the Sky (El Holder del Cielo)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o centro de rehabilitación que puedas llegar. Al llegar a la recepción, pide visitar a alguien que se hace llamar "El Holder del cielo". La recepcionista ignorará tu existencia completamente, y tu caerás al piso. Despertarás en un torrente de lluvia sin sonido, el silencio será insoportable, y no habrá nada a tu alrededor, caminarás sobre aire sólido en medio de la tempestad.

En el silencio, una enorme masa de gente vestida completamente de negro, aparecerá y empezará a aproximarse a ti. no tengas miedo. Quítate la camisa y envuélvela en tu mano, luego camina hacia ellos. No hables. Cuando estés cerca, extiende tu brazo hacia adelante y haz a un lado a cualquiera que este en tu camino, si tu piel hace contacto a cualquiera de ellos, el silencio se romperá y tu serás visible para ellos, y eso significa tu fin.

Atravesando la multitud, verás a un hombre con traje escarlata, que será el único que permanece de pie inmóvil, y el único que puede verte. Los demás, aún sin poder verte, formarán un círculo al rededor del hombre y tú. Quédate de pie y espera, Una vez que el hombre alce su mano, debes romper el silencio inmediatamente: "¿Cuántos se perderán cuando se reúnan?"

Todos los hombres se detendrá y rítmicamente te mirarán, todos ellos, observando cada uno de tus movimientos. Una vez que ellos te estén observando, debes preguntar: "¿Y cuántos estarán allí para luchar?"

Ellos se reirán. Todos, excepto el de la capa roja. Sus carcajadas resonarán en todo el espacio en el que estás, pero tu no debes ceder, sigue preguntando: "¿Y cuántos estarán allí para luchar?". Su risa crecerá y ellos comenzarán a desaparecer. Una vez que todos, excepto el de la capa, desaparezcan, hazle una última pregunta: "¿Dónde vamos a estar a salvo de ellos?" .

El hombre se doblará delante de ti y se desvanecerá, la única cosa que queda, será su capa color escarlata.

Esta capa es el objeto 71 de 538. Cuando vuelvas nuevamente a este lugar, será el único lugar en el que estés a salvo cuando los objetos se junten


The holder of the Sanity (El Holder de la Cordura)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o centro de rehabilitación a la que puedas llegar por ti mismo. Al llegar a la recepción, pide visitar a alguien que se hace llamar "El Holder de la Cordura". La recepcionista te mirará extrañamente, pero debes repetir la misma pregunta, y nada mas. Eventualmente, ella llamará a un "doctor" y serás llevado a la fuerza a una sala, en el último rincón de la institución. Ten cuidado, porque después de este momento, no hay vuelta atrás, y si deseas salir, dile al doctor que lo sientes, que a lo mejor, no tomaste tu medicamento ese día, y márchate. Corre lo más lejos que puedas, fuera de los límites de la ciudad, fuera de los límites del país, para los cobardes no hay salvación si son encontrados. Si continúas, te pondrán una camisa de fuerza y te encerrarán en una habitación acolchada.

Después de unos días que parecen meses, comenzarás a escuchar voces. Cientos de voces, todas hablando de cómo sus vidas fueron arruinadas. Sus historias pueden volverte loco, y tendrías que permanecer allí por toda la eternidad. En tu cuarto de seguridad, no hay muerte, solo tortura. Si las voces dejan de hablar, cierra los ojos con fuerza, y grita a todo pulmón, " no voy a compartir sus historias". Si las voces no se reanudan, ora para que el dolor de lo que se viene, no sea tan malo, sin embargo, es poco probable que no lo sea.

Si las voces continúan hablando, solo debes escuchar la historia de la voz que habla del mismo hospital donde estas. Abre los ojos. No estás más en tu celda, pero todavía tienes la camisa de fuerza. Estarás en lo que parece ser un vacío infinito, lo único que te separa de la nada es una caja de cristal.

Un hombre aparecerá frente a ti, y te dirá si tienes algo que preguntarle. Responderá a una, y sólo una pregunta. Debes preguntar: "¿Qué los llevó a la locura?" Él te explicará, con los detalles más horribles, de la vida y la muerte de ellos. Durante su respuesta, un punto negro grande parecerá que se mueve a través del vacío, pero no debes centrar tu mirada en el, porque el hacer esto, ocasionará que se rompa la caja de vidrio en la que estás, dejándote caer en el vacío por toda la eternidad.

Una vez que el hombre termine su historia, te quitará la camisa de fuerza y se despedirá. Te encontrarás de pie fuera de la institución, sosteniendo la camisa de fuerza.

La camisa de fuerza es el objeto 72 de 538. Sólo puedes rezar para que nunca la uses de nuevo.

The Holder of Triumph (El Holder del Triunfo)


En cualquier ciudad, en cualquier país, entrar en cualquier biblioteca que encuentres. Pide a la bibliotecaria en la recepción por ver al Holder del Triunfo. Ella levantará una ceja, como si te juzgara, pero, no obstante, te llevará dentro de la biblioteca.

Verás una puerta en el ala sureste del edificio que podrías jurar que te llevará a fuera. La bibliotecaria se detendrá ante dicha puerta y llamará 3 veces. Una voz con un sonido similar a dos hojas de papel que se rozan entre sí. preguntará: "Seguro estas, de que el triunfo te espera al final?" Debes contestar "De hecho, No fracasaré". Dí esto antes de que la bibliotecario responda que eres un fracaso. Si hace esto, tu alma será aplastada bajo el peso de tu propio fracaso y ella se dará un festín con tu carne, mientras lloras tu pérdida.

Si respondes a tiempo (y con la confianza suficiente) la bibliotecaria silbará, y sacará una daga. NO LA ATAQUES, pues su fuerza y velocidad están más allá del entendimiento. Te entregará la daga y abrirá la puerta, murmurando maldiciones al pasar.

El camino está bien iluminado, sin final a la vista. Espejos se alinean en el camino, reflejando cada victoria, el bien y el mal, desde antes del inicio de los tiempos. Mirar cualquiera de estos espejos es fallar.

El camino se extiende más allá del tiempo, y tu debes seguir. Después de lo que parece una eternidad de caminar, una gran puerta de acero aparecerá. Una voz te invita a acercarte. Mantén tu mente libre de dudas. Debes estar seguro de tu triunfo, si no quieres que tu alma se separe de ti y seas torturado por toda la eternidad.

Avanza a la puerta y llama 7 veces. Si la voz que te responde, denota fracaso, el horror que verás, te obligará a cortar tu propia garganta con la daga. Si no hay respuesta, entra.

La habitación está oscura. La impenetrable oscuridad es casi tangible. Haz la pregunta: "¿Qué pasará cuando él triunfe?" La habitación se iluminará revelando una figura desnuda de gran altura, y el físico de un Adonis, cada característica, brillando en perfección excepto que no tiene cara. Se levantará y se volverá hacia usted.

Pregunte de nuevo, "¿Qué pasará cuando él triunfe?"

La figura levantará su cabeza bruscamente a la derecha e inmediatamente se lanzará sobre ti. NO RETROCEDAS, o te golpeará hasta la muerte y se alimentará de tu cordura. En cambio, responde a su ataque. Pero te advierto que debes atacar con ferocidad o perderás, con toda seguridad.

No debes matarlo, sólo incapacitarlo. Él hablará directamente en tu mente: "Con vuestra perseverancia bastará". No le agradezcas, en lugar de eso, grita: "LO PREGUNTARÉ POR TERCERA Y ULTIMA VEZ!, ¿QUÉ PASARÁ CUANDO ÉL TRIUNFE?" La figura va a gritar ahora, el sonido amenazará con reventar tu mente, y responderá con lujo de detalles, sobre el fin de los tiempos, cuando Él llegue. Apuñala a la figura en la garganta y quita su cabeza. Su cabeza te servirá como trofeo, un símbolo de tu triunfo.

Este trofeo es el objeto 73 de 538. Él sabe quién eres. Disfruta en su triunfo, cuando llegue el momento.


The Holder of the Mark (El Holder de la Marca)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o centro de rehabilitación al que puedas llegar. Al llegar a la recepción, pide visitar a alguien que se hace llamar "El Holder de la marca". La expresión del trabajador se congelará, como si estuviera esperando este momento desde hace mucho tiempo y temiera que llegara a suceder. Él tartamudeará, y te dirá que no existe tal hombre en esa institución, pero se insistente. El muy pronto cederá, y luego de mirar al rededor, por si alguien lo observa, te hará señas para que lo sigas.

Te guiará por corredores de tamaño cada vez menor, hasta que finalmente, tendrán que agacharse para avanzar. Te señalará una puerta al final de un pasillo tan pequeño que tienes que arrastrarte para llegar a ella. Será perfectamente normal, excepto por un gran signo de exclamación en el centro y un signo de interrogación más pequeño en el pomo de la puerta. Esta es tu última oportunidad para volver, y si tienes el menor atisbo de duda, recomiendo que lo hagas. Si tu voluntad es fuerte, abre la puerta y entra

Entrarás en un salón adornado, cubierto de murales que representan famosos dictadores y asesinos históricos, los carniceros, los violadores y los asesinos en serie. No te detengas en ellos, pues las almas de estas personas residen en esas fotos y el odio retorcido que tuvieron en vida, ha crecido en su muerte, esperando alcanzarte y despedazarte miembro a miembro, deleitándose con tu muerte lenta y dolorosa.

Cuando finalmente, llegues al final de la sala, habrá una pequeña caja de madera, dentro de ella habrá una insignia, una marca vieja y desgastada. Sentirás un cosquilleo fuerte subiendo tu columna vertebral, mientras observas la insignia. Luego, escucharás una voz que te dirá: "Bonito, ¿verdad?" Debes responder: "Como la luna llena". Si no está satisfecho con tu respuesta, ruega que no te haga uno de sus cuadros y, por tanto, sufrir una muerte sin dolor.

Si está satisfecho con tu respuesta, dirá: "Haga la pregunta".

Debes decir exactamente "¿Cómo podemos destruirlos?"

Él se reíra y dirá que no lo sabe, pero luego, simplemente dirá: "Usted está obligado a pensar en algo".

A continuación, despertarás en el baño más cercano, sentirás en el ojo un dolor insoportable. A medida que el dolor disminuya,verás que tu pupila ha adoptado ahora la forma de la marca en la caja que viste en la habitación.

Esa marca es el objeto 74 de 538. Ella te permitirá contemplar la última verdad.


The Holder of the chance (El Holder del Azar)


En cualquier ciudad, en cualquier país, busca una escuela o institución educativa. Al llegar a la recepción, pide ver a una persona que se hace llamar "El Holder del azar». Si la secretaria demuestra algún signo de miedo, repite tu solicitud, sin arrepentimientos. Eventualmente, tu perseverancia dará sus frutos, y serás dirigido a un salón abandonado en un ala cerrada de la escuela. Recortes de cinta policial y trazos de tiza en el suelo, la puerta será cerrada cuando entres, antes que puedas hacer cualquier pregunta. En este punto debes elegir uno de los treinta escritorios que hay en el salón, siéntate y espera. Sólo en uno de estos escritorios estarás a salvo y no perderás la vida, aconsejarte que elijas sabiamente, serviría de poco, ya que no hay manera de saber cuál es, hasta que sea demasiado tarde. Tras una corta espera, empezarás a escuchar cosas, niños riendo, charlas, ronquidos ocasionales, pero estos no son más que ecos, ecos de tiempos en los que ese salón dio acogida a tortuosas tareas y pruebas sorpresa.

Mientras esperas, el sonido poco a poco va a cambiar. Donde una vez hubo risas y charlas, ahora habrá gritos de agonía y aullidos de desesperación. Las sombras de la horrible historia del salón de clases, comenzará a tomar forma a tu alrededor. No temas a las sombras, ya que son inofensivas. Sin embargo, la bestia en la que pueden convertirse, no lo es. A medida que la espera continúa, las sombras se volverán más numerosas y la historia del salón de clases se te mostrará con detalle cada vez más grotesco. Esta parte ha llevado a muchos hombres a un ataque de llanto, y más aún de locura. En caso de que llegues al final de esta visión macabra con tu salud mental intacta, sabrás si has elegido sabiamente. Si elegiste de forma incorrecta, las sombras van a tomar forma. Son burlas horribles de lo que eran en vida. No podrás escapar de esta habitación ahora. Ellos te desgarrarán la piel muy lentamente, deleitándose en infligir el dolor que han sufrido en otro tiempo. Te tomará días, incluso semanas, morir. El único consuelo que tienes es que es muy probable que pierdas la cordura después de las primeras horas.

Si tuviste suerte y elegiste el escritorio correcto, las sombras se reunirán alrededor de tuyo, fundiéndose en una masa oscura. Cuando desaparezcan, te encontrarás en el casino más lujoso que puedas imaginar. Poblado por los que han jugado tanto que su carne, desde hace mucho tiempo se pudrió (No pueden morir, la muerte no entra en este casino) y aún así juegan con la esperanza de obtener su libertad. El casino no tiene más que dos salidas. Una lleva a un terreno baldío donde habitan bestias errantes, y no espera nada más que muerte segura. El costo de pasar a través de esta puerta es de cuatro monedas de plata. La otra puerta te llevará a lo que buscas, y es la única oportunidad de que te vayas con vida. El costo de pasar a través de esta puerta es de cinco monedas de oro. En tu mano, tendrás una sola moneda de plata. No la pierdas. No puedes tener menos de esta moneda el tiempo en que estás en este casino. Un letrero cercano te dirá que tres monedas de plata equivalen a una de oro. Debes jugar si no quieres quedar atrapado aquí para siempre, pero recuerda el dicho del jefe del casino: "No puedes vencer a la casa."

Casi todos los juegos son manipulados a favor de la casa y lo único que podría hacerte ganar es el azar, lo cual solo te engañará y confundirá más. Las probabilidades no están, definitivamente, a tu favor. Si empiezas a ganar, ten cuidado de mantener tu fortuna en secreto tanto como te sea posible, los condenados a tu alrededor no han tenido tanta suerte. Ten en cuenta que no puedes morir en este lugar y esto inspirará en ellos un ataque de odio celoso, arrancando grandes trozos de carne de tu cuerpo hasta que sus celos se apaguen y su sed de sangre quede saciada.

Si, contra toda probabilidad, te las arreglas para reunir los cinco monedas de oro y entrar por la puerta sin ser molestado por los otros jugadores, te encontrarás en un ascensor. Que te llevará a una oficina aún más opulenta que el casino. Detrás de un escritorio en el otro extremo de la sala encontrarás una figura esquelética, vestida con el mejor traje que jamás hayas visto. Acercarte a la mesa y de pie ante ella, has solo una pregunta: "¿Tiramos los dados?" Asentirá y sacará un par de dados de su chaqueta. Si pierdes, el esqueleto sonreirá, y tu tomarás su lugar, a la espera de miles de años hasta que el siguiente buscador tenga tanta suerte como para llegar a tu nueva morada. Si ganas, sin embargo, escucharás un gemido que desentona con la magia del lugar. La muerte finalmente entrará en el casino, concediendo a los miserables jugadores el descanso que durante tanto tiempo se les ha negado. A medida que el casino se desintegra a tu alrededor, debes permanecer de pie. Con la fe de que no te llevara consigo, pero si lo hace, no hay ningún ser en este mundo que pueda decir lo que te va a pasar. Si no eres llevado, volverás a aparecer en el salón de la escuela. Estará exactamente igual que cuando lo dejaste, salvo por un montón de polvo y ropa podrida a tus pies. Dentro de ella encontrarás un par de dados. Tan pronto como los toques, la puerta se abrirá.

Ese par de dados es el objeto 75 de 538. Con cada lanzamiento, tomarán otra vida. Será la tuya la próxima?


The Holder of the Fate (El Holder del Destino)


En cualquier ciudad, en cualquier país, busca una escuela o institución educativa. Al llegar a la recepción, pide ver a un hombre que se hace llamar "El Holder del Destino." A mitad de tu requerimiento, la cara de la secretaria se iluminará como reconociendo a lo que te refieres, y sacará una caja ornamentada. Abrir la caja, no te dará nada más que una sonrisa perpleja de la secretaria, ya que estará vacía. Después de un momento, ella llamará tu atención y te llevaré a la oficina del director. Al llegar, murmuraran unas palabras entre ellos, luego, el director te dará la bienvenida con un apretón de manos, y procederá a la apertura de una trampilla oculta bajo su escritorio. Te entregará una daga y te dará unas palabras sombrías de suerte, antes de bajar en el agujero y cerrará la puerta. Por un momento, estarás en oscuridad total, pero unas imágenes pronto aparecerán delante de ti. Las reconocerás como momentos de tu propia vida, y te darás cuenta de que todos aquellos momentos están conectados. Cada momento de tu vida ha culminado en este mismo momento, y sólo cuando te des cuenta de ello, podrás continuar. Pero no te preocupes, porque este es un lugar sin tiempo.

Una vez que hayas aceptado tu destino, una puerta aparecerá frente a ti. Al cruzarla, habrá una sola habitación con una puerta cerrada en el otro extremo, estará bloqueada por un obstáculo. Una vez que entres, la puerta por la que entraste se cerrará de golpe, y una persona se materializará en frente tuyo. Confundido, te pedirá una explicación, pero a pesar de tu respuesta, una pelea comenzará inevitablemente. Si, en cualquier momento durante la pelea, el estómago de tu oponente es revelado, verás que tu nombre está inscrito en él. Lo que esto significa, sin embargo, no se puede decir.

Esta batalla será uno de los pocos momentos de tu vida que no están sujetos a algún guión, y estarás consciente de la realidad, ya que incluso los movimientos de tu cuerpo, se sentirán mucho más difíciles de lo habitual. Afortunadamente, lo mismo se aplica a tu enemigo. En caso de ganar la batalla, la puerta al otro extremo de la habitación se abrirá, y el obstáculo desaparecerá. El destino ha perdido su poder sobre ti en este punto, y lo que te va a pasar más allá de esa puerta está más allá del conocimiento de cualquier ser, pero puedes estar seguro de que las posibilidades de sobrevivir sin el destino de tu lado son cuestionablemente las mejores. Sin embargo, si eres es un alma muy afortunada, es muy probable que llegues a una puerta muy antigua y podrida. El pomo de la puerta estará en el suelo, oxidado desde mucho tiempo atrás, se ha caído de su lugar. Un solo empujón es todo lo que se necesitas para abrir esta puerta, y una nube de polvo se elevará desde el suelo donde caerá.

Después de que el polvo se asiente y entres en la habitación, estarás en una cueva de tierra. Una pequeña ventana, si se puede llamar así, proporcionará luz suficiente para ver a tres figuras en el centro de la habitación. verás que la figura de la izquierda y la de la derecha, se acercan a ti, han muerto desde hace muchos años. Una piedra se encuentra alojada en el cráneo de una de ellas, y la cabeza de la segunda cuelga en un ángulo incómodo, con el cuello claramente roto. La figura del centro, sin embargo, aún vive, a pesar de su apariencia, lo que indica claramente que este ser debe haber muerto hace siglos. Una vieja bruja, por lo que es la figura central, tiene un solo ojo. No un ojo normal, parece brillar con un resplandor de otro mundo. Hazle una pregunta, y sólo una pregunta, para que no termine con tu vida de una manera tan horrible que tus peores temores parecen ser una bendición en comparación con lo que vendría: "¿Qué es lo que ves?" Ella responderá a su propio ritmo, y la impaciencia de tu parte despertará toda la fuerza de su ira sobre ti. Cuando por fin hable, será con voz torturada. Ella te dirá que lo ve todo, pero que te ha perdido de vista a partir de tu última batalla.

Viendo que tu eres una amenaza, te atacará, con velocidad y fuerza que parece imposible para su cuerpo decrépito. Debes actuar rápidamente, pues un golpe de ella, te destruirá por completo. Toma la caja que recibiste antes y ábrela. Se advierte sin embargo, que el contenido de esa caja, que una vez estuvo vacía, no es apto para el ojo humano, y si los tuyos están abiertos cuando sea abierta la caja, tu existencia terminará de la manera más terrible. Una vez que abras la caja, escucharás sonidos sobrenaturales. Cuando cesen, ciérrala y abre tus ojos, pero no antes de un momento. Mirando a tu alrededor, nada habrá cambiado, excepto la anciana. El tiempo la ha puesto al día, ya que ahora está tan muerta como las otras dos figuras en la sala. Su ojo no estará a la vista.

Ahora tienes dos opciones. Abrir la caja por segunda vez, revelará un objeto que te otorga el poder de controlar el pasado, presente y futuro del mundo, con excepción de la sala en la que estas, y las que pasaste después de tu última batalla. Sin embargo, si haces esto, serás atrapado en este espacio para toda la eternidad, sin salida concebible. Tu segunda opción es salir de la habitación y enfrentar cualquier horror que te enfrente para lograrlo. En cualquier caso, el destino ya no tiene ningún control sobre tu vida. No mucho tiempo después, descubrirás la repugnante carga que realmente es controlar tu propio destino.

El objeto que ahora se encuentra dentro de la caja es el objeto número 76 de 538. Hay algunos que son conscientes de su existencia. No debe caer en las manos equivocadas.


The Holder of Divinity (El Holder de la Divinidad)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o de casa a mitad de camino que puedas llegar por ti mismo. Al llegar a la recepción, pide a visitar al "Holder de la Divinidad". Repite esto dos veces más antes de que el trabajador responda. Él endurecerá su expresión, mirando hacia arriba durante unos segundos antes bajar su mirada, sus ojos tendrán un color indescriptible. A continuación, debes seguir al trabajador, manteniendo los ojos en el suelo, pisando donde el pisa, con la mayor exactitud posible. Si no sigues sus pasos exactamente, nunca encontrarás tu camino de nuevo.

Cuando el trabajador se detenga, da la vuelta y mira hacia arriba. Resiste cualquier tentación de mirar hacia atrás a partir de ahora. Te encontrarás frente a una puerta, con una daga roja en el centro. Agárrala del mango, y sentirás un dolor increíble, arrastrándose lentamente por tu brazo, luego a través de todo tu cuerpo, hundiéndose más y más profundamente en tu cuerpo. Si en algún momento sueltas la daga, el dolor nunca se irá, incluso después de tu muerte. Una vez que el dolor llegue a tu corazón, debes sentir un repentino aumento de fuerza demoníaca. Arranca la daga de la puerta y ésta se abrirá, y el dolor desaparecerá de la misma forma que la daga se separa de la puerta.

Debes correr a través de la puerta y a través de un pasillo largo, que finalizará en una sala circular, extrañamente iluminada. Ve directamente al hombre en el centro. Estará de rodillas, de espaldas a ti, en profunda oración, completamente en la sombra, pero rodeado de un resplandor dorado. Si termina su oración antes que llegues a él, tu alma eterna no valdrá un centavo.

Una vez que llegues hasta él, presiona la daga en su garganta y pregúntale, "¿Qué es lo que ellos enseñan?" Comenzará a cantar en respuesta. No trates de comprender sus palabras, pues en tu estado, te destruirán. Escucha sólo la palabra "sacrificio". Tan pronto como oigas esta palabra, introduce la daga en su garganta. Su sangre se filtrará en la daga, transformándola, y la sala se llenará de luz. Te encontrarás de pie sobre el techo del edificio en el que iniciaste, con una pluma de color blanco puro.

Esa pluma es el objeto 77 de 538. Debes protegerla a toda costa, pues su destino es ahora el tuyo.


The Holder of the Rails (El Holder de los Rieles)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier estación de tren, cerca de donde vivas. Este Holder pondrá a prueba tu paciencia y si eres impaciente, solo conseguirás ser masacrado. Una vez allí, acércate al oficial que está más cerca de ti y pide ver a "El Holder de los rieles". Si ves una mirada de duda y miedo en la cara del oficial, estás en el lugar correcto, pero si ves una mirada de codicia y lujuria en su rostro, sal corriendo de la estación y no te detengas. Escucharás un sonido inhumano detrás de ti, como el sonido de un perro rabioso que te persigue, pero no mires atrás, porque si lo haces, verás el rostro distorsionado y ahora horriblemente demoníaco del oficial, que te producirá un miedo paralizante en todo el cuerpo y hará que te detengas, y él se alimentará de ti por el resto de la eternidad, sintiendo todo como si recién empezara una y otra vez. Sigue corriendo hasta que el sonido desaparezca o hasta que el mismo acto de respirar se sienta como si tus pulmones van a reventar. Afortunadamente te desmayarás. Cuando te despiertes, el oficial se habrá ido y uno nuevo estará en su lugar, en la estación.

Si estás en el lugar correcto, el oficial te llevará a un ascensor. Antes de que se abran las puertas, cierra los ojos. Oirás una campana, espera 5 segundos, luego da 3 pasos hacia adelante. Haz un giro de 180 grados, y mantén los ojos cerrados. El funcionario se subirá contigo y pulsará un botón. Nunca sabrás en qué piso vas a terminar, por lo que no te preocupes. Sucederá lo mismo una y otra vez: Viajarás en el ascensor durante horas, yendo hacia abajo. Escucharás la campana y la puerta se abrirá. El oficial te preguntará: "¿Es aquí donde quieres ir?", NO respondas y NO abras los ojos. Luego de un momento, el oficial lanzará un suspiro y las puertas se cerrarán. Pasarás a otro piso y un zumbido resonará en lugar de la campana. El oficial dirá: "Fin de la línea".

Da 7 pasos y espera 30 segundos antes de abrir los ojos. Estarás en un pasillo largo y oscuro paredes blancas y sucias de sangre. No tomes atención a esto y camina. Camina con rapidez, pero no corras. Los demonios escondidos en las sombras aman las presas rápidas, y poco a poco su olor los volverá locos del hambre.

Al llegar al final, habrá una puerta sin picaporte. Empújala y estarás de pie en la parte superior de una escalera mecánica. Parecerá que descienden a las tinieblas sin fin, pero no dejes que tu mente dude y no dejes que tu valentía se quiebre.

Has llegado hasta aquí, no hay vuelta atrás. Oirás una voz que te urge que bajes, ve hasta el final. Descender, tomará 7 días. Si oyes un grito que viene de atrás tuyo, camina por la escalera mecánica a una velocidad normal. Cuenta los 20 primeros pasos en voz baja. Una vez que digas '20 ', deja de contar, pero no dejes de caminar. Oirás pasos fuertes detrás de ti, que coinciden con tus pasos, a veces adelantándose un poco, a veces retrasándose. No reduzcas la velocidad, no aumentes la velocidad, no mires hacia atrás, y no hables. Los pasos sonarán como botas golpeando metal y esto llegará a ser muy molesto. Sin embargo, mantén tu ritmo y no falles.

Después de 20 minutos de descenso, llegarás a la plataforma. Los pasos que escuchabas, se detendrán y sentirás una presencia detrás de ti. Da la vuelta y encara a tu perseguidor. Si es una mujer, con un pañuelo en la cabeza, estás a salvo por ahora. Pero, si se trata de un hombre que es por lo menos 2 pies más alto que tú, tírate a la vía del tren y éste pasará instantáneamente terminando con tu vida en el acto, este será un destino mucho más acogedor que lo que te esperaba si te quedaras.

La mujer te sonreirá y se acercará para darte un beso. Deja que lo haga. Ella te agradecerá que la acompañes en su recorrido por la escalera. En ese momento, hazle la pregunta: "¿A Dónde voy?" Ella gritará y se alejará, y te rogará que no continúes. Te confesará su amor por ti y envolverá sus brazos alrededor tuyo. Pregúntale una vez más, con dureza en tu voz. "¿A dónde voy?" Si te tira hacia atrás, empujándote a los rieles, ora para que el tren pase rápido y se lleve tu vida antes que la mujer llame a sus pequeños demonios. Por más pequeños que parezcan, ellos entrarán en tu cuerpo y te comerán desde dentro hacia afuera.

Si ella se aleja de ti y llora, acaríciale la mejilla y dile, suavemente, que la amas. Ella te empezará a contar, de una forma muy extraña, el lugar donde se encuentra el último y más fuerte de los Holders. Hazle la pregunta: "¿Cómo voy a saber cuando esto sucederá?" Cuando abra su boca para contestar, el tren llegará, haciendo sonar su bocina y despertará a todos los demonios de tus peores pesadillas. Bajarán en estampida por la escalera mecánica, la rabia arde en sus monstruosos ojos. Corre tan rápido como puedas al vagón principal del tren. Las puertas de éste vagón, serán las únicas abiertas. La mujer estará en el asiento del conductor, mirándote con tristeza en sus ojos. No sostengas su mirada, pues te encantarán y harán que olvides tu misión.

Los demonios te desgarrarán de a poco y cada día te ayudarán a sanar sólo para volverte a hacer daño.

Acércate al asiento donde está la mujer y presiona el único boton en el panel. Esto hará que el tren empiece a moverse y sellará todas las puertas. Ahora, puedes mirar a la mujer. Hazle la pregunta nuevamente: "¿Cómo voy a saber cuando esto sucederá?" Ella comenzará a aparecerse y desaparecerse en intervalos, hasta que finalmente, se desvanecerá con una sonrisa. Su espíritu es libre ahora. Sin embargo, la estación que te rodea, empezará a derrumbarse y el tren, acelerará su marcha, fuera de control. Las luces se pondrán rojas y una voz demoniacamente horrible te responderá.

"Cuando el sol brille en la noche,
Y la luna ilumine el día,
cuando el diablo corra al cielo,
y Dios a su guarida,
cuando las plagas regresen de nuevo,
y los primogénitos perezcan,
cuando lluevan rayos y truenos,
y la Tierra, cielo sea,
Cuando se enfríe el fuego y el agua se queme,
Cuando las nubes rodeen y las montañas se agiten,
y los gritos se silencien y el silencio sea sonido,
y los ángeles caigan del terreno fundido,
El Holder Legión habrá surgido. "


La voz hablará despacio. Deberás correr al último coche del vagón de control y tirar de lo que parece una palanca con una joya incrustada. Una vez que tires de ella, sácala del panel y verás que es una daga.

En el lugar donde estaba el botón, en el primer coche del vagón principal, habrá un corazón. Apuñala el corazón y cierra los ojos, Grita lo más fuerte que puedas "Yo lucho por las almas que se perdieron en esta prueba, esto es por ellos!". Entierra la daga en el corazón y escucharás un chillido fuerte.

Tus ojos se abrirán y estarás en la estación más cercana a tu casa. Estarás sentado en una de las bancas de la estación con la daga en tu regazo. Ya que es ilegal llevar armas en un tren, es posible que debas ocultarla al salir. Habrá un taxi rojo con puertas negras y una bocina en el capó. Ve hacia el, pon tu mano en la manija de la puerta y cierra los ojos. Entra, no hables, ni abras los ojos. Cuenta hasta 10 en tu interior y abre los ojos. Estarás en el sofá de tu casa. Si miras en tu mesita de noche, verás una foto de ti mismo junto con la mujer en la estación. Ustedes dos se abrazan y se ven alegres, y de repente, una profunda tristeza caerá sobre ti. De repente sabes que has perdido al amor de tu vida, el amor que nunca tuviste.

Mira la daga.

La daga es el objeto 78 de 538. Sólo perforará un solo corazón, el de su propietario. Ahora es tuya, y te toca a ti decidir si la vas a usar.


The Holder of the Flesh (El Holder de la Carne)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o centro de rehabilitación que puedas llegar por ti mismo. Al llegar a la recepción, mira a tu alrededor con cuidado. Busca a algún trabajador que este almorzando. Busca a uno que parezca estar lleno o que casi haya terminado, POR NINGÚN MOTIVO te acerques a uno que no haya comido, pues si haces eso, te convertirás en su comida. Pide al trabajador por ver al "Holder de la carne".

Con voz apagada, y con la boca llena de comida, te dirá que te dirijas hacia una vaca muerta en el centro de la habitación que antes no estaba allí. La vaca está panza arriba, con una gran herida abierta desde el cuello hasta la entrepierna. El trabajador, por medio de gestos, te indicará que entres por aquella abertura.

A medida que entres en la vaca muerta, sentirás como si te deslizaras dentro de un tubo estrecho y carnoso. Trata de mantenerte en una sola posición, pues, si te mueves en exceso, hará que seas expulsado del tubo violentamente hacia una boca con grandes dientes, que masticará tu cuerpo hasta que no seas más que pulpa. Si has salido por el lado correcto, caerás al suelo de una catedral adornada de huesos, carne y órganos. Ojos de muchos tamaños te observarán desde muchos puntos. En la parte de atrás, el piso se arquea un poco hacia arriba y hacia abajo, como una caja torácica,y que contiene enormes pulmones y un gran corazón.

Insertado en la pared del fondo habrá un frasco de vidrio grande, que contiene un cerebro gigante, palpitando en los fluidos contenidos en el frasco. Los nervios largos y gruesos cuelgan como telas de araña a su alrededor y se extienden a las paredes a lado de él y por encima del techo.

Sin previo aviso, dos brazos, grandes y muy largos y musculosos, con dedos con garras, saldrán de las paredes. Ambos brazos te agarrarán, por más que intentes huir. No podrás escapar de sus manos. El cerebro no responderá a nada de lo que digas o hagas, a excepción de una pregunta. Si no la haces o no puedes hacerla, los brazos te romperán poco a poco, obligándote a permanecer con vida y a sentir cada momento de dolor, mientras eres reensamblado en la estructura de la catedral viviente. Nunca del todo muerto, pero nunca del todo vivo, incapaz de gritar, pese a que lo desearás tanto, destinado a vivir en la catedral viviente durante toda la eternidad.

La pregunta que debes hacer, antes de sufrir ese cruel destino es, "¿Por qué ellos desprecian la vida?".

Inmediatamente, el cerebro abrirá tu cráneo, pero no sentirás dolor. Tomará una pequeña parte de sí mismo, y la insertará en tu cerebro. A continuación, te darás cuenta, en el detalle más minucioso, cada trozo y cada pieza que hace a la vida, vida. Todo el conocimiento de la humanidad, los logros y el progreso logrado, será absolutamente inútil en comparación con lo que se te revela. Esto ha llevado a muchos a la locura, y si tampoco puedes manejar esto, compartirás esa suerte, arañando tu propio cerebro y dispersando tus pensamientos a través del cosmos, para no volver a juntarse de nuevo.

Debes mantener la concentración y la calma, pues esta información, muy posiblemente es el secreto más celosamente guardado en todos los universos conocidos y desconocidos y nunca se debe compartir con nadie más que con un dios verdadero, para evitar la desaparición temprana de la especia humana.

Si consigues mantenerte cuerdo, el cerebro te dejará ir. No pierdas tiempo, pues el cerebro siempre está tentado a añadir más carne a su catedral. Escapa por donde llegaste, y al deslizarte, te detendrás en un lugar sin salida, es un lugar seco. Te darás cuenta que te encuentras bajo las sábanas de tu cama.

Ese pedazo de conocimiento es el objeto de 79 de 538. La vida es lo que haces de ella, así que hazlo bien.



The Holder of Extravagance (El Holder de la Extravagancia)


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier escuela o universidad grande que puedas encontrar. Después de localizar el mostrador de recepción, camina hacia él y pide ver a alguien que se lo conoce como "El Holder de la extravagancia". La recepcionista se mostrará imperturbable, incluso un poco aburrida, como si esa pregunta se ha vuelto tan común como para convertirse en rutina.

Cansada, se levantará y te llevará por los pasillos del edificio. Verás muchas docenas de objetos ilimitadamente fascinantes y llamativos, pero no debes detenerte o disminuir tu marcha para examinar cualquiera de aquellos objetos, pues el grupo de "estudiantes" que te ha estado siguiendo tendrá la oportunidad de saltar sobre ti, y nunca verás el exterior otra vez. En su lugar, concéntrate en seguir a la recepcionista.

Finalmente, llegarás a una puerta y ella hará un gesto para que ingreses, hazlo, se cerrará la puerta detrás de ti. No trates de abrirla, pues los "estudiantes" mencionados anteriormente, esperan del otro lado.

Te encontrarás en el salón de clases de Historia, pero es más aburrido que cualquier otra clase en la que jamás hayas estado. No hay carteles en las paredes, los estantes están desprovistos de libros, y hay muy pocos pupitres y están vacíos. Una profesora está sentada en el escritorio al frente de la clase, lleva un traje gris claro, y está clasificando unos papeles. Todo esto, hace que te de mucho sueño y quieras dormir, pero ten cuidado, si lo haces, tendrás pesadillas que no tendrán fin. Tampoco interrumpas a la profesora en su labor, ella se siente sobrecargada de trabajo para lo que recibe como pago, y si la molestas, podría colapsar.

En cambio, ármate de valor y toma asiento. Tercera fila desde la puerta, segundo pupitre. Sentarte en cualquier otro lugar llevará a tu inminente desaparición en los eventos subsiguientes. Escucharás sonidos del otro lado de la puerta, producidos por los "estudiantes" que van llegando. No dirijas tu mirada en dirección a la puerta, ni a los seres que van entrando, ninguno de los "estudiantes" quiere hacerse notar, y todos ellos ya están atrasados. Simplemente mantén tu mirada fija hacia adelante.

De alguna manera, todos ellos logran sentarse sin que la maestra se dé cuenta, y empieza la clase. Tan dolorosa en su descripción, escueta, sin adornos de enseñanza.

Un cuaderno y un lápiz, han aparecido en tu escritorio, rápido, empieza a tomar notas, antes que la maestra se de cuenta y te repruebe. Y no querrás perder esta clase, créeme. Los hechos son tan descriptivos que duelen, pero no debes por ningún motivo interrumpirla.

Después de un momento, anunciará una prueba. Acéptala. Estará escrita en un idioma que parece de otro planeta, y sobre lugares y personas a las que no creo que jamás hayan existido. Mantén la calma, escribe tus notas sobre las primeras preguntas. Al llegar a la pregunta cuatro, toca suavemente el hombro del chico que está delante tuyo, sigilosamente, no querrás que la profesora se de cuenta, pregúntale, "¿Cuándo estaba destinado a suceder?"

El chico, mirará nerviosamente a la maestra, a continuación, hará garabatos en un trozo de papel y te lo pasará. Léelo de forma rápida y memoriza lo que dice, es la ubicación, en detalle, del objeto escondido. Pero en el momento en que quites tu mirada del papel o intentes moverte, verás que la profesora te habrá descubierto y se desatará el infierno.

La sala, de repente, se vestirá de la mayor opulencia que jamás hayas visto, y los estudiantes y la profesora, revelarán su verdadera forma. Terroríficos a la vista, pero debes saber que tienen las mismas fortalezas y debilidades que los humanos normales.

En toda la escuela, la ilusión se ha roto, y tendrás que alcanzar el objeto, dondequiera que esté, antes que los estudiantes logren atraparte.

Usa cualquier método que se te ocurra para alcanzar el objeto: violencia, asesinato, engaño, no hay nada prohibido y nada es sagrado. No habrá repercusiones, pero si las hubiera, no serían por ningún motivo, peor que lo que sucederá en caso de que los estudiantes te atrapasen. Ve hacia la ubicación que memorizaste y verás el objeto, pues salta a la vista entre la opulencia: un paquete del tamaño de una lata grande de sopa, envuelto con un papel marrón y atado con una cuerda. Un sobre de papel está atado también a la cuerda. Tómalo, a continuación, busca el baño más cercano. Abre tu camino hacia él, y luego cierra la puerta.

La puerta se bloqueará, y se mantendrá así, pero no por mucho tiempo. Rápidamente, toma el sobre y deslízalo bajo la puerta, el sobre es lo que los atrae. Verás que el baño tiene tres lavabos, abre la llave del agua caliente en dos de los sumideros y la del agua fría en el otro. Luego, dirígete hacia las máquinas secadoras de manos. Hay tres. Respira profundamente, y, con un golpe fuerte, presiona el botón, de la máquina que prefieras.

Todo se volverá negro por un rato. Si has pulsado el botón equivocado, la oscuridad se desvanecerá, sólo por un momento, para que puedas ver lo que los estudiantes están a punto de hacerte. Nunca es igual, pero siempre es un dolor insoportable, y no podrás mantener la cordura el tiempo suficiente para presenciar tu muerte.

Pero si has pulsado el botón correcto, despertarás tumbado en el suelo de una parada de autobús de una carretera, que está a media milla de los límites de la segunda ciudad más grande que hayas visitado. Siéntate, frota tus ojos. Estás solo, y por el momento, seguro.

Desenvuelve el paquete, tiene un sorprendente número de envolturas.

Sigue desenvolviendo hasta que encuentres una envoltura de papel de regalo verde. Detente en este punto y mira a tu izquierda, verás un encendedor barato en el banco, junto con suficiente dinero para tomar el autobús a la ciudad.

Tómalos, guarda el dinero en el bolsillo. Has una pila con el papel marrón y quémala. La envoltura verde protegía el objeto de la envoltura marrón y no querrás que ésta exista cuando finalmente descubras el objeto.

Cuando la pila no sea más que ceniza, desenvuelve la capa final y tírala a la basura. Ahora sostienes una batería de un extraño color dorado. Levántate rápidamente, el autobús se acerca, y no querrás verte como un bicho raro, sentado en el suelo en lugar de estar sentado en la banca.


La batería es el objeto 80 de 538. Nunca se agotará, pero si la pones en algún dispositivo, dicho dispositivo no funcionará con ninguna otra batería, salvo aquella.

_______________________________________________
My soul in a song:
 



Volver arriba Ir abajo
james123
Gantzer avanzado
Gantzer avanzado
avatar

Mensajes : 580
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 21/03/2011
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100


MensajeTema: Re: The Holders   Mar Ago 09, 2011 4:20 pm

O_O muy7 nbueno me demore un poco enleer todo pero me gusto mucho es mas me gustaria ir a preguntar haber si pasa ahaha esta buena la idea para rol aunque esta incompleta
Volver arriba Ir abajo
ReyDingo
Admin/Master
Admin/Master
avatar

Mensajes : 626
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 29/10/2010
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100

GP GP : 0

MensajeTema: Re: The Holders   Mar Ago 09, 2011 8:49 pm

estan en plena traduccion yo ahora mismo estoy traduciendo unos documentos que estan relacionado con los holders

_______________________________________________
My soul in a song:
 



Volver arriba Ir abajo
Daisuke
Admin/Master
Admin/Master
avatar

Mensajes : 1009
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 04/11/2010
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
100 / 100100 / 100

GP GP : 4 pts

MensajeTema: Re: The Holders   Mar Ago 09, 2011 9:35 pm

No jodas weon solo copias y pegas, léelo solo xD
Volver arriba Ir abajo
ReyDingo
Admin/Master
Admin/Master
avatar

Mensajes : 626
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 29/10/2010
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100

GP GP : 0

MensajeTema: Re: The Holders   Mar Ago 09, 2011 10:08 pm

ZeCr4ft escribió:
No jodas weon solo copias y pegas, léelo solo xD

STFU! noob, calla si no sabes.

_______________________________________________
My soul in a song:
 



Volver arriba Ir abajo
Daisuke
Admin/Master
Admin/Master
avatar

Mensajes : 1009
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 04/11/2010
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
100 / 100100 / 100

GP GP : 4 pts

MensajeTema: Re: The Holders   Mar Ago 09, 2011 10:14 pm

Nadie lo lee... seguro solo unos contados ¿2 o 3?... esto aburre ZzZzZzZz.

* Se va y borra el tema * (?)
Volver arriba Ir abajo
Asassin!
Gantzer especialista
Gantzer especialista
avatar

Mensajes : 1268
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 09/06/2011
Localización : En un pueblo muy lejano... detras de una montaña
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100

GP GP : Tokio: 12

MensajeTema: Re: The Holders   Miér Ago 10, 2011 12:05 am

No lo borres =D!... lei el primero de hay no quise XD!

Volver arriba Ir abajo
Tequila
Gantzer avanzado
Gantzer avanzado
avatar

Mensajes : 823
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 29/07/2011
Localización : R´lyeh, junto al difunto Cthulhu.
Vida Vida :
100 / 100100 / 100

Traje :
0 / 1000 / 100


MensajeTema: Re: The Holders   Miér Ago 10, 2011 5:43 pm

Quiero ir a una institucion mental -3-

Pero no conosco una :C
Si en algun momento aviso que encontre una y despues no vuelvo a postear por 2 meses enciendan una veladora a mi nombre x3
Volver arriba Ir abajo
Asassin!
Gantzer especialista
Gantzer especialista
avatar

Mensajes : 1268
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 09/06/2011
Localización : En un pueblo muy lejano... detras de una montaña
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100

GP GP : Tokio: 12

MensajeTema: Re: The Holders   Miér Ago 10, 2011 8:39 pm

A unas 7 cuadras de mi casa hay un loquero =D!
Volver arriba Ir abajo
Tequila
Gantzer avanzado
Gantzer avanzado
avatar

Mensajes : 823
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 29/07/2011
Localización : R´lyeh, junto al difunto Cthulhu.
Vida Vida :
100 / 100100 / 100

Traje :
0 / 1000 / 100


MensajeTema: Re: The Holders   Miér Ago 10, 2011 8:56 pm

Ve a verlo!! Tal vez asi nos deshacemos de ti sabes si es un mito o realidad!
Volver arriba Ir abajo
Asassin!
Gantzer especialista
Gantzer especialista
avatar

Mensajes : 1268
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 09/06/2011
Localización : En un pueblo muy lejano... detras de una montaña
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100

GP GP : Tokio: 12

MensajeTema: Re: The Holders   Miér Ago 10, 2011 9:56 pm

... preguntare por un holder facil =P!
Volver arriba Ir abajo
Tequila
Gantzer avanzado
Gantzer avanzado
avatar

Mensajes : 823
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 29/07/2011
Localización : R´lyeh, junto al difunto Cthulhu.
Vida Vida :
100 / 100100 / 100

Traje :
0 / 1000 / 100


MensajeTema: Re: The Holders   Miér Ago 10, 2011 10:07 pm

Bueno! Suerte, Assasin gusto conocerte!
Volver arriba Ir abajo
ReyDingo
Admin/Master
Admin/Master
avatar

Mensajes : 626
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 29/10/2010
Vida Vida :
100 / 100100 / 100


Traje :
0 / 1000 / 100

GP GP : 0

MensajeTema: Re: The Holders   Vie Ago 19, 2011 9:41 pm

The Holder of the Simplicity (El Holder de la Simplicidad)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier escuela o universidad grande que puedas encontrar. Al llegar a la recepción, pide ver al "Holder de la simplicidad". Si la recepcionista lanza un grito ahogado, pone sus manos sobre sus oídos y cierra los ojos, has llegado al lugar correcto y puedes sentirte libre de preguntar de nuevo. Pero, si simplemente te ignora y escribe algo, estas condenado.

Después de preguntar por segunda vez, la mujer se tranquilizará y te pedirá que la sigas.

Te llevará por un camino incierto, avanzando por los interminables pasillos de la escuela. Cuenta el número de giros a la derecha que realicen, después de siete giros a la derecha, escóndete en las sombras sin que ella lo note, de tal forma que siga caminando. Si no haces esto, no tendrás otra oportunidad de escapar, y quedarás atrapado en los interminables pasillos para toda la eternidad.

Si tienes éxito, y despistaste a la mujer, pon tus manos en tus bolsillos y localiza una tabla de anuncios. Habrá un cúmulo de anuncios coloridos en él, con una gran variedad de atractivos dibujos y descripciones de actividades muy emocionantes. No te distraigas en ellos, intentan ocultar el anuncio que realmente buscas. Localiza una hoja de papel blanco, casi completamente cubierta por las otras. Toma nota del número de habitaciones en la que se realizará esa actividad, luego, mira la hora en que se realizará. La fecha será siempre la del día en curso, pero si anuncia un día ya pasado, entonces es demasiado tarde, te han atrapado, y nada puedes hacer para evitarlo.

Si aun no se cumple el plazo, empieza a buscar el aula. Ninguna de las indicaciones montadas en la pared son las mismas, y el sistema de numeración es terriblemente al azar. Es muy probable que nunca encuentres el lugar, y te pierdas en la búsqueda por los pasillos interminables, mientras los cazadores te buscan.

Pero si por algún milagro logras encontrar el aula, prepara un arma y alístate para lo que viene. Si no llegas a tiempo, la puerta se cerrará de golpe, y nada podrás hacer para abrirla nuevamente. Si llegaste a tiempo, entra corriendo, con el arma preparada.

Una clase de biología, muy decorada, te dará la bienvenida. El trabajo de pintura de la sala, es un asco, colores rancios, y todo mal pintado. Afiches cubren las paredes, carteles con imágenes de criaturas imposibles y malditas. Libros en idiomas oscuros, esparcidos por el suelo. Sin embargo, la habitación está vacía, casi.

En el otro extremo de la habitación, un estudiante se sienta encorvado sobre una mesa en la que está una de las criaturas de los carteles, mientras él la disecciona frenéticamente con bisturí de hoja larga.

Tienes que hacer la pregunta correcta, o hará a un lado la criatura y buscará un nuevo objeto al cual diseccionar... TU. Grita, con todas tus fuerzas: "¿Por qué no sucedió aquella vez?"

El estudiante va a gritar, horriblemente, y girará alrededor. El tiempo parece lento, y en un segundo te dirá la historia de horas de duración del por qué no ocurrió aquella vez, y todas las cosas que han ido mal a causa de ello. Cuando termine, la criatura sobre la mesa se levantará y lo atacará, rompiéndolo en pedazos, en cuestión de segundos. Su calculadora volará desde la posición en que se encuentran, agárrala rápidamente, pero no te atrevas a encenderla.

Con el arma que tengas, cualquiera que sea, apunta a la cabeza de la criatura y dispara a matar, o de lo contrario te hará lo mismo que hizo con el estudiante. Gira hacia la puerta, el resto de la clase ha llegado. Todos llevarán sus equipos de disección, pero tu has destruido su único sujeto y ahora quieren reemplazarlo contigo.

Batalla tu camino para salir de aquella clase. La forma de la institución ha cambiado. Donde una vez habían interminables pasillos grotescamente pintados, ahora habrá una única pasarela de hormigón, que se extiende sobre un pozo de fuego y llega a una puerta de acero. Lucha para llegar a aquella puerta, haz lo que sea necesario para llegar. En el momento en que agarres la manija, todo se volverá blanco. Cierra los ojos.

Cuenta hasta cinco y abre los ojos otra vez. Estarás sosteniendo la manija de la puerta del vestuario de la última escuela a la que hayas asistido. Ábrela y entra al vestuario. Saca la calculadora del estudiante de tu bolsillo, enciéndela, y presione la tecla "Entry".

Aparecerá un número. Tira la calculadora y busca el casillero con ese número. El casillero estará desbloqueado, ábrelo.

La piedra de afilar en el interior es el objeto 81 de 538. Cuando la utilices en cualquier hoja, estará siempre afilada, y nada podrá resistirse a su filo.

Ya que estás en aquel lugar, aprovecha las duchas de los vestuarios. Definitivamente necesitas una ducha luego de esta aventura.

The Holder of Purity (EL Holder de la Pureza)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier escuela o universidad grande que puedas encontrar. Localiza la sala de espera y pregunta si "El Holder de la Pureza" asistió a clases aquel día.

Si el trabajador asiente con la cabeza, tu destino está sellado, ellos saben que eres un buscador, y nada podrás hacer para alcanzar si quiera la puerta principal, si huyes no llegarás mas lejos que eso. Sin embargo, si el trabajador niega con la cabeza y vuelve a su trabajo, estás a salvo, por el momento.

Pasa tu mirada por todo el lugar donde te encuentras. No importa cómo se veía antes, ahora esta muy bien decorado, con cortinas delicadas sobre las paredes. Mira a tu alrededor hasta que visualices una puerta que sobresale en el diseño, una puerta burdamente construida, de madera podrida. El mango se está oxidando. Insectos, de toda especie, se arrastran por la madera.

Inmediatamente después de ver la puerta, cada fibra tuya querrá irse y no verla de nuevo. Pero si realmente deseas seguir con esto, debes superarlo y caminar hacia ella. Los estudiantes, maestros y el personal tratará de llamar tu atención, tratando de conseguir que hagas algo, cualquier cosa, con tal de que no abras aquella puerta, debes ignorarlos. Llega allí lo más rápido que puedas y ábrela.

Echarás un vistazo a aquella aula oscura y retorcida, antes de que algo invisible te atrape. escucharás los gritos de los estudiantes y profesores, fuera del aula y tu invisible captor te llevará al interior de ella.

No serás capaz de ver nada durante unos cinco minutos. Para suerte tuya.

Una luz de color verde pálida revelará tu posición actual, estarás atado a la mesa de un enorme taladro negro. más arriba, en la oscuridad, escucharás un gemido. El taladro estará encendido, y tu captor lo bajará de a poco, con la enorme broca dando vueltas hacia ti.

Cualquier ruido, cualquier acción, hará que tu captor grite y baje el taladro de golpe. A pesar del enorme daño que te podría causar, no vas a morir, lo que hará que tu captor se enoje más. Subirá nuevamente el taladro, luego te moverá de tal forma que el taladro apunte a una zona diferente de tu cuerpo y lo bajará de golpe nuevamente.

Sólo una pregunta evitará que vivas aquella tortura sin fin: "¿Por cambiaron?"

Las luces se encenderán, y el taladro se apagará. Cierra tus ojos y no los abras de nuevo.

Tu captor lanzará un suspiro, y luego dará una respuesta tan simple que parece imposible que nadie lo haya averiguado ya. Escucharás un movimiento rápido, y el taladro encendiéndose por última vez. No importa lo que hagas, el dolor, esta vez, será insoportable.

Grita y abre los ojos. Estarás tumbado en un banco en el nivel superior de un estacionamiento a dos millas de la escuela. La parte de tu cuerpo que fue golpeada por el taladro, seguirá palpitando de dolor y estará hinchada más de lo que puedas creer. Siéntate y mira la supuesta hinchazón, un objeto sujetado con cinta se soltará y caerá al suelo.

Tienes ahora en tus manos el mango oxidado de la puerta que viste en la institución, es el objeto 82 de 538. Anhela volver a estar en su lugar, pero su destino es otro.


The Holder of Corruption (El Holder de la Corrupción)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier escuela o universidad grande que puedas encontrar. Acércate a la recepción, y pregunta por quién se hace llamar "El Holder de la corrupción". La persona en la recepción mirará hacia abajo y empezará a gritar. Cierra los ojos con fuerza, no querrás ver lo que está haciendo.

Cuando deje de gritar, abre los ojos.

Estarás en una habitación pequeña, oscura, con paredes de madera. Habrá una puerta sólida de cobre y madera detrás de ti. Camina hacia la puerta, golpea dos veces, y ábrela. Estarás en el lugar al que llamas hogar, pero distorsionado terriblemente. Lo reconocerás, pero te será difícil encontrar el camino. Todo estará podrido y en descomposición. Insectos, ratas y todo tipo de cosas horribles vagan por la casa. Notarás que está enterrada, grandes bloques de tierra tapan las ventanas, por lo que todo está oscuro. Es mejor que lleves una luz. Si no, no verás las paredes, pasearás por el resto de tu existencia en la oscuridad, incapaz de morir, o de sentir cansancio.

Si llevaste una luz, estás de suerte. Encontrarás rápidamente tu camino a la habitación de tus padres o, si no vives más con ellos, a tu propia habitación. En la cama verás el rostro retorcido de tus padres, en un solo cuerpo. desnudo y untado con sustancias horribles, basura, heces, sangre, vómito. Ellos estarán farfullando, horriblemente, tu nombre. No reacciones a esto, en absoluto. Si lo haces, te unirás a ellos como una sola persona, y tu mente y tu cuerpo será absorbido lentamente, durante miles de años. Solo conocerás el tormento, y el tormento de todos los que han muerto.

En su lugar, mira resueltamente a sus ojos, y pregúntales: "¿Por qué ha sucedido esto?"

En este punto, se dividirán en dos cuerpos, y te contarán, de principio a fin, y del final al comienzo, al mismo tiempo, el por qué sucedió. Será una historia horrible, porque parecerá que todas estas cosas que sucedieron son culpa tuya.

Lo más probable es que enloquezcas por la culpa. Si no lo haces, sin embargo, los dos cuerpos producirán un reloj de arena, y lo colocarán en el suelo. Agradéceles y levántalo, suavemente, con ambas manos.

Despertarás en el lugar al que llamas hogar, tirado en la habitación que tenga la mayor cantidad de ventanas. Serán las 3:32 de la mañana. Ninguna luz entrará por las ventanas hasta que llegue el amanecer.

El reloj de arena es el objeto 83 de 538. Cuando la arena de uno de los extremos, se vacíe, todo comenzará. Esto no debe ocurrir jamás.

The Holder of the Dreams (El Holder de los Sueños)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o centro de rehabilitación en que puedas llegar por ti mismo. Al llegar a la recepción, pide visitar a alguien que se hace llamar "El Holder de los sueños". La persona detrás del mostrador te mirará con ojos penetrantes, diciéndote que esa persona no está allí. Pregúntale a él o a ella, dónde puedes encontrarlo, y Te será entregada una llave con un número en ella.

Sal del edificio, en la calle, ve hacia el norte. Si la calle no va al norte o al sur, ve hacia el este, hasta que la calle gire hacia la izquierda, y puedas dirigirte hacia el norte. Sigue caminando hasta que veas un hotel. Tal vez nunca has oído hablar de él, tal vez nunca te diste cuenta de que estaba allí, pero este es tu destino. Entra en el hotel, no hables con nadie, ni respondas a ninguna pregunta por parte del empleado en la recepción o de los huéspedes.. Mira el número de la llave, y encuentra la puerta del dormitorio a la que pertenece.
Una vez que la encuentras, abre la puerta. Entra en la habitación, y cierre la puerta.

Tendrás que esperar al menos hasta el atardecer, cuando las primeras estrellas aparezcan en el cielo. Apaga tu celular, no enciendas el televisor, y deshazte de cualquier objeto que pueda producir sonidos. Sin cambiarte de ropa, acuéstate en la cama, y cierra los ojos. Incluso aunque no tengas sueño, tu mente se apagará, y dormirás pronto. Piensa en cosas buenas mientras mantienes los ojos cerrados, pues si llegas a pensar en algo malo o a sentir miedo, será demasiado tarde. Ellos sabránn que estás ahí.

Si todo va bien, te despertarás la mañana siguiente. Sal del hotel sin dar explicaciones, vuelve a tu casa y reanuda tu vida, pero debes estar preparado. Has completado, sin saberlo, un pacto. Aceptar este camino traerá horribles consecuencias.

Tres personas que conoces van a morir en los próximos días. Van a morir de una forma tan horrible y repugnante que jamás hubieras imaginado que fuera posible. Ante esto, debes reaccionar de una forma normal, como si no sabias que pasaría. Ve a los funerales, llora por ellos. Continúa con tu vida. No trates de volver al hotel o al asilo, o será lo último que harás, y al conocer tu destino, desearás morir de la misma forma en la que murieron aquellas tres personas cercanas a ti. Pues eso sería menos horrible.

Después de una semana - siete días completos - verás la muerte de la tercera persona. No habrá manera de evitarlo. Será la persona que tu más quieres, y no importa cuánto intentes quedarte solo aquel día, aquella persona ira a ti, sin saber lo que le espera. No importa cómo llegará a donde estés, aquella persona estará ahí. Cuando esto ocurra, serás incapaz de salvarla, no debes evitar ver su muerte o cerrar los ojos, pues si lo haces, sufrirás su misma suerte.

No debes gritar, o reaccionar. Sólo mirar. Cuando todo haya terminado, cuando no quede nada, más que el cadáver mutilado del ser a quién tanto quieres, sentirás que una mano toca tu hombro. No des la vuelta, o aquel ser se aferrará a tu cuello, y tu muerte será lenta y dolorosa. La figura detrás de ti, preguntará "¿Lo disfrutaste?"

No contestes. En su lugar, pregúntale "¿Cómo puedo proteger a mi ser querido?"

La mano sobre tu hombro se elevará y apuntará al cadáver. Acércate a el, y verás una tenue luz que viene desde el interior de su pecho ya en descomposición. Agáchate y quita un pequeño dije plateado de su carne. No te preocupes en comprobar si es como has oido que es, ya que nunca es el mismo para cada persona. Una vez que hayas hecho esto, se escuchará un grito agudo, y el suelo bajo tus pies se desvanecerá. Manten bien agarrado el dije, no lo dejes caer , o caerá en la oscuridad.

Despertarás en la habitación del hotel. Consulta el calendario. Esos siete días fueron un sueño. No pasó nada en absoluto, y tus amigos y familia están sanos y salvos. Sin embargo, tu tendrás el dije en tus manos.

El dije es el objeto 84 de 538. Dáselo a quién tu más quieres, podría ser su única esperanza de salvación, para lo que se viene

The Holder of Sorrow (El Holder de la tristeza)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o centro de rehabilitación al que puedas llegar por ti mismo. Al llegar a la recepción, pide visitar a alguien que se hace llamar "El Holder de la tristeza". El trabajador fruncirá el ceño y se morderá los labios. Vacilante, te llevará a lo profundo de las instalaciones hasta llegar a una puerta de hierro, oxidada. La puerta se abrirá para ti, y deberás entrar en la oscuridad en completo silencio. Una vez dentro, el trabajador cerrará la puerta y la bloqueará desde afuera.

Oirás los gritos de muchas almas torturadas a pocos metros de ti. En caso de que los gritos paren en cualquier momento, rápidamente debes gritar al tope de tus pulmones, "No siento lástima por ti!" Si ellos no vuelven a gritar, reza por una muerte rápida, ya que es inútil correr. Sin embargo, si los gritos regresan, sigue caminando hacia adelante en la oscuridad. Sigue caminando hasta que veas un resplandor tenue de luz delante de ti. Una vez que la veas, inmediatamente detente y mira aquel resplandor.

Tendrás la tentación de mirar las caras de los seres atormentados colgados en las paredes, y ellos pedirán y llorarán por tu ayuda. No debes responder a sus gritos, porque si apartas tus ojos de la luz, tu mente se romperá al instante e instintivamente intentarás arrancarte los ojos.

La luz revelará a un hombre de pie, de espaldas a ti, y su presencia hará que los gritos disminuyan. Solo responderá a una pregunta: "¿Quién se salvará cuando ellos se junten?" Él girará para ver tu mirada, y responderá tu pregunta con absoluto detalle. No interrumpas su discurso. Lo que te sucederá si lo haces, no puede ser descrito ni por el criminal de mente más enferma y retorcida en la historia del mundo.

Cuando termine, te entregará lo que parece una roca ordinaria. luego se alejará de ti, y con él, el resplandor de la luz misteriosa. Las siguientes palabras comenzarán a sonar en tu mente: "El que esté sin pecado, que tire la primera piedra." Cierra tus ojos y cuenta hasta diez. Al abrirlos estarás de pie delante de la recepción en la institución.

La piedra es el objeto 85 de 538. Sólo podrá ser lanzada cuando todo se junte.

The Holder of the Lens (El Holder del Lente)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o centro de rehabilitación al que puedas llegar. Al llegar a la recepción, pide visitar a alguien que se hace llamar "El Holder del lente". La recepcionista no reconocerá tu solicitud en un primer momento, pero debes seguir preguntando. Cuando levante la cabeza, ella te dará una mirada inquisitiva, y te preguntará si estás seguro. Si tienes alguna duda en tu mente, no tendrás éxito, ella te dará la espalda y se alejará en silencio y no regresará jamás. Pero si no dudas de tu inminente victoria, ella lo notará y sonreirá suavemente, luego te llevará hacia una puerta detrás del mostrador.

La puerta se abrirá y verás una sala de color gris, muy angosta, con espacio apenas suficiente para que los dos puedan pasar. Habrán grandes espejos, colocados a intervalos a lo largo de las paredes, reflejándolos a los dos a lo largo del camino, debes mirar en cada uno de ellos al pasar. Si uno de los espejos no refleja a la recepcionista, comienza a orar, pues ya no te queda mucho tiempo en este mundo. Sin embargo, si eres tú quien no se refleja en uno de los espejos, para y gira para mirar a la mujer. ella dará la vuelta y empujará a un lado el espejo, revelando un cuarto oscuro. Asegúrate de darle las gracias antes de entrar en el interior, los poderes en este lugar no toleran un visitante grosero.

El espejo se deslizará silenciosamente en su lugar, cubriendo el ambiente de oscuridad, y una voz comenzará a murmurar palabras sin sentido a sí mismo por un tiempo indeterminado. Cuando se detenga, debes indicar con calma: "Estoy aquí sólo para ver a un amigo." Si vuelves a escuchar la voz, no será un susurro, sino un rugido de ira que destruirá tu cuerpo, dejando tu alma consumirse lentamente por el Holder.

Pero si la sala empieza a iluminarse, entonces captaste su interés.

Te encontrarás en una pequeña habitación con poca luz, con una sola silla en el centro de la luz. Quédate quieto, no hagas nada hasta que una voz te pida que te sientes, hazlo. El Holder te hará muchas preguntas, y tu debes contestar con la verdad, sin ningún intento por aclarar los detalles. Mentirle, hará que salga su demonio, y tu querrás evitar eso por ahora.

Cuando haya terminado, él te agradecerá por tu honestidad, y querrá saber por qué has ido donde él. Pregúntale: "¿Puedo ver tu cara?" El Holder reirá amablemente, y un par de lentes caerán en tu regazo. Tómate el tiempo para pensar en aquello que consideras lo más importante para ti, y luego ponte los lentes.

Ahora verás la habitación en su totalidad, rezumando sangre pestilente en cada centímetro de cada superficie, salvo el lugar donde ilumina la luz. No te pares hasta que el Holder te lo pida, y cuando lo haga, salta sobre la silla inmediatamente. La luz se apagará, y la sangre llenará el vacío que había en la zona donde estaba alumbrado, pero todavía será capaz de ver en la oscuridad a través de los lentes. Mira directamente delante de ti, y pide educadamente, ver el rostro del Holder de nuevo

La sangre en la pared se partirá como una cortina, y una figura emergerá. Si se trata de otra que no sea lo que pensaste antes de ponerte los lentes, quítatelos rápidamente y tiralas a un lado. Si eres lo suficientemente rápido, la oscuridad se partirá para revelar la puerta de la institución por la que llegaste; considérate muy afortunado. En caso de que no seas lo suficientemente rápido, entonces tu sangre se añadirá a la del cuarto lentamente, muy lentamente.

Sin embargo, si es lo que pensaste, baja de la silla. Tus pies tocarán la sangre, pero no te hundirás. Da cinco pasos hacia adelante y para. Aquello que pensaste, cualquier cosa o persona que sea, se moverá para alcanzarte. Da tres pasos más, y espera a que el objeto/persona se mueva de nuevo, entonces da un solo paso. Esta vez, cuando el objeto se mueva, cierra tu puño y golpea con toda la fuerza que puedas reunir. La superficie cederá y se romperá como vidrio, dejando al descubierto un cráneo flotando, con trozos de carne podrida que todavía se aferra a su rostro.

Saca tu mano inmediatamente, y no examines las heridas que se produjeron por el golpe. Agradece al Holder con la mayor cortesía posible. A continuación, te preguntará, con respiración horrible, si deseas ver tu cara.

Cortésmente declina a su proposición, y comienza a alejarte. Te colocará una mano en tu hombro, e insistirá en su petición. Ahora, pregúntale: "¿Cómo pueden ver?" La mano entonces te empujará hacia abajo con fuerza, y te hundirás en el suelo ensangrentado. Al hundirte, pulsa tu mano en tu cara, y mantén los lentes en su lugar. Ellos son todo lo que te protege ahora.

Verás decenas de espantosas imágenes, pasando por tu visión a medida que desciendes. En todo esto, no debes apartar la vista de estas escenas, por más aterradoras que sean, ya que una de ellas eres tu.

Al pasar por tu propia imagen mutilada, alcánzala y tócala. El mar de sangre se disipará, reemplazado por una completa oscuridad. Cuando aparezca una puerta, ábrela. La luz será cegadora, pero te encontrarás a salvo, en uno de los baños de la institución. Recuerda que debes decir "Gracias", pues el Holder ha disfrutado de tu compañía.

Los lentes que llevas puestos son el objeto 86 de 538, los Ojos de Claridad.

Cuando llegue el momento, podrás ver lo que ellos ven.

The Holder of Youth (El Holder de la Juventud)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad de camino que encuentres. Al llegar a la recepción, pide visitar a alguien que se hace llamar "El Holder de la Juventud." El encargado ahogará una risita infantil y se levantará de su asiento, haciendo un gesto para que lo sigas. Hazlo, pero no muestres ninguna emoción que no sea molestia, ya que hay criaturas que te miran, esperando una oportunidad para borrar tu mente.

El asistente te guiará a través de las instalaciones, saltando alegremente y girando pasillos a su antojo. No te molestes en tratar de recordar el camino, eso es irrelevante. Después de lo que se sentirá como horas de marcha, llegarán a una habitación vacía y frenará bruscamente, anunciará que han llegado. Síguelo y cierra la puerta con firmeza, él esperará a un lado, meciéndose con cautela sobre sus talones, luego irá hacia la puerta, abriéndola con una pequeña sonrisa.

A través de la puerta, verás una pradera exuberante, llena de vitalidad y de vida. Sigue a tu guía y detente cuando él lo haga. A continuación, echará una mirada nerviosa a su alrededor, y se inclinará hacia ti con temor en sus ojos, dirá una sola palabra, luego saldrá por la puerta y la cerrará. No debes olvidar esa palabra.

Camina hacia delante con pasos firmes, manteniendo un rostro enojado, los guardianes saben que no perteneces aquí, pero tendrán mucho miedo de enfrentarte. . . por ahora.

Continúa caminando hasta llegar a un círculo de flores, entra en él. Las flores se marchitarán de golpe, con excepción de unas pocas.

Del lado donde no se marchitaron las flores es la dirección por la que debes caminar, ve hacia esa dirección, da 44 pasos, luego detente, gira a la derecha, y camina otros 44 pasos. Cuando te detengas por segunda vez, da un giro completo. Debes estar en un bosque denso y frondoso. Si no es así, entonces los guardianes han reunido su valor, y ningún poder en aquel lugar podrá salvarte.

Al llegar, inmediatamente da tres pasos hacia atrás, deberías estar bajo un árbol de gran tamaño. Las ramas se enredarán en tu cuerpo y te mantendrán atrapado, no luches. No importa cuanto se contraigan, no debes mostrar dolor, pero mantén tu cuerpo hacia adelante, pues el árbol puede intentar aplastarte contra sí mismo. Cuando el árbol te suelte, varios niños saldrán de entre los arbustos, riendo y jugando, ajenos a tu presencia, y formarán un círculo alrededor del árbol.

A medida que comienzan a bailar alrededor de él, van a cantar en voz agradable, una canción infantil tonta, haciendo que los árboles de alrededor tiemblen de risa. Hagas lo que hagas, no hables o suavices tu cara, espera a que los niños hagan una pausa y se sienten para recuperar el aliento. Uno de ellos finalmente se dará cuenta de tu presencia, y preguntará qué estás haciendo allí. Diles que deseas ver al Padre. Ellos se quedarán asombrados. En caso de que comiencen a reír, tu muerte llegará pronto, por criaturas que no hay palabras para describirlas.

Diles una vez mas, severamente, que deseas hablar con el padre, y su líder agachará la cabeza con tristeza, murmurando cosas de ti. Se pondrá de pie, y dejará a los demás. El resto empezará a hablarte y a hablar entre ellos, pero tu no debes mirarlos ni escucharlos, ni incluso pensar en nada que puedan decir de ti, lo único que ellos quieren es romper con tu máscara de enojo para castigarte. Si dejan de hablar, debes decirles: "Dejen de quejarse y disfruten su existencia". Debes sonar tan amenazador como sea posible, ellos volverán a hablar. Nadie sabe lo que pasa si se quedan en silencio.

Cuando el otro niño por fin llegue, se sentará de nuevo, y una figura alta y arrugada saldrá de la espesura. Te mirará fijamente, con rostro demacrado y con un enojo que debe coincidir con el tuyo. Exijirá saber por que, de todos los lugares, has ido a aquel. Míralo y pregúntale, "¿Acaso eso importa realmente?" La figura suspirará, y empezará a quejarse sobre la estupidez de la juventud; permanece en silencio, pues no son bien recibidas las interrupciones. Cuando finalmente termine, te volverá a preguntar, por qué estás aquí. Pregúntale: "¿Qué eran antes de esto?

Los ojos del anciano brillarán de comprensión, se sentará en una piedra cercana y empezará a hablar. Te dirá, con todos los detalles posibles, lo que eran antes de que todo empiece, cuando todavía había una pizca de bondad en ellos. Explicará, con voz fuerte, los tiempos más tranquilos, y hablará de los acontecimientos que provocaron su caída. Cada ilusión, cada sueño aplastado será descrito por él.

Mientras el anciano habla, el verde a tu alrededor se convertirá en tierra muerta, ennegrecida, árboles podridos y vegetación sin vida. No cambies tu expresión, y mantén tu mirada en el anciano.

La historia terminará con "Mira lo que le han hecho a mis hijos?" Las pequeñas figuras que estaban sentadas a tu alrededor serán ahora cadáveres pútridos, con destellos de tristeza en sus rostros putrefacto, rogando por ser liberados. Todos ellos se pondrán de pie , y se acercarán a su padre, mientras te dicen que su hambre debe ser saciada.

Ahora, en tu voz más alta, grita la palabra que te dijo el empleado. Si la has olvidado, o la pronuncias mal, pasarás el resto de la eternidad como la comida de los niños muertos.

Di la palabra, correctamente, y todos ellos deberán caer al suelo, tapándose las orejas, y las ramas del árbol se romperán. Toma el mayor trozo de madera que puedas encontrar, corre hacia el anciano y apuñálalo en el cuello con la madera. A medida que se ahoga con su propia sangre, sostendrá una rosa. Tómala, mientras la oscuridad te rodea, obligándote a ahogarte y morir como el anciano.

Cuando sientas como si tus pulmones se van a reventar, encontrarás una puerta que te llevará al lugar al que llamas hogar, entrarás en ella, mientras te falta el aire y apretando la flor en tu mano húmeda y fría.

Esa rosa es el objeto 87 de 538, un recuerdo triste. Representa la pureza que una vez exisitió, y que no exisitrá otra vez.


The Holder of Void (El Holder del Vacío)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad de camino que puedas encontrar. Al llegar a la recepción, pide ver a alguien que se hace llamar "El Holder del Vacio". El trabajador te mirará como si hablaras en otro idioma. Repite tu solicitud una vez más, las veces que sean. El trabajador se pondrá de pie, visiblemente alterado, y hará un movimiento para que lo sigas. Hazlo, pero mira tus pies y cuidadosamente cuenta tus pasos. Una vez que tu pie haya dado el paso número 64, detente . El trabajador habrá desaparecido.

Gira a tu izquierda, y golpea tres veces en la puerta frente a ti. Si no hay respuesta, da la vuelta y haz lo mismo en la puerta detrás de ti. Si todavía no hay respuesta, entonces este juego no era tu juego, por tanto, vagarás por los pasillos de la institución por el resto de la eternidad.

Pero, si una voz infantil te pide que entres, abre la puerta en silencio y entra. Será una habitación sencilla, pintada de un color azul como el océano. Habrá un niño en el centro de la habitación, sentado en una mesa, jugando lo que parece ser una mezcla entre un juego de mesa y solitario. El niño te mirará con ojos increíblemente negros, ojos que parecen penetrar tu alma y más allá. Te preguntará, sin dejar de mirarte, "¿También quieres una carta?"

Los próximos momentos decidirán tu destino

Mira a sus ojos, pero no hagas ningún sonido. Respira tranquilamente. Él finalmente suspirará, y volverá a su juego. Sacará una carta de la pila sobre la mesa.

Si la carta tiene una imagen en ella, el niño suspirará de nuevo, y tirará la carta al suelo. La imagen en la carta, cobrará vida, huye, si lo deseas. Si tienes suerte, morirás de inanición y de deshidratación antes que la criatura, increíblemente grotesca, te encuentre en las salas de la institución.

Pero, si la tarjeta está en blanco, pregunta en voz alta y autoritaria: "¿Por qué se destruyeron?"

El niño te penetrará con su mirada una vez más, como examinando tu existencia. No trates de ocultar nada, ni luches. Los poderes de este Holder son más de lo que parece, y es muy posible que pierdas la cordura si te resistes.

Si aun estás cuerdo cuando termine este "examen", tendrás mucho sueño. Una vez más, no luches contra este sentimiento.

Despertarás en la cama, en el lugar que llamas hogar, con un objeto pequeño, redondo, nacarado en tu mano.




Este objeto es el 88 de 538. Jugaste el juego y ganaste, pero serás tan afortunado cuando se reúnan todos?

The Holder of the Heart (El Holder del Corazón)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad de camino que encuentres. Al llegar a la recepción, pide visitar a alguien que se hace llamar "El Holder del Corazón". En caso de que una expresión de falta de interés se dibuje en la cara del trabajador, se persistente y pregúntale de nuevo, pero con un tono más decidido. No dejes que el tono de tu voz se desvanezca en ningún momento. Ellos saben que estás allí, y no dudarán en matarte. Una vez que se rinda y se levante de su escritorio, síguelo. Se detendrá en un pasillo muy extraño. Te entregará una máscara que tiene la mitad de una insignia extraña en un lado mientras que el lado opuesto es toda negra. Lo mejor será que te pongas la máscara antes de entrar, ya que no querrás que vean tu cara, ellos muy bien podrían identificarte entre un grupo grande de gente bastante bien. El trabajador estará allí, pero no te va a ayudar.

Una vez que llegues al final del pasillo, verás una puerta de madera del estilo de la época de los campesinos, reyes y caballeros. Llama dos veces, y di esto exactamente: "Deseo estar completo, no es mi intención molestar" En caso de que digas algo diferente, la puerta se abrirá de golpe, rompiéndose en pedazos, y no querrás saber lo que está del otro lado. Pero, si has dicho lo correcto, la puerta se abrirá poco a poco, y serás impulsado por una fuerza desconocida. No te moleste en mirar hacia atrás, porque no hay nadie. Llegarás a un gran claro, y la puerta por la que entraste, habrá desaparecido. Mira a tu alrededor, Verás un gran castillo, o lo que quedaba de él, más allá de un claro enorme. Camina hacia él, manteniendo tu máscara en todo momento. Es lo único que te protege.

Pasarán días, incluso semanas, antes que llegues al castillo, sigue caminando hasta que llegues a una puerta cerrada. Llama dos veces, y di: "He venido por mi corazón"

Un panel corredizo en la puerta se abrirá, revelando esferas brillantes de color ámbar en la oscuridad. Pregunta esto: "¿Tienes lo que busco?" Preguntar cualquier otra cosa, hará que la puerta se abra. No podrás escapar de lo que está del otro lado.

Si haces la pregunta correcta, escucharás un gruñido, significa que tienes acceso al pasillo. Entra, la puerta se cerrará. La criatura que tenía aquellos ojos como esferas brillantes, no estará por ningún lado. Es mejor así, por tu propio bien.

En aquel pasillo, todo es seguro, por lo que eres libre de quitarte la máscara y mirar alrededor. En el muro izquierdo del pasillo, habrá un hermoso mural que representa acontecimientos muy raros y peleas. En el muro de al fondo, te verás a ti, pero no tendrás rostro, y detrás de ti habrá una horda de cosas innombrables. No grites por lo que verás en el muro derecho, pues, ni siquiera la máscara podrá protegerte.

Echa un vistazo a tu máscara después de ver el muro de la pared derecha. La insignia de la máscara debe representar tu propósito para la búsqueda de este Holder. Ahora debes mirar el espantoso mural y decir en un susurro: "Quiero borrar este momento". Un poco de pintura y algunos pinceles aparecerán junto a ti, tienes que pintar la insignia de la máscara con los colores apropiados. En caso de que no coincidan los colores o ignores por completo este paso, hará que los demonios, se den cuenta, y sepan quien eres. Una vez que hayas terminado y estés listo para recibir el objeto, toma una larga mirada a la insignia de la máscara. Tendrás que recordar su nombre una vez que estés cara a cara con el Holder, cuando ya puedas reconocerlo sin problemas. Ponte la máscara y ve a la puerta al final del pasillo. Golpea tres veces, y di: "quiero ocultar la luz del sol."

Decir otra cosa, hará que la puerta se cierre, mientras que la puerta por la que entraste, se romperá, y ni el más santo será capaz de salvarte de tu destino. Si dices la frase correcta, la puerta se abrirá, y los murales en las paredes en el pasillo desaparecerán, excepto el símbolo que pintaste. Cierra la puerta detrás de ti y asegúrala con el mayor número de mecanismos de bloqueo que encuentres. La sala a la que has entrado tiene garabatos en las paredes, con palabras que muestran un críptico mensaje que apunta a otro, y otro, y otro.

No te molestes en tratar de entender estos mensajes, esto te dejará loco y tu comprensión de la vida se derrumbará en pedazos. En cambio, mira al Holder que está detrás de ti. Está sentado en el suelo, escribiendo algo incoherente con una pluma y tinta carmesí. Parece que le queda muy poca.

No importa cuánto tiempo tome, espera hasta que la tinta se agota. Interrumpirle dará lugar a que la pluma sea clavada en tu pecho y tu sangre será drenada de tu cuerpo y será usada como suministro de tinta para el Holder. Cuando termine de escribir y todo su tinta se haya agotado, pregúntale, "¿Por qué los inocentes son los primeros en sufrir? " Él se levantará, mirándote directamente con ojos muy rojos y tan cerca de ti que podría rasgarte la máscara. A continuación te explicará, en gran detalle, las tragedias y muertes de personas que conoces, personas que no conoces, y personas que desearás nunca haber conocido. Cuando haya terminado, dará un paso atrás y te preguntará que es lo que eres. Si no entiendes la pregunta y das la respuesta incorrecta, desearás que los demonios del exterior te hayan alcanzado primero.

Tu respuesta debe ser "Soy un ______!", con el blanco como el nombre de la insignia de la máscara. A continuación, va a reaccionar horriblemente, su piel se derretirá y sus ojos caerán, de forma que sus globos oculares, colgarán de sus membranas, hasta que, finalmente, se desprenderán. Su pelo se caerá, y su lengua se arrancará con fuerza.

Su carne, o lo que que queda de ella, ahora es toda de tono negro y su tamaño podría hacer que incluso el más grande demonio tiemble, pero no te acobardes de su forma verdadera, él sólo ataca a los cobardes. Con orgullo en tu voz, grita otra vez tu respuesta, y él hará un agujero en el techo. Una luz brillante resplandecerá sobre él, y el Holder se fundirá en un pequeño charco de líquido negro.

Todo lo que queda de él es un llavero pequeño, con un corazón rojo brillante colgando de uno de sus extremos. Delante de ti, aparecerá una puerta blanca, estará abierta. Rápidamente recoge la llave y entra por la puerta con los ojos bien cerrados, tan duro como puedas. Por cerca de un minuto, sentirás una sensación como de que caes. No abras los ojos, por que no querrás saber por dónde estás cayendo, y si lo llegas a saber, quedarás atrapado allí para la toda la eternidad.

Cuando estés boca abajo en lo que parece ser cemento, y sientas un calor en tu cuerpo, puedes abrir tus ojos. Ahora estás fuera de la institución o casa a mitad de camino, la misma a la que fuiste a buscar el objeto.

La máscara que llevas se caerá, y se quemará por un fuego negro quedando nada más que cenizas, para ser arrastradas por el viento.

El llavero es el objeto 89 de 538. Cuando hayas descubierto su propósito, tendrás una oportunidad de acabar con todo.

The Holder of the Seeker (El Holder del Buscador)

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o casa a mitad de camino que puedas encontrar. Al llegar a la recepción, pide visitar a alguien que se hace llamar "El Holder del Buscador".

Una mirada aburrida se extenderá a través de su cara y te preguntará, "amigo o familiar?" mientras busca en sus papeles. Responde con prontitud, pero con calma, que tu eres "Aquel que busca". Te dará una mirada que te dará a entender que te encuentras en una situación comprometedora. Aunque, de hecho es así pues estás comprometido desde que decidiste emprender este viaje. El secretario te dirá que te retires, alegando no tener tiempo para bromas. No insistas. De hacerlo, serás escoltado por los guardias, y perderás toda oportunidad de conseguir lo que buscas.

Levántate para salir, y pon tu mano en la puerta del edificio. Recuerdo claramente que muchos de los que han buscado a este Holder, han llorado amargamente en este punto, aunque dudo que tú lo harás. Grita con todas tus fuerzas, con una voz lo suficientemente fuerte como para sacudir las piedras: "Yo sé que son reales! No dejes que esto termine aquí !"

Sentirás una mano en tu espalda. Tal vez te toca el hombro o el brazo, o tal vez te tira de tu pantalón. Gira para ver quién llama tu atención, no habrá nadie. Te encontrarás en una choza destartalada. Si un aire prohibido parece alejarte de ella, has encontrado el lugar. Si deseas ahorrarte los innumerables horrores de los 2538 objetos, da marcha atrás. Nadie va a pensar mal de ti. Sin embargo, si eres valiente, toca la puerta de plástico forrado.

La puerta se deslizará hacia atrás, revelando a una mujer hermosa en un vestido elegante. Sus ojos tendrán ojeras por falta de sueño, y estarán rojos de tanto llorar por muchos, muchos años. Te preguntará si realmente crees en ellos. Dile la verdad, porque si mientes, se sabrá, y tu búsqueda terminará allí.

Si dices la verdad, y le gusta tu respuesta, entonces te invitará a entrar. Quítate los zapatos una vez dentro. Es una maniática del orden y se enfadará si ensucias la alfombra. El interior de este destartalado lugar es opulento, adornado con mármol, madera, oro y sedas finas.

No toques nada mientras te escolta en su salón. Especialmente, los cristales. Una vez dentro de la sala, siéntate en una mesa pequeña, mientras ella se sienta frente a ti. Esta mesa tiene forma de bagua (mesa de 8 lados) , con una bola de cristal en el centro y las patas incrustadas con imágenes de los otros objetos. No los mires. No toques la bola. Ya habrá tiempo para eso. Ella te hará preguntas, preguntas profundas sobre tus oscuros secretos. Preguntas que pondrán al descubierto todos tus pecados y fallas. Si empieza a llorar, debes saberlo, ella llora por ti, y llora por sí misma. No la consueles.

Después de un momento, ella tocará la bola de cristal. Haz lo mismo. Te preguntará tu nombre completo. Díselo. Tu nombre aparecerá en la bola de cristal. Te pedirá tu fecha de nacimiento. Dásela. También aparecerá en la bola. Te preguntará por tus títulos, tus seudónimos, tus apodos. Todos aparecerán en su bola de cristal. Cuando te pida que te levantes, hazlo, y síguela a su dormitorio. Aquí, ella pondrá ropa en la cama y saldrá, sin soltar la bola de cristal. Desnúdate delante del espejo. No dejes un solo anillo en tu dedo, o en tu oreja. Debes estar completamente desnudo. Pon tu ropa en la chimenea que está apagada. Vístete con la ropa que ella puso para ti. Tu destino estará sellado por los colores de las prendas.

Acuéstate en la cama. No te acuestes de lado o boca abajo, porque si lo haces, te quedarás allí por toda la eternidad, no podrás dormir, pero experimentarás cada pesadilla que alguna vez tuviste. Permanece inmóvil durante cuatro minutos y trece segundos. Si llegas a moverte al menos un poco, no vendrá. Cuando lo haga, estará usando la misma ropa que tu. Se verá siempre tan hermosa.

Esta es tu última visión de la verdadera belleza, antes de tu largo viaje de horror. Lanzará tus zapatos en la chimenea, y ésta se encenderá, quemando toda tu ropa y tus pertenencias. Luego se acostará a tu lado en la cama, alisando tu cabello como una madre lo haría a su hijo. Mira ésto en silencio, mientras cientos de sirvientes grotescos entran en la habitación. No los mires a sus ojos, llenos de dolor. No hagas caso a sus quejas. Porque si lo haces, harán sonidos que, lenta y dolorosamente, fundirán cada uno de tus huesos.

Lo peor está por venir. Cuando todas tus cosas no sean más que cenizas, ella se volteará e introducirá su mano en ti. Pinchará tus músculos y nervios. A veces te parecerá que hurga en tu médula. A continuación, se levantará en toda su altura y dirá: "Sabes lo que tienes que preguntar, pregunta"

Pregúntale "¿Soy el Elegido para buscarlos?"

Este podría ser tu último momento con tu mente, corazón, alma y cuerpo intacto. Ella probablemente comience a llorar cada vez más fuerte. Sus lágrimas caerán en tu pecho. Tu sabes que cada mentira tuya, ha sido descubierta aquel día. Criatura tonta, ¿cómo podrías mentirle a ella?

Ella podría mirarte con lástima, porque has llegado de tan largo viaje y has experimentado horrores inimaginables, e incluso, le has dicho la verdad, pero no eres el Elegido. Ella se disculpará por lo que te ha hecho y por lo que has sido forzado a hacer. A continuación, te preguntará: "¿Quieres olvidar?" Puedes responder de tres maneras. Si dice que sí, todas tus pertenencias te serán devueltas. Estarás de regreso en tu casa, y no tendrás ningún recuerdo de los Holders, los objetos, o los horrores que has presenciado en la búsqueda de ellos. Si dices que no, como algunos lo han hecho, su casa desaparecerá. No tendrás ropa ni pertenencias, pero tendrás el conocimiento de los objetos, así como cualquier objeto que ya hayas recogido. Si lo que buscas es recogerlos para tu beneficio personal, esta es tu opción a elegir.

Sin embargo, puedes decir "No, pero me gustaría ayudar al elegido". En este caso, te indicará el nombre y la ubicación del Elegido. Debes inmediatamente buscarlo, contarle todo, y darle los objetos que hayas encontrado. Después de esto, como en la respuesta "sí", serás devuelto a tu casa con todas tus pertenencias y sin recuerdo de los Holders.

Esto es en caso de que no seas elegido.

Sin embargo, si ella se agacha y te besa en los labios, y tu prenda toca su prenda de vestir, Sabrás que has sido elegido. Ella te dirá de los Holders perdidos. Te dirá el orden correcto en el que debes acercarte a ellos, de modo que puedas buscarlos. Y mediante la búsqueda de ellos, buscarlo a Él. Luego, te susurrará al oído tu nuevo nombre, tu nombre como el Buscador de los Holders.

Ahora sabrás que cada persona que sabe de ti, no recordará tu nombre, seudónimo o apodo que hayas tenido. Sólo tu nombre como el Buscador de los Holders. Si estás en cualquier institución de salud mental o casa a mitad de camino y le pides al viento que te lleve donde la Novia del Buscador, su casa aparecerá para ti como un refugio para tus problemas.

Ahora Tu eres el objeto 90 de 538, el Buscador de los Holders.

Si los buscas para reunirlos o destruirlos, los que hemos ido antes, rezaremos por tu alma.

No nos defraudes.

_______________________________________________
My soul in a song:
 



Volver arriba Ir abajo
~Spark~
Gantzer avanzado
Gantzer avanzado
avatar

Mensajes : 598
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 17/03/2011
Edad : 26
Localización : Narnia por supuesto
Vida Vida :
100 / 100100 / 100

Traje :
0 / 1000 / 100


MensajeTema: Re: The Holders   Vie Ago 19, 2011 10:55 pm

No, no los lei todos... lei 4 o 5...ahora estoy empesandolos de nuevo y ordenado.

Me gusta XD aunque juro que no entiendo de que va esto, la idea de buscar Holders me llama la atencion

Si!! busque uno, en serio!!

"The Holder of Corruption", Fui a una escuela, a la que tenia que ir lo mismo por unos tramites... antes de irme le pregunte:

"uhm...tiene el Holder de la corrupcion?"

"El que?" Me respondio creo que ofendida por la palabra corrupcion

"Nada...perdone" Le dije con mi mejor cara de Poker Face y juro que no pondre pie en esa escuela...

Sinceramente esperaba que gritara, esperaba el cuarto pequeño *snif*

Pero no importa, me motivaq esta busqueda!!! seguire!!!!
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: The Holders   Sáb Ago 20, 2011 12:00 am

o.o que hueva de leer (?)
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: The Holders   

Volver arriba Ir abajo
 
The Holders
Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Gantz World :: Tematica libre :: Off-Topic-
Cambiar a:  
Crear foro | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Contactar | Denunciar un abuso | Foroactivo.com